SLIDER

LA SEMANA QUE ME DESCARGUÉ EFOOTBALL VARIAS VECES Y NO LO JUGUÉ


Porque las relaciones tóxicas también pueden serlo fuera del ámbito amoroso.




Secuestrado, abducido, síndrome de Estocolmo. No sé muy bien cómo definir lo que siento por Pro Evolution Soccer desde hace unos años. No voy a aburriros con mi vida demasiado, para eso está todo el contenido de Pro Evolution Soccer en este BloJ, que no es poco. Ahí quedan horas y horas de juego, desde que empecé con el International Superstar Soccer hasta nuestros días, con especial mención a ese Pro Evolution Soccer 6 que tan feliz me hizo y al que, por circunstancias de la vida, todavía vuelvo en ocasiones.


Lo que queda de aquello, sólo cenizas.


El último capítulo lo escribimos con aquel lanzamiento desastroso de eFootball del que todavía no me he repuesto. Después de eso, llegó a mis oídos la actualización 1.0. "El juego como fue pensado", sí, solo que medio año tarde. Por eso, impulsado por mi querido Bleak, sumado a la cantidad de reviews que rezaban que PES había vuelto, hicieron que volviera a mirar a los ojos a la bestia. Desbloqueé al PES de mi Whatsapp y le abrí conversación. Fue una noche muy dura.



Habíamos quedado en Steam para que yo lo instalara y volviera a mi vida. Me prometió que esta vez sí, que esta vez sería todo diferente. Tembloroso, ejecuté el juego para comprobar cómo una lluvia de mensajes y tutoriales infames sobre cómo gestionar el MyClub que tanto me horrorizaba poblaban mi pantalla. Me puse la venda una vez más y fui directo a jugar un partido amistoso para ver que, sí, había cambiado, ya no era ese generador de memes que fue su lanzamiento, pero ahora simplemente se había retomado el funcionamiento de los últimos PES, de los cuales ya me descolgué con bastante fuerza, por fortuna.


Así que allí estaba, metiendo un par de goles en el primer tiempo de un partido entre dos equipos de una ridícula cifra entre la que se te deja elegir, con cara de absolutamente nada, noqueado todavía por la maraña de mensajes infames sobre el MyClub. Konami, PES, o como lo queráis llamar, quería robarme esta vez también mi dinero. Recuerdo esa noche como el momento exacto en el que sentí que PES había muerto definitivamente. Lo sentí de verdad, hasta el punto de despertarme al día siguiente y sentir que había muerto una parte de mí. eFootball era ahora su nombre, y sólo era cuestión mía dejar morir a PES, dejar que se fuera definitivamente de mi vida.




No fue fácil. Esa misma semana me descargué eFootball hasta en tres ocasiones más. En ninguna de ellas llegué a ejecutarlo. Sabía que allí me esperaban las desconexiones de los rivales, el lag en los partidos, esos desmarques que solicitas y que acaban con tu jugador andando en lugar de corriendo por un fallo que se arrastra desde hace cuatro años y que no se soluciona porque Konami igual ni prueba su juego, ese cambio automático cuando lo pones en manual, esos rebotes asquerosos con cero reacción. No, no estaba dispuesto a volver a sufrir por culpa del maravilloso recuerdo que tengo en mente de la época dorada de Pro Evolution Soccer teniendo un millar de juegos en mi lista de pendientes.


Así pues, he bloqueado eFootball de mi vida. ¿Que igual lo vuelvo a instalar tres veces cuando le metan el cooperativo? Pues igual sí, pero intentaré que no. De todas formas me queda la tranquilidad de que cada vez que sienta la tentación, tengo que pasar por esos horripilantes menús. A veces pienso que es el PES el que no quiere volver conmigo.

2 comentarios :

  1. Yo también he vuelto a el con la versión 1.0. es el mismo juego que recordaba, pero sin modos de juego. Me descolgué de pes19 cuando primero dejaron de dar soporte al modo myclub y luego, después de jugar muchas temporadas la liga máster, sentí que ya era hora de jugar a otra cosa.
    En este caso, parece que el nuevo planteamiento de efootball da en el clavo al no tener que abandonar el soporte al modo online al sacar la siguiente versión, ya que no habrá siguiente versión.
    El azar (o no) ha querido que justamente este mes la suscripción al psplus regale el fifa22, así que he podido probar y comparar ambos juegos. Lo hice con el recuerdo vivo de lo poco que me ha gustado siempre la saga FIFA pero con la mente abierta, dispuesto a abrazar al juego que todo el mundo tiene en mente como superior, pero me he encontrado un juego que va demasiado fluido, que de una forma totalmente irreal elimina todas tosquedad y deja que todos los jugadores se muevan gracilmente, cambiando de dirección en plena carrera como si no existiera la inercia. Espero que no me tengan entretenido demasiado tiempo, porque tengo al bloodborne esperándome, y no quisiera abandonarlo definitivamente por dos novias que no están a la altura de la gana que les precede

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de lo que hablas, en un Diario de un Gordocheetos conté mi breve experiencia con el FIFA 22 y fue muy positiva. Ahora como dices lo dan en el Plus y también llega a Game Pass, así que lo tengo muy a mano, pero no voy a meterme porque no puedo dedicarle tanto tiempo (ese privilegio lo tiene Rocket League xDD)

      Eliminar