martes, 6 de junio de 2017

Phantasmagoria

Un nuevo comienzo. Empezar de cero en una pequeña localidad con una mansión ante ti es el mejor escenario posible para recuperar tu inspiración de cara a escribir tu próximo libro. Sin embargo, lo que encuentras allí está lejos de ser la paz y tranquilidad que anhelas.



En plena crisis de aventuras gráficas y aparece este Phantasmagoria y se convierte en uno de mis juegos favoritos del género de todos los tiempos. Me pilló a contrapié y no esperaba que fuera a disfrutar tanto de un juego que tiene ya más de 20 años y cuyo subgénero está lejos de ser lo que suelo jugar. Más allá de aquél juego de Expediente X de imagen real, creo que Phantasmagoria es mi primera película interactiva.

Vamos a dar un vistazo a los números que arroja Phantasmagoria, extraídos de su página de la Wikipedia: Más de 200 personas involucradas en el desarrollo, un guión de 550 páginas, más de dos años de desarrollo, casi 5.000.000 de dólares de coste, 25 actores contratados, más de 1000 escenarios pregrabados y un coro gregoriano de 135 voces para la banda sonora. Todo ello se tradujo en que Phantasmagoria fue uno de los juegos más vendidos de la compañía. Aires de superproducción para un juego que luce todavía muy bien en pleno 2017.

"550 páginas de guión". No sé qué contendría el mismo, pero los diálogos y la propia historia no dan para mucho. Es divertido, y a mí me gustó mucho en ese aspecto, pero porque a mí me va todo lo creepy y todo lo ochentero. Sí, el juego escrito por Roberta Williams parece más un capítulo mañanero de Pesadillas que un pilar del cine de terror/fantástico. Bueno, mañanero siempre y cuando le quites las dosis de gore y sexo que ofrece el título, las cuales a día de hoy siguen siendo impactantes.


La historia se inicia cuando la protagonista se muda junto a su pareja a una mansión abandonada. Los lugareños le avisan de que el lugar está encantado, y pronto empiezan a suceder los fenómenos paranormales. A partir de aquí tendremos que ir desplazándonos y avanzando por el juego mediante las distintas escenas pregrabadas. El proceso es algo lento, pero va en sintonía con la propia ambientación del juego. Siempre podemos pasar las animaciones tediosas de abrir puertas y similares para agilizar la cosa, aunque esto hará que muchas veces nos saltemos fragmentos de la historia. Si por ejemplo abrimos una puerta que hemos abierto ya cien veces y pasamos la escena puede que estemos pasando un acontecimiento distinto que se ha activado al abrir dicha puerta. Son momentos puntuales, pero tened en mente que pasa.

Gozamos de un inventario con tan sólo ocho ranuras, de las cuales dos estarán ocupadas por llaves. Esto da una idea de la simpleza del juego a la hora de presentar puzles. Yo, que ya sabéis que soy más de seguir un desarrollo lógico que de probar todo lo del inventario con todo lo del escenario, quedé contento con esta fórmula, pero los más puristas encontrarán en Phantasmagoria un desafío muy poco exigente. Además, si nos perdemos tenemos en el menú a un ser llamado "hint keeper" que nos dará las pistas necesarias para solucionar los puzles. Es curioso también el hecho de que podemos solucionar los puzles de distintas maneras en función de los objetos de nuestro inventario. No existe solución única.


Phantasmagoria es un juego de ver más que de jugar. Un juego mucho más cercano a una película que a un juego. Opta más por hablar con personajes que por ejecutar acciones. Desgraciadamente, el juego muchas veces te deja un poco perdido ante tu siguiente movimiento, y es que depende mucho de que entres en determinadas habitaciones/casas para que se empiecen a iniciar los acontecimientos. Por ello, es bastante probable que des un montón de vueltas sabedor de que tienes que acudir a un determinado lugar para que el juego avance.


Un juego prácticamente hecho para mí. No cambiaría prácticamente nada de él, y la pena es que no me durara cinco horas más. Incluso dejaría esos diálogos y esas actuaciones propias del submundo del cine. Ahora que ya la sorpresa no existe, a ver cómo se las apaña la segunda parte.


4 comentarios :

  1. Al final, para superar tu desencuentro con las Aventuras gráficas vas a terminar jugando a más aventuras gráficas que en toda tu vida.

    Phantasmagoria se había tirado más de veinte alos sin traducir, como el segundo, hasta que la gente de Pat & Asperet se pusieron a ello y ya hay dos traducciones completamente funcionales, así que lo pillé por banda y también me impactó que se cortaran mucho menos que en la actualidad.

    También que fuera de Roberta Williams, que es más conocida por juegos mucho más suaves como los , King's Quest o Laura Bow

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No diréis que no lo intento eh? Por intentos no va a ser. Creo que estoy encontrando la cura, de alguna manera...

      Eliminar
  2. Yo de hecho estoy siguiendo los directos de Quetzal -un Youtuber- sobre este juego y me sorprende lo trabajado que está todo para la época, también es cierto que el uso de actores le da un aspecto muy peculiar como el hecho de tomar posturas muy incómodas/extrañas para la protagonista y el resto de personajes.

    Dejando fuera a los actores debo decir que los escenarios se ven muy chulos aunque el gusto por varias salas es bastante cuestionable xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí. Es todo una sucesión de topicazos0 importante, pero es un juego sensacional que se ve muy trabajado.

      Tiene que ser especialmente divertido verlo además de jugarlo, así que disfrútalo :D

      Eliminar