jueves, 9 de noviembre de 2017

Tales of Legendia

Tales of Phantasia fue durante mucho tiempo mi juego favorito de todos los tiempos. No es de extrañar que jugar a todo lo que lleve "Tales of" sea una de mis metas. Tales of Legendia es la siguiente entrega de esta ambiciosa gesta.

Desgraciadamente, es la primera gran piedra en el hasta ahora impoluto camino.


Ya sabéis que estoy metido en una cruzada por jugar a todos los Tales of. Podéis consultar aquí mismo todos los análisis de los Tales of que he jugado hasta la actualidad:

Día 1 (Tiempo de juego - 1 hora): Sé que escribir las primeras impresiones de un RPG tras 1 hora es como escribir sobre una pizza a la que sólo le has probado el borde, pero dado que no es ni mucho menos mi primer juego de la saga Tales of, podemos empezar a escribir al respecto. De momento la sensación que tengo es que, con respecto a Symphonia, se han dado muchos pasos para atrás. Se ve mucho más feo y los combates parecen algo más rígidos.

Todavía queda mucho, muchísimo, pero supongo que estamos ante un Tales of bastante menor. Eso no quita para que esté disfrutándolo.


(Tiempo de juego - Capítulo 5): El inicio del capítulo 5 marca un antes y un después en el juego. El juego ha mejorado un poco las impresiones fatídicas del principio, pero la realidad es que, a menos que haya un cambio drástico -que afectara hasta a la jugabilidad, por lo que lo veo imposible, es el peor Tales of que he jugado nunca, sin que esto lo convierta en un mal juego.




¿Es Tales of Legendia un buen RPG? Sí. ¿Es Tales of Legendia un buen Tales of? Diría que no.

De todos los Tales of que he jugado, Tales of Legendia es probablemente el último Tales of que recomendaría a alguien. Cualquiera de los otros vale para hacerse una idea de sus valores que van siempre enfocados a lo jugable, pero Legendia es hasta impropio de la saga y supone unos cuantos pasos atrás con respecto a sus predecesores.

He de decir que me falta un Tales of entre medias y la razón es que no salió de Japón. Desconozco si Tales of Rebirth también mostraba las primeras señales de agotamiento de la saga, pero lo cierto es que Tales of Legendia parece un producto menor, un Tales que parece más propio del año 2000 que del 2005, y la verdad es que sabedor de que Tales of the Abyss está muy bien considerado dentro de la saga y conociendo que entre Abyss y Legendia hay pocos meses de diferencia, diría que así es, que Tales of Legenda es un proyecto inferior y que los esfuerzos fueron destinados a Abyss. Desconozco la historia de Tales of a nivel corporativo, por decirlo de alguna manera, pero es lo primero que se me viene a la cabeza viendo la baja calidad del título.

Mi último Tales of fue Symphonia para GameCube, y le da mil patadas a éste en cuestiones sobre todo jugables, sin embargo llama mucho la atención lo inferior que queda en cuestiones técnicas este Legendia frente al propio Symphonia. Gráficos pobres, estilo casi nulo y poco remarcable y la sensación de producto menor que antes mencionaba.


Tales of es una saga que me enamoró desde el principio gracias al mejor sistema de combate que he visto para un RPG. Ya sabéis que me chiflan los beat 'em up y los Tales of no son más que beat 'em ups disfrazados de JRPG donde eso de respetar los turnos para atacar es una broma. Lluvias de golpes que se convierten en enormes combos de más de cien golpes y con un caos en pantalla importante pero a la vez bastante controlable. Tales of Legendia es un paso atrás muy gordo con respecto a Symphonia, y es a veces tan impreciso que diría que no puede ni con el sistema de batalla tan encantador que ya tenía el original Tales of Phantasia.

Volvemos a las dos dimensiones y lo hacemos de una manera tosca y "robótica". Todo se puede traducir en que nuestro personaje en ningún momento se controla de manera suave y las combinaciones no son todo lo ideales que quisiéramos. Sí, acabarás acostumbrándote porque es algo que vas a hacer millones de veces en combates aleatorios -algo tediosos-, pero eso no quita para que vivas un poco del recuerdo. Estas batallas echan de menos mucha más acción, y sobre todo hechizos más potentes -no existen invocaciones, tan útiles en las anteriores entregas- que ayuden a una IA que hace por una vez aguas. Si te has topado con Tales of Legendia te gustará el sistema de combate, pero si vas a él siendo otro Tales of más, probablemente te llamará la atención la pérdida de control y fluidez.

Un paso atrás en el arte donde los Tales of más brillan

Esas son las razones principales por las que este Tales of hace aguas, siempre al compararlo con el resto de juegos de la saga. Sin embargo, hay más cosas que lo convierten en un juego en ocasiones excesivamente mediocre.

Para empezar, Tales of se ha caracterizado siempre por un trato especial de los personajes. Legendia tiene los peores personajes de toda la saga, a pesar de que el protagonista principal, Senel, sigue siendo muy bueno y cuenta con una peculiar característica: es el único personaje principal que pelea con sus puños. A Tales of siempre se le ha dado bien hacer personajes principales y no monigotes mudos sin nada que aportar. Bueno, en realidad "personaje principal" no es del todo correcto porque Tales of Legendia vuelve a cumplir una de las máximas de Tales of: no eres más que el escudero de la princesa de turno y la verdadera protagonista es ella desde las sombras. En cualquier caso, a este Senel le acompañan personajes tan insípidos como Norma -una insoportable buscatesoros que interrumpe cualquier momento dramático con alguna tontería-, Will -un profesor que tiene el mazo más grande que puedas imaginar y que no usa jamás porque es el mago del equipo en una de las peores decisiones de diseño que he visto nunca en un personaje- y Chloe -que cumple la función de espadachina y se dedica a hacer todas las técnicas que durante años hemos visto en los personajes principales de otros Tales of. El reparto se completa con Moses -un bandido con poco que aportar-, Jay -un sabelotodo- y Grune -que llega tan tarde que ni nos acordaremos de ella-, personajes que nos dan a mitad de juego y que probablemente no querréis ni utilizar en otro ejemplo del mal de "elegir formación".

