lunes, 11 de diciembre de 2017

Leviathan: The Last Day of the Decade

La importancia de un buen final.



Día 1 (Tiempo de juego - 00:35): Muy interesante aunque todavía no sé si estoy ante una visual novel o una especie de aventura gráfica en primera persona. Hay inventario, hay decisiones en los diálogos -no sé hasta qué punto marcarán la historia- y hay una atmósfera muy interesante de fantasía oscura mezclada con un cigoto de steampunk que reside en cada rincón del juego.

No acabo de pillar el punto a la interfaz. Puedes jugar al juego únicamente con el puntero haciendo click en aquello que te llame la atención pero el cursor no cambia ante ningún objeto interactuable, por lo que prefiero de momento el modo con ayuda que te muestra todo lo que puedes observar en pantalla.



(Tiempo de juego - Episodio 3): El juego está realmente bien en todo lo que tiene que ver con su universo. Echo de menos algún tipo de pestaña con objetivos o un poco más de feedback y es que, aunque es un juego muy recogido en lo que presenta, muchas veces me encuentro perdido. La historia es interesante, y ya he muerto más de una vez en situaciones tremendamente ridículas que hasta diría que le sobran al juego.



Mira que siempre intento valorar una obra por todo lo que me ha dado, pero no puedo evitarlo. Hay algunos productos que tienen un final tan sumamente malo que la experiencia se me acaba viniendo abajo. Es más, estoy convencido de que no hace mucho escribí exactamente lo mismo. Podéis echar un vistazo a la nota si queréis, un 6 que condena a Leviathan al abismo del 6, ese abismo donde yacen tropecientos millones de juegos que han hecho que pasaras un rato ameno pero nada más. No me hubiera importado si Leviathan se hubiera movido por el 6 durante toda mi partida, pero no es así, y es que este Leviathan aspiraba a un buen notable. Además, una visual novel que siempre es un género muy irregular en mi corazón. Leviathan tiene pequeños coqueteos con la aventura tradicional y por ello se suavizan un poco sus genes de visual novel.

¡Steampunk!

Dividido en cinco capítulos tras un desarrollo tormentoso por parte de Lostwood. Su juego, que viene de la fria Rusia, tuvo serios problemas de financiación y apoyo por, entre otras cosas, presentar personajes homosexuales en una nación donde no está precisamente bien visto. Sus problemas hicieron que el proyecto se tambaleara y sólo encontrara distribuidora en Nintendo 3DS y Playstation, pero el coste adicional de hacer el port hizo que se cancelaran dichos proyectos. Aparecieron cuatro episodios, pero acudieron al crowdfunding para el quinto. Tras conseguir tan sólo 195$ de los 49.500$ que marcaba el objetivo del quinto y último episodio el proyecto volvió a estar en peligro, pero a pesar de ello el juego apareció.


¡Pero vaya basura! Vaya basura de quinto episodio. Tras calentar una historia increíble en un universo increíble, el juego pega un gatillazo de morirse. No hay por dónde coger un final muy mal llevado, atropellado e inconcluso. Todo queda para una teórica segunda parte que, tal y como podréis adivinar, nunca acabará la historia salvo que al estudio le vaya soberanamente bien. En lugar de continuar con ella, Lostwood se ha metido en el desarrollo de Leviathan: The Cargo, una historia que se sitúa en el atractivísimo mundo de Leviathan pero que no tiene nada que ver con la anterior. Ironías de la vida, el desarrollo de ese juego está presentando más dificultades para la desarrolladora, pareciendo que está incluso muerto -ahora mismo se encuentra en acceso anticipado en Steam pero está lejos de terminarse-.


Quiero que le vaya bien a Lostwood, y lo quiero porque el mundo que han creado en Leviathan es genial. Con un irresistible contexto steampunk, Leviathan es un mundo donde tu apellido cuenta más que tus actos. Grandes familias rigen los designios de un mundo que se encuentra marcado por un acontecimiento llamado The Decade. Una nube aparece de un templo erguido a los dioses para cubrir la ciudad de desesperación y enfermedad. Los muertos se cuentan por miles de millares mientras la aristocracia bebe de sus carísimas botellas. Una sociedad clasista que incluso tiene una cabalgata de celebración para el último día de The Decade, donde los ciudadanos acuden a las salidas de las alcantarillas para ver un desfile de cadáveres podridos apilados por los supervisores encargados de "limpiar la ciudad".

The Decade

No es sólo su espectacular contexto y sociedad, también es la propia historia que propone el juego. Controlas a Oliver, un adolescente que cuando era niño vio como su madre era asesinada por alguien que a día de hoy es su tutor: Kristian Orvood. Oliver lleva años intentando encontrar pruebas para incriminar a su nuevo guardián y por fin avanza en su investigación, aunque el amor de Kristian todos estos años hacia el niño hace que le entren muchas dudas sobre qué es lo que realmente quiere. Al protagonista se le unen otros personajes bien llevados, además de un carismático demonio que el propio Oliver invocó durante su infancia. Así, moviéndose en una sociedad llena de peligros y conspiraciones, tendremos que elegir nuestro camino, el cual nos llevará a distintos finales -todos una basura, repito-.

Kristian Orvood

¿Qué tal como juego? Pues un poco regular, la verdad. Aunque la historia es un 90 % en una visual novel, al ponerte a los mandos hubieras deseado algo más "fino". Vas a encontrarte con pantallas de Game Over cada dos por tres, aunque siempre hay un checkpoint casi inmediato para continuar. No hay verdadera sensación de que estás eligiendo nada, aunque como digo hay distintos caminos. Tampoco los controles son idóneos. Nuestro puntero no reacciona ante puntos interactuables, y es más conveniente usar el chivato que se nos presenta y que nos dice todo lo que es interactuable en pantalla. En definitiva, podría haber tenido una interfaz mucho mejor.

No es la mejor opción, pero es casi la única

Me ha gustado, pero si habéis leído el texto no necesito explicar por qué. Con un buen final el juego hubiera quedado en notable.


3 comentarios :

  1. Lástima, con lo bien que pintaba. Pero entre que las Visual Novel no me gustan y que tiene varios finales y todos malos, cómo que seguiré con otros. Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mejores opciones, sin duda, pero si te tropiezas con el en algun bundle o asi tampoco está mal ^^.

      Eliminar