SLIDER

sábado, 11 de abril de 2020

HALO: COMBAT EVOLVED - ANNIVERSARY EDITION

¿Y si los gráficos son más importantes de lo que algunos creíamos?



Creo que, sinceramente, los gráficos son una de las últimas cosas que miro en un videojuego. Todavía considero que es más importante que tenga un buen diseño visual y que esté cuidado por encima de su potencia técnica y sus detalles en las texturas, pero hace años esta visión mía era más extremista.

El primer Halo ha vuelto a salir en PC gracias a la Master Chief Collection, y con ella nos ha aparecido en su versión más flamante, una Anniversary Edition que nos permite disfrutar de un Halo remasterizado manteniendo toda la jugabilidad del original. Con vistas a jugar la saga por completo en orden de aparición, me encontré con la prueba de fuego en cuanto al eterno debate sobre si los gráficos me importan o no. La diferencia es que esta vez tenía la prueba a tan sólo una tecla de distancia, y es que presionar tabulador en cualquier momento del juego, cambia la Anniversary Edition a la edición original, sin pantalla de carga ni pausa alguna. Este tipo de remasters hay que aplaudirlos porque son un claro mensaje sobre lo necesarios que han sido.

Así que, ahí estuve yo, presionando el tabulador continuamente para comprobar como esos escenarios vacíos y poco detallados, completamente oscuros hasta la estupidez del original, se llenaban con texturas e iluminaciones fascinantes. Era directamente estar en otro juego.

Comparación entre el Halo: Combat Evolved original y la versión Anniversary Edition

Ahora bien, todo esto no fue suficiente para llevar el debate a esferas más altas en mi cabeza. La cosa se puso verdaderamente difícil en el momento en el que empecé a darme cuenta de que soy más fan de Halo de lo que creía. Tenía muchas ganas de empezar la andadura de toda la saga, de la que sólo pude disfrutar en PC de sus dos primeras entregas, y quedé fascinado con lo mucho que me gustó. Todo esto choca directamente con el análisis de Halo 2, del cual hablé más negativamente que positivamente.

Estamos hablando de básicamente el mismo juego, es decir, disparar a bichos, pero esa revisión gráfica hizo que sintiera mucho más la epicidad e importancia del título. Claro está, esto tiene una doble lectura, y es que este tipo de juegos no envejecen muy bien, y probablemente la gente que juegue a esta Anniversary Edition dentro de varios años sentirá algo similar a lo que me pasó a mi en Halo 2 por llegar demasiado tarde.


Pero fuera de esto, lo que sí sentí es que Halo: Combat Evolved es un FPS muy inteligente, que sabe en todo momento quién es y qué quiere. Durante su lanzamiento, el juego estuvo sujeto a determinadas críticas de los PCeros más elitistas que veían en él un usurpador, un juego que estaba pensado para jugarse con mando para una consola y que jamás podría toserle a los reyes del género. Con razón o no en ese aspecto, la realidad es que Halo siempre tuvo un aire de segunda en PC, cosa que con el tiempo, más por no ser posible jugarlo que por un ejercicio de autocrítica, ha cambiado.

No recordaba Halo: Combat Evolved como un juego tan valiente, tan sin complejos, con esa jugabilidad generosa con el gatillo para suplir la falta de precisión de los sticks de un mando pero a la misma vez la ambición de presentar espacios muy abiertos y un mapeado bastante grande donde los vehículos y cierta estrategia toman especial atención. Sí que recordaba en cambio una de las grandes virtudes de Halo que se mantiene intacta: su arsenal, tanto de armas como con granadas, en un equilibrio exquisito entre todas las armas que hace que sea placentero disparar con ellas y no echemos de menos el disparo de precisión frente al consolero y a la vez clásico disparo desde la cadera.


También llama la atención su estructura, con una campaña más larga de lo habitual gracias al viejo truco de repetir escenarios. De hecho, Halo peca de repetir espacios en demasiadas ocasiones, con secciones internas alienígenas repetitivas al ojo humano al comprobar lo copia-pega que son. Cuando empieza a aflojar, un nuevo giro de historia nos proporciona nuevos enemigos con los que lidiar, y la última parte, aunque sea simplemente un backtracking casi del juego entero, se ve bastante espectacular con una guerra de guerras que no era tan habitual por entonces. En definitiva, Halo es un juego ambicioso que ni siquiera necesitaba de ser tan variado y atrevido para triunfar, ya que la etiqueta de "un shooter pensado para consola" era ya motivo suficiente como para confiar en su éxito.


El paso del tiempo ha sentado bien al universo Halo, o quizá es que simplemente en este 2020 lo estamos echando lo bastante de menos como para querer meternos de lleno en su propuesta. En cualquier caso, la Anniversary Edition es una gran demostración de cómo llevar un remaster con sentido, y a mí me ha dejado claro que Halo era mejor juego de lo que recordaba.


Reacciones de la comunidad a Halo: Combat Evolved.

8 comentarios :

  1. Buen análisis, englobas muy bien lo que significa esta experiencia para alguien que si pudo jugar el original y otras entregas de la saga, además mencionas bien la virtudes con las que todavía cuenta el juego y los desaciertos que también presenta. Me imagino que a medida que vayan sacando los otros juegos de la colección en PC irás reseñando cada título de la saga, yo tengo pensado jugarlos, pero de momento estoy aprovechando de probar otras cosas jaja.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, estoy esperando que vayan añadiendo los demás para ir jugando a todo lo que pueda en PC (incluyendo spin offs y tal). Se vienen meses de bastante Halo por El BloJ, y la verdad es que me apetece un montón.

      Eliminar
  2. Lo cierto es que Halo es un juegazo, y claro, en este tipo de títulos, para disfrutar completamente de su experiencia, suele ser el apartado técnico importante, más allá del apartado artístico, y es que si llegas a un juego de esta envergadura cuando sus gráficos están desfasados la experiencia no impacta de igual forma, así que estoy bastante de acuerdo contigo, y en mi caso particular me pasa muy a menudo con este género, hay que disfrutarlos contemporáneamente, en su época, en su momento, así es como saben mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que, como digo, tener la comparativa a golpe inmediato de tabulador deja tan claro el trabajo que hay detrás de las texturas que merece mucho la pena. Mis sospechas se confirmarán cuando juegue al 2 en la Anniversary Edition y pueda comprobar si realmente me sigue pareciendo un juego flojo o el reajuste gráfico me compensa lo suficiente.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. El juego que más veces he terminado en mi vida. Es una saga que me encanta y apenas hace un año fue que pude concluirla al jugar la 4ta y 5ta entrega, después de unos 7 años de haberla dejado pausada. Y claro, volví a jugarla desde el inicio con esta versión Anniversary. Aún con tantos años a sus espaldas sigue siendo un juegazo divertidísimo, a diferencia de la 4ta entrega que me no me pareció muy divertida que digamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muchas ganas de seguirla, a ver si sacan pronto el resto de la anniversary para PC (leí hace poco que Halo 2 estaba a la vuelta de la esquina) y empiezo con los que nunca he jugado (todos los demás xD)
      Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Yo estuve 3 horas dándole a tabulador igual que tú, y debo decir que me gustaba más el estilo gráfico antiguo que el nuevo. El nuevo es como innecesariamente recargado, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el original me parece extremadamente vacío, y si encima están esos pasillos que se repiten una y otra vez, el efecto es todavía más grave. Además, demasiada oscuridad en general.
      No es que sea mejor o peor, es una mera "actualización" visual. En lo que no hay debate es que nos permitan darle al tab y disfrutar de ambos sin interrupción xD

      Eliminar