martes, 14 de noviembre de 2017

Neverending Nightmares

Neverending finales abiertos.
Día 1 (Tiempo de juego - 01:30): He terminado la parte de la casa y el manicomio. De momento celebro bastante su ambientación, su apartado visual, su estupendo sonido y su historia, aunque es cierto que creo que cae en demasiados tópicos vistos una y mil veces. Creo que me sobran esas partes de "esquivar enemigos", pero de momento me está gustando bastante.



Pues ya está, porque tal y como se ve en los vídeos el final llegó de manera inesperada y por ello no hay anotación intermedia. Un par de horas os llevará terminar este juego de terror, y si os dais prisa en unos 40 minutos podéis acabarlo. Demasiado corto para todo lo que parece ofrecer en un principio.


Neverending Nightmares. Juego ganador de ¿A Qué Juego Quieres que Juegue? #13 propuesto por Conejito Zombi. Desarrollado por Infinitap Games, compañía que viene a representar la figura de un desarrollador líder del proyecto llamado Matt Gilgenbach y que pretende con este juego plasmar sus propias experiencias combatiendo la depresión y la ansiedad durante años. Podéis leer más al respecto si os interesa en este texto de Gamespot donde Matt explica mucho de lo que hay detrás de su juego. Siento deciros que no, que Neverending Nightmares como reflejo de lo que vende es un juego horrendo. Lo dije en los propios directos en más de una ocasión, no me pareció en ningún momento que fuera una experiencia que acercara al jugador a esas condiciones de depresión o ansiedad, y tan sólo vi una sucesión de topicazos bajo una capa de thriller amnésico.


Pero Neverending Nightmares, aunque fracasa en sus metas, es un buen juego. Consigue mantener hasta el final el halo de misterio, y digo hasta el final porque la hostia que supone ver nuevamente que todo termina sin explicación como en tantos otros juegos, películas, libros y todo lo que queráis imaginar hace que el juego baje bastantes puntos. Terminas el juego, miradita a los foros y, efectivamente, post del desarrollador de "el final y toda la historia es de libre interpretación".

La primera vez que te encuentras esto, vale, la segunda también. Siempre es divertido y de alguna manera alternativo a la estructura que siempre se nos ha dado en esto del terror, pero cuando lo alternativo se vuelve cotidiano pierde mucho la magia. Tanto es así, que en el propio directo también digo en más de una ocasión que "seguro que es un juego con final abierto y no nos explica nada". Cada uno de los tres finales que ofrece el juego es inconcluso, y lejos de aclarar qué ha pasado plantea todavía más preguntas.


Es cierto que, en un juego así, que podríamos catalogar de walking simulator de terror, la historia es un pilar muy importante. No es que sea mala, como digo es interesante plantear teorías en tu cabeza mientras lo juegas, pero no es nada del otro mundo. También fracasa como dije al principio en ese intento de reflejar lo que el desarrollador quiere. Lo que nos queda es un juego interesante por un apartado artístico muy notable. Como siempre digo, "todo lo que no tiene que ver con jugar" es sensacional. El sonido va más allá de lo estándar -muy recomendable jugarlo con auriculares-, y el diseño y ambientación saltan a la vista.

Neverending Nightmares me ha defraudado un poco, pero no por ello es mal juego. Simplemente después de haber jugado a tantos juegos del estilo pierde un poco de magia, pero igualmente es recomendable.


5 comentarios :

  1. Whoa, el apartado visual es una pasada. Qué pena que se quede corto en la intención final, pero parece estar chulo, quizás le eche un ojo y todo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En movimiento no defrauda tampoco! Pero sí, el apartado visual tapa muchas carencias. Si puedes jugarlo como digo es un juego recomendable ^^.

      Gracias por el comentario! Se te echaba de menos por aquí :D

      Eliminar
  2. Una pena que el título solo se resuma a esa belleza de apartado gráfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También digno de mención el sonido, pero sí, es más todo lo externo al juego que el juego en sí mismo.

      Eliminar