SLIDER

miércoles, 30 de diciembre de 2020

SURVIVAL HORROR. 50 VIDEOJUEGOS DE TERROR - RESEÑA

Varios autores nos traen una antología de juegos de terror cargada de personalidad y buen gusto que se sale de las típicas listas de juegos del género. Echamos un profundo vistazo a este Survival Horror. 50 videojuegos de terror.





Dolmen Editorial nos trae un espectacular libro dentro de su colección Dolmen Games. Estamos ante un recopilación que me ha dejado sorprendido a unos niveles que no esperaba, y que sin duda me ha pillado a contrapié. David Martínez Robles, autor de varios libros y redactor jefe de Hobby Consolas, coordina esta selección de juegos y consigue reunir a una plantilla de redactores de gran nivel. El precioso prólogo de Javier Pérez Campos apela directamente a aquel sentimiento que todos tuvimos cuando presionamos Start para empezar a jugar a Resident Evil, de alguna manera padre "oficial" de los survival horror, y tira de esa nostalgia noventera que trajo consigo aquella generación de juegos de terror que empujaron a la industria hacia una madurez que todavía no había alcanzado. El propio David Martínez nos deja, acto seguido y como maestro de ceremonias, un texto cargado de referencias al mundo del terror que nos da la bienvenida a esta mansión del horror que nos llevará, a lo largo de 50 títulos, por la evolución de uno de los géneros que más ha crecido en las últimas décadas. Un texto introductorio que casará directamente con el epílogo que nos espera a la salida, una vez hayamos atravesado cada una de las 50 "habitaciones".


Cuatro preciosas páginas -a nivel de edición mis favoritas de todo el libro- nos presentan a todos los invitados a esta gran fiesta. Se trata de los autores, a los que les acompaña una pequeña biografía. Es un gustazo ver en un mismo libro nombres tan conocidos, entre los cuales se encuentran periodistas con los que directamente crecí mientras leía sus reseñas de mis juegos favoritos. Así, la lista se compone de los siguientes nombres: Ángel Luis Sucasas, Marcos García "The Elf", César Otero, Juan Rubio, Bruno Sol "Nemesis", Rubén Pajarón, Miguel Ángel Sánchez, Lara I. Rodríguez, Sara Borondo, José Luis Ortega, Álvaro Alonso, David Alonso, Juan García "Xcast", Inés Barriocanal, Alejandro Alcolea y el propio David Martínez. Podríamos pararnos en los méritos de cada uno de estos autores, pero nos ocuparía todo el texto.


Tras estas primeras 16 páginas de puesta a punto, nos esperan nada más y nada menos que 294 páginas de contenido entre las que se distribuyen cada uno de los títulos, a razón de 6 páginas por cada uno de ellos, sin excepción. Es aquí donde se nota más la disparidad que supone elegir un reparto tan amplio para semejante recopilación, y es aquí donde vemos el arma de doble filo, único punto medianamente negativo de un libro que, repito, me ha resultado espectacular a todas luces. Cada autor tiene su propio estilo, y muchos de ellos apuestan por un enfoque más personal, volcándose en las emociones, sensaciones y recuerdos del juego que están tratando. Esto es especialmente notable en los títulos menos recientes. Otros autores le dan un enfoque más objetivo, más cercano a un análisis del juego donde a veces se pasan de descriptivos. Quizá por disfrutar tanto de estos juegos, me sentí mucho más cercano a esos textos más cálidos cercanos a la opinión que a los otros, más analíticos y fríos. Esto, unido al estilo de cada uno, hace que podamos dividir los textos entre buenos y especialmente buenos, porque como digo, es un libro al que le puedo poner muy pero que muy pocas pegas, tanto en contenido como en presentación.


Los textos comparten estructura, aunque dentro de ésta se nota cierta libertad. La primera de las páginas de las seis que componen cada juego, está dedicada a una maravillosa portada a la que le acompañan datos básicos como el año de lanzamiento, la compañía detrás del juego y las plataformas para las que salió. El texto entra en escena con un pequeño párrafo aparte destacado y destinado a la sinopsis del título. Agradezco mucho en estos títulos recopilatorios que los autores no se paren demasiado en la historia del juego, ya que considero que los lectores a los que van dirigidos no tienen tanto interés por la trama del juego en sí y buscan otro tipo de contenido. Esta sinopsis sirve de introducción a un texto sin dividir en categorías, que normalmente guarda una estructura que pasa por un -normalmente- pequeño análisis descriptivo, un vistazo a su producción y lanzamiento y una parte normalmente conclusiva que habla de su repercusión y su lugar en el género. Es en esta última parte donde se suele entremezclar, en algunos textos, con ese extra de opinión que tanto valoro. Algunos autores le dan un tono diferente a la totalidad de su texto, como más teatral, por decirlo de alguna manera, mientras otros apuestan por un tono más templado. Cuestión de gustos.


Sobre la edición, sin duda a la altura. Apuesta por tonos azules a lo largo de todas sus 320 páginas cargadas de imágenes a todo color. La mencionada portada en todos y cada uno de los títulos se ve como un auténtico regalo, ya que está presente desde el primer título hasta el último. Las imágenes que acompañan a los escritos relajan el texto, y también tenemos pequeños añadidos visuales como los encontrados en los pies de página. Mención especial a las primeras páginas introductorias con una excelente maquetación y diseño que lo separa del verdadero protagonista del libro: los juegos.


Porque lo que de verdad marca la diferencia en este libro es su reparto, y no, no hablo de nuevo de las bondades y experiencia de sus autores, estoy hablando de la selección de los 50 títulos como representantes del género.


