lunes, 5 de febrero de 2018

Onion Force

Habéis jugado a Onion Force ya y no lo sabéis. Es más, me atrevería a decir que habéis jugado a Onion Force mientras estáis cagando. Este tower defense de Queen Bee Games es un juego que hemos visto tantas veces que no hay mucho que añadir. El pequeño giro -muy pequeño, no nos engañemos- se encuentra en el hecho de presentar "héroes" que debemos manejar acercando el juego más a la acción.


Aquí tenéis El juicio, el vídeo-análisis de Onion Force en el canal de YouTube.


Para que lo entendáis rápido y mal, Onion Force es como una versión descafeinada de Sanctum sustituyendo el FPS por la acción directa. Acción muy simple, eso sí, porque cada uno de los tres héroes sólo tiene una función. El guerrero es ideal para toparse con los enemigos -aunque esto nos quitará vida-, el arquero es ideal para ataques a distancia y la hechicera lanza bolas que explotan y dañan a varios enemigos en un radio. Al final probablemente sólo os decantaréis por un personaje, obviando un poco al resto, porque estos héroes suben de nivel, y madre mía, cuesta un huevo. Por ello os centraréis en un único personaje que se llevará toda la gloria mientras el resto mira.

Además de la mejora de experiencia del personaje, hay que mejorar las torretas y también los poderes especiales que básicamente rompen el juego y dejan todo muy chetado para un único nivel. En definitiva, Onion Force es un juego que se repite más que la cebolla. Prepárate para repetir una y otra vez el mismo nivel en cada nivel de dificultad para cosechar suficientes puntos como para mejorar torretas y personaje. Si además quieres llevar a los tres personajes actualizados, pues adelante, te espera un pozo de horas infame.


El tema de las torretas está bien, pero nuevamente está muy simplificado. Mencionaba Sanctum con anterioridad, pero quitad de vuestras cabezas cualquier componente estratégico. Los lugares para poner las torretas vienen predefinidos. Tendremos lo clásico, una torreta que ralentiza a los enemigos, trampas, torres para arqueros... y un generador que se desbloquea cerca del final del juego y que desvirtúa tanto las partidas que es casi ofensivo. Mi consejo es que avancéis todo lo que podáis hasta llegar a este generador y entonces ya empecéis a repetir mucho todo si os interesa lo de subir de nivel. Los generadores serán vuestra única elección una vez los desbloqueéis. Son caros pero compensan mucho. Fuera de esto, los enemigos no tienen grandes implicaciones estratégicas. Algunos vuelan y por ello esquivan determinadas trampas, pero como digo, una vez pongáis generadores os va a dar igual si por ahí cruza un goblin o un Terminator.


Técnicamente cuidado porque tropieza. El rollo cartoon está bien, pero la interfaz muchas veces se come demasiado escenario y, directamente, no vemos qué está pasando. Los niveles son un poco liosos y de primera no queda muy clara la ruta a seguir a pesar de la simpleza de Onion Force. Ahora bien, donde tu cabeza te pide que dejes casi de jugar es cuando aparece en escena la música. Una música horrenda, atronadora y de una calidad ínfima que no pega una mierda con el juego y que grita "YouTube" por los cuatro costados. Un pseudo dubstep plomizo que te ataca al sistema inmunológico. El mute es una fuerte opción en Onion Force.

No me lo he pasado mal con Onion Force, pero tampoco bien. Sinceramente hay más sensación de haber perdido tiempo que de haberlo aprovechado. He echado unas 7 horas en el juego, y eso centrándome en un único personaje. Teniendo en cuenta su pobre interfaz y su rollo más casual Onion Force se ve demasiado como un juego de móvil en PC, que es precisamente lo que es.


2 comentarios :

  1. Justo iba a decir eso que pones al final, se ve demasiado extraño y flojo para ser un juego de PC, debió quedarse para móviles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso es que si no me equivoco el juego salió a la vez en PC y en dispositivos móviles. Normalmente los "cutre-ports" a PC llegan después.

      Eliminar