jueves, 17 de septiembre de 2020

DANGANRONPA V3: KILLING HARMONY

Sed libres de leer este análisis sin miedo a spoilers. Tal y como hice con los anteriores juegos, he sido especialmente cuidadoso a la hora de seleccionar las imágenes y de escribir el texto que viene a continuación. Como muchos sabréis, la propia interfaz de Danganronpa es en sí un spoiler, así que no tengáis miedo.


Avisados ya, llega la pregunta que todos nos hacemos: ¿Habrá sido capaz Danganronpa V3 de estar a la altura de la segunda parte, que llegó a ganar el premio al mejor juego que jugué en 2017?


Tenía miedo y expectación con Danganronpa V3. Tras varios meses evitando hablar con absolutamente nadie sobre mi pasión por la saga, y llegando completamente virgen al juego -cosa que recomiendo encarecidamente-, no tenía ningún tipo de feedback sobre su recepción y cómo la comunidad lo tenía de valorado. Supongo que es normal temer que tu saga favorita se vaya al traste en algún giro inesperado de acontecimientos, y en cierto modo ya me pasó con el flojo Ultra Despair Girls y con todas las series de animación, especialmente la original de Danganronpa 3. En cualquier caso, la saga principal, la madre del cordero, seguía estando intacta, y un revés en esta tercera entrega me hubiera hecho especial daño.


Llevo muchos juegos jugados a lo largo de mi vida, al igual que miles de películas a mis espaldas. Pocos libros, eso sí. La ciencia ficción, y sobre todo el terror y suspense, me acompañan desde que nací. No sé cuántos giros de guión me he tragado, no sé cuántas situaciones diferentes he visto/jugado. Esto, lejos de ser algo de lo que sentirse orgulloso, es en realidad una pesadilla que te intoxica y destruye lo que te gusta. Ser el amigo que a media película ya sabe el final es en realidad una maldición. Cuanto más experimentado estás en estos géneros menos te sorprenden, pero a la misma vez más adicto te vuelves porque quieres encontrar de nuevo esas sensaciones en un mar de producciones que te satisfacen cada vez menos. Cada una de estas obras supone una vacuna contra la eficiencia de según qué sorpresas. Sinceramente, es muy difícil sorprenderme con giros de guión y similares.


¿Hay algo más difícil que sorprenderme una vez con un giro bueno? Hacerlo múltiples veces durante todas y cada una de las entregas de una saga, sin bajar en ningún momento el ritmo.


Puedo decir que estoy convencido de que Danganronpa es la saga que más boquiabierto me ha dejado nunca. Sus tres títulos, pero especialmente el segundo y el tercero, son juegos que han hecho lo que han querido conmigo, increíblemente inteligentes y capaces de que suelte el mando para asimilar con las manos en la frente lo que estaba ocurriendo. Estos giros tan extremos, tan bruscos y tan retorcidos suelen terminar en excesos de frenada, en derrapes mortales que hacen que la saga entera se estampe, pero Danganronpa en sus títulos principales no ha llegado todavía a ese momento, y las posibilidades de seguir fascinándome son cada vez más ínfimas, pero ahí sigue, reinando con cada uno de los nuevos lanzamientos de la saga.


Comentaba en Danganronpa 2 que me daba miedo el futuro porque sentaba un peligroso precedente donde prácticamente todo era posible dentro del ya de por sí imaginativo mundo de Danganronpa. Danganronpa V3 consigue equilibrar esa sensación, y el ataque que se produce con su historia es casi un ataque kamikaze contra su propia naturaleza. Danganronpa 2 sigue siendo mi favorito. Sinceramente, veo difícil que un Danganronpa que siga con esta fórmula sea capaz de destronarlo. Por momentos Danganronpa V3 se le ha acercado.


Los finales son una parte importantísima de este tipo de historias. Puede sonar infantil, pero es cierto que en mi caso un buen final es capaz de arreglar todo lo anterior, y un mal final es capaz de arruinar lo bien llevado que estuviera la parte previa. Danganronpa 2 tenía una historia de 10, mientras que Danganronpa V3 tiene un final de 10. La historia no es tan increíble como la del 2, al menos a mí no me lo parece, pero es que soy muy débil ante según qué atmósferas que tocaba la segunda entrega. V3 en cambio se siente menos importante en términos de lore, de aportar verdaderamente algo a la saga en sí, pero tiene una, digamos, micro-historia más que decente con un final de bandera.