Soy un amante del terror a todos los niveles, y teniendo en cuenta lo mucho que adoro los videojuegos y el tiempo que le dedico a los mismos, no hay que pensar demasiado para llegar a la conclusión de que los juegos de terror tienen un lugar privilegiado dentro de mí. Tenéis la lista de juegos analizados en El BloJ repleta de estos títulos, y son varios los que han alcanzado puntuaciones altísimas en este espacio donde sacar buena nota implica hacerlo extremadamente bien. En definitiva, me puedo llegar a considerar un experto en el género, y cuando vi por primera vez este Survival Horror. 50 videojuegos de terror, pensé que me iba a encontrar con una lista bastante típica. Al fin y al cabo, si uno se pone a contar los títulos de las grandes sagas, como Resident Evil o Silent Hill, casi es capaz de llenar media lista. Afortunadamente, un vistazo a la contraportada o a su índice de contenido, te saca de dudas.


La lista incluye títulos inesperados, y que a la misma vez merecen un sitio en esta más que decente selección. Es el caso de juegos retro como Splatterhouse o Viernes 13, pero es especialmente valioso a la hora de incluir juegos de culto. Entre la excelente selección podrás encontrar títulos como Deadly Premonition, Koudelka, Eternal Darkness, Forbidden Siren, Cursed Mountain o Rule of Rose. Hay incluso juegos indies en los últimos compases del libro, como es el caso de Lone Survivor, Amnesia: A Machine for Pigs u Outlast, del cual celebro personalmente que se haya incluido también su segunda parte. En definitiva, es un libro cargado de títulos que dejan clara una cosa: no se trata de una recopilación al azar y que intente tirar de nombres, sino que hay verdadero buen gusto por la selección, independientemente de su volumen de ventas o repercusión.


Sin embargo, lo que más valoro de esta selección no es precisamente lo que hay, sino lo que deja de haber. Esto es como una composición musical, acaba siendo más complicado saber dónde ubicar los silencios que dónde ubicar las notas. Por supuesto, sagas como Resident Evil tienen una enorme presencia, como no podía ser de otra manera, pero se incluyen exactamente los títulos que de verdad se merecen un lugar en el olimpo de los juegos de terror. Asi pues, nos encontraremos con Resident Evil 1, 2, 3, 4 y el Remake del primero, para obviar por completo la quinta y sexta entrega además de la montaña de spin offs de la saga, y acabar incluyendo, esta vez sí, un más que obligado Resident Evil 7 entre los elegidos. Lo mismo pasa con los Silent Hill, de los cuales tan sólo se incluyen los cuatro primeros lanzamientos. Otro ejemplo, la saga Dead Space, de tres entregas, sólo tiene reflejada la primera. En definitiva, valoro muchísimo la selección por su personalidad a la hora de elegir juegos, pero sobre todo por su contundencia a la hora de prescindir de otros.


El único apunte que puedo hacerle a esta lista es el típico apunte netamente subjetivo de toda recopilación: "me faltan títulos y me sobran otros". Como soy consciente de lo estúpido que puede ser esto, por obvio, no es algo que quiera destacar demasiado, pero eché especialmente de menos que se incluyera el Sweet Home de NES, por su importancia, y también en otro sentido títulos como Alien Isolation o Layers of Fear. También eché de más otros, como es el caso de juegos que sí han sido incluidos, como Left 4 Dead o Manhunt. El propio David Martínez en su introducción parece justificar la presencia de este tipo de títulos, dejando clara de alguna forma la flexibilidad del criterio para la selección.


Sabéis que El BloJ es un sitio muy estricto. Sabéis que los juegos y todos los productos relacionados con este mundo que van pasando por aquí, son mirados con lupa hasta la enfermedad, y muestra de ello es el valor real que tienen cada una de las puntuaciones que coronan cada análisis de videojuegos. Supongo que años de estar escribiendo no os pueden dejar muchas dudas cuando digo que este libro ha sido uno de los mejores con los que me he topado, que no puedo dejar de recomendarlo a todo el mundo, pero con especial énfasis a aquellos que, como yo, bebemos del terror en todas sus facetas, porque entonces parece que es un libro que está hecho a dedo para ti. Igual si vas sobre aviso después de haber leído este texto, esta sorpresa se ha minimizado, pero igualmente es un libro que seguro querrás tener en tu colección, porque es una selección tan acertada y tan bien cuidada y escrita, que por mucho que otros juegos en el medio plazo le resten presencia, nunca querrás olvidar. Una fotografía muy representativa del género en sus primeras décadas de vida.


Podéis encontrar Survival Horror. 50 videojuegos de terror en la página web de Dolmen Editorial a un precio, más que merecido, de 22'95€.

Copia de prensa proporcionada por Dolmen Editorial. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

6 comentarios :

  1. Supongo que incluirá el videojuego de Smiley. ¡Qué cangueeeeloo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue cancelado por ser extremadamente terrorífico para que cualquier humano lo soporte.

      Eliminar
  2. Pues sí, es una pena que me den tanto miedo los juegos de miedo. Los valoro mucho! Pero no soy capaz de disfrutarlos como se merecen.. soy débil :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recordemos cómo te obligué a jugar al primer Silent Hill en mi casa.
      Ahora no te haría algo así, ya he madurado.
      Ahora te haría jugar al Silent Hill 2.

      Eliminar
  3. Joer, cada vez traes cosicas más chulas al blog!
    Aunque debo decir, como padre de los survival horror no sería más bien el Alone In The Dark?
    Pintaca tiene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias *_*
      Pos mira, sí. Igual tendría que haber especificado que en consola fue el Resident el que trajo el género a la primera línea xD.

      Eliminar