No he encontrado al autor/a de esta preciosa imagen

El mapa se une a la lista de desgracias de Tales of Legendia pero por una vez no es culpa del juego, porque los mapas del mundo son casi desde el primer Tales of, un dolor en las pelotas a medianoche. Un mapa con una cámara nefasta donde es mejor prestar atención para no perderse a pesar de la extrema linealidad que posee el juego. Para colmo, las batallas en el mapa del mundo se hacen extremadamente tediosas porque después de cada combate hay una pequeña secuencia de zoom invertido que tenemos que tragarnos una y otra vez.

La música ha recibido mucho amor, siendo bastante laureada, hasta el punto de que Tales of Legendia está considerado por muchos uno de esos juegos que hay que evitar pero que su banda sonora es de obligatoria escucha. A mí me desentonó mucho, con canciones de jazz y alguna incluso cantada durante nuestras andaduras -ha pasado en otros Tales of, pero aquí estaba fuera de lugar-. Es cierto que cuando se pone en "modo JRPG" tiene piezas bastante buenas, pero no me gustó demasiado el cambio de compositor que sufrió la serie.


Repasadas la mayoría de razones por las que este Tales of Legendia parece un producto menor, hay que aplaudir una historia que durante su primera parte -hasta el capítulo cinco- no puede ser más típica pero que después de ello llega a sorprender, o como mínimo consigue que muestres más interés a pesar de su final abrupto y poco desarrollado. También es de agradecer que se usen los capítulos para contar la historia, dándole más estructura y haciéndola más interesante.

Vamos allá con la piedra angular de este Tales of Legendia. La decisión que separó a todos los fans de la saga. Tales of Legendia es llamado por muchos "Tales of Linear", y es que creo que nunca me he encontrado un JRPG tan lineal en toda mi vida. Lineal en la historia, en el mapa del mundo y en todos los aspectos que rodean al juego. Si intentas ir a una zona que no es de la historia el juego no te lo permite, no existen vehículos a mitad de juego que te permitan volar por el mundo, las mazmorras son extremadamente lineales en la mayoría de los casos y cuando no lo son tan sólo te ofrecen un desvío de unos pocos segundos para encontrarte un cofre, los puzles se han llevado a la final de la mazmorra en habitaciones cerradas, no existen llaves ni mecanismos en general más allá de algún interruptor puntual y, en definitiva, Tales of Legendia consiste en avanzar sin perderse en ningún momento. Tanto es así que una vez terminado el juego, Tales of Legendia ofrece misiones especiales relacionadas con los personajes que huelen a que en algún momento pertenecieron al juego principal pero decidieron extraerlas y ofrecerlas, para que nos entendamos, a modo de "OVA"


Claro está, todo esto es extremadamente llamativo y te pasas medio juego esperando el momento en que Legendia se abra. No lo hace. Esto le otorgó cuantiosas críticas pero he de decir que, en mi caso, lo agradecí bastante. Estamos hablando de unas 25 horas -dependiendo de lo bueno o lo malo que seas en el juego, ya que recordemos que de JRPG clásico tiene poco- contenidas donde siempre pasan cosas. Es más, el juego no te empuja a un farmeo para subir de nivel excesivo ya que los enemigos dan poca experiencia.

Por todo esto Tales of Legendia es un producto irregular, que sin duda pertenece a un proyecto menor como demuestra lo mucho que pierde al compararse con todos los Tales of que he jugado hasta la fecha. No es en absoluto mal juego, no es en absoluto mal RPG -a pesar de que, repito, tiene una estructura muy valiente y extraña para un género tan rígido- pero sí que es un Tales of bastante inferior.


4 comentarios :

  1. Pues mira tu por donde que yo nunca me he puesto con un tales of pensando que era el típico jrpg de combates por turnos rígidos a lo Dragon Quest, tendré que averiguar más sobre la saga.
    Yo ahora estoy con el Illusion of time, y también es extremadamente lineal. Tampoco te dejan volver atrás aunque las mazmorras sí son algo laberínticas. Y aún así el juego tiene una fama muy buena acogida pesar de que ante su comparación más evidente (a link to the Past) también palidece.

    Me ha llamado la atención lo del mago con mazo, me he echado unas risas yo solo pensando en como los demás personajes pensarán "joder tío, llevas un mazo mazo gigante, por qué no les arreas ya en la cabeza y acabamos el combate sin tanto sufrimiento?" XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre Illusion of Time o de Gaia, lo he jugado en el Snes, Jamas lo llege a finalizar solo me quede atrapado donde la gran muralla china (algo confuso por los saltos) buenos combates en individual pero es facil perderse, lo que si es un Lio en estos RPG esta en donde debes irte como en Seiken densetsu 3 (nombre japones) Secret of mana 2

      Eliminar
    2. Ahí también me quedé ligeramente atascado Hasta que descubrí que la habilidad que consigue Will sirve para avanzar, ya que permite subir rampas. Cuando te dan la habilidad el juego no explica muy bien como se usa, yo lo descubrí de chiripa

      Eliminar
    3. Al menos como decís en el Illusion of Time os podéis atascar, en Tales of Legendia ni de coña jajaja.

      Yo, que últimamente estoy cansado de juegos enormes, he agradecido esta estructura inusual bastante ^^.

      Eliminar