miércoles, 28 de noviembre de 2018

Steamworld Dig

¡Dig Dug!



2013. Steamworld Dig es de 2013. Probablemente estoy haciendo el tonto ahora mismo pero jamás hubiera dicho que este juego salió hace tanto tiempo. Image & Form Games estrenó su Steamworld Dig en 2013 y desde entonces ha centrado sus esfuerzos en prolongar la saga con, de momento, un par de títulos más que han cosechado considerable éxito. Este primer acercamiento es un juego original que recoge las bases del clásico Dig Dug y las mete dentro de un juego con historia y verdadero progreso que muchos se atreven a incluir en el saco de los metroidvania.

Steamworld Dig es como digo un juego bastante original. Armados con nuestro pico iremos bajando por las minas recolectando cuantos más minerales mejor, los cuales venderemos en la superficie a cambio de dinero y también experiencia que irá desbloqueando nuevos items. Cada nivel cuenta con mazmorras especiales que nos darán más recompensas y también objetos necesarios para continuar la historia en forma de mejoras que nos facilitarán el acceso a nuevas áreas. Así, se instaura ese tufillo a metroidvania oculto en un Dig Dug con cuatro zonas que excavar hasta la aburrición.


Porque Steamworld Dig es un buen juego pero también es bastante repetitivo. Como todo en esta vida, caer en picado hasta las profundidades pero subir cuesta lo suyo. Cuando se te va acabando la luz que llevas y miras hacia arriba el resoplido de pensar en la vuelta es importante. Si, los desarrolladores han tenido la decencia de incluir teletransportes que puedes encontrar a mitad de camino u objetos que te devuelven al poblado, pero más de una vez te tocará subir a pata. Además si quieres recoger todos los minerales que se te ofrecen para avanzar te tocará repetir rutas y acabarás empleando mucho más tiempo dentro de los mismos escenarios.

Pero con lo repetitivo que puede sonar también es tremendamente adictivo, más todavía cuando empiezas a desbloquear mejoras y eres un dios del taladro. Los enemigos no suelen suponer grandes desafíos y en general el juego es bastante fácil en su vertiente de acción, pero los peligros "ambientales" pueden acabar contigo sin esperarlo, capitaneados por el hecho de que puedes cavar un camino que no puedas volver a llevar a la vuelta, ofreciéndote el juego una opción de suicidio en el menú que ya te alerta de que vayas con cuidado. También terrible el quedarte sin luz y que al ir cavando se te caiga encima una piedra de varias toneladas que acabe con tu vida. En esos casos todas tus pertenencias quedarán en tu hermoso cadáver para que las recojas a la vuelta o las pierdas para siempre.


Realmente no ofrece mucho más de lo que he mencionado. Una experiencia repetitiva pero igualmente adictiva hasta un punto que quizá no esperas. Quizá el juego mejorara con bosses o potenciando un poco más el componente estratégico, pero supongo que son cosas que han tomado en cuenta en sus secuelas que ya estoy deseando jugar.


2 comentarios :

  1. Jueguito raro este. Pero tendré que jugarlo un día de estos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante original! Échale un rato :D

      Gracias por el comentario!

      Eliminar