Danganronpa V3 se acoge a lo básico de su premisa. Personajes estridentes y casi paródicos, referencias múltiples a la cultura pop, un Monokuma que no tiene igual, fan service, lenguaje adulto más que chocante y una pasión por derribar la cuarta pared, si es que queda algo de ella, de una manera incluso cruel que finaliza con un clímax final tremendamente valiente y por encima de lo que cualquier ser desprevenido es capaz de procesar. Siento que de alguna manera estoy estropeando la experiencia por dejar tan claro que el final de esta tercera entrega es lo que de verdad marca la diferencia, pero con todo y con eso, dudo que alguien sea capaz de tildarla como un final resuelto de manera banal con salida fácil. Además, Danganronpa V3 vuelve a apostar por un apartado más oscuro, con asesinatos crueles hechos con la única finalidad de abandonar ese mundo de pesadilla en lugar de esos asesinatos un poco más desacafeinados con intenciones protectoras o de encubrir a un ser querido de pasadas entregas.


Hay mucho que comentar de Danganronpa V3, y a la misma vez mucho que proteger de él. Es el caso, por ejemplo, del sobresaliente capítulo 1, una tremenda declaración de intenciones que funciona más como un aviso que otra cosa. También es muy llamativo lo mal que se recibe una de las principales mecánicas de este juego, la capacidad de mentir durante los juicios, de aportar información falsa para orientar el juicio hacia esa verdad que tú crees, y que se acaba solucionando de una manera sencilla dejando bien claro por parte del juego cuándo tienes que usar estas mentiras para proseguir. Además, esta nueva mecánica te permite conseguir rutas alternativas durante los juicios, saliéndose la saga un poco de su linealidad prefijada aunque sea en meros fogonazos. Probablemente empieces odiando esto de las mentiras, por incontrolable, tanto como yo, pero acabarás sintiéndolo como una parte fundamental y un verdadero leitmotiv mientras ves los títulos de crédito avanzar por tu pantalla.


Jugablemente pocas novedades. Continúa la capa de visual novel, y sí que diría que ha perdido un poco en cuanto a extras dentro del juego. Si en Danganronpa 2 decía que era divertido hasta andar al instaurar un sistema de niveles de pura gamificación con implicaciones en algunos extras simpáticos del juego, en el V3 tenemos un sistema similar pero con menos incidencia y sentido. Las nuevas pruebas durante los juicios son unos añadidos sobresalientes, el casino con los minijuegos también, aunque sus recompensas algo caras hasta que no se ha avanzado buena parte del juego. Donde si hay un inesperado mimo es en la cantidad de modos extra que se desbloquean una vez terminado el juego, que van más allá de la aventura romántica veraniega, y que son capaces de extender el juego hasta el centenar de horas.


Danganronpa V3 es, ante todo, una buena noticia. Son ya tres los juegos que se basan en el noble arte del whodunit, sin verdaderas novedades jugables, y todavía se siguen sintiendo como experiencias únicas. Es cierto que tienes que ser compatible con este tipo de, digamos, estridencias niponas, y de alguna manera abrazar que eres parte del fan service, pero con la actitud adecuada, no me cabe duda de que Danganronpa es una de las mejores cosas que hay en la vida, y siempre te da mucho más de lo que esperas de él, que ya os digo que tras tres entregas no es poco.

4 comentarios :

  1. Tendrás que perdonarme, Neojin, pero he tenido que dejar de leer a mitad de análisis. Como tú dices, lo mejor es llegar virgen al juego, y tu análisis estaba siendo de los que crean expectativas, más aún sabiendo que esto no es hobby consolas, aquí el 9 hay que ganárselo.
    El caso es que le tengo ganas a la saga, pero por suerte? estoy en un momento en el que económicamente no me puedo (o debo) gastar un euro de más, y aún voy a tardar en comprarme estos juegos y con un poco de suerte no recordaré este texto (su primera mitad) ni mi respuesta para cuando me lo compre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas jugarlos pronto. En Steam a veces bajan bastante de precio, desconozco cómo será en otras plataformas.

      Eliminar
  2. Estoy muy de acuerdo con este análisis, también me gustó más Danganronpa 2, pero el final de éste es una maravilla, de largo el mejor final de la trilogía. Me gustaron mucho los nuevos minijuegos, sobre todo el de mentir, y los giros muy bien llevados y con sorpresas, sobre todo con el primer juicio y con el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más que añadir! Esperemos que con tantas buenas palabras no destruyamos la experiencia a alguien, pero es que el juego merece todos esos piropos y mucho más.
      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar