miércoles, 15 de marzo de 2017

Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars




Super Mario RPG es ante todo una puerta entre generaciones de consola. Un juego desarrollado por Square bajo el beneplácito de una Nintendo que se involucró en el proceso más allá de una mera distribución, y que pone de manifiesto la bonita relación que tuvieron ambas compañías hasta la llegada de Playstation al mercado donde Square se "casó" con Sony para su flamante entrega de Final Fantasy VII y posteriores. Estamos ante un juego que vio la luz en 1996, y que tuvo que convivir con la salida de la propia Nintendo 64 además de con una Playstation que ya llevaba en el mercado un par de años. Sí, posiblemente Super Mario RPG sea uno de los últimos grandes juegos de la era de las 16-bits.

Pero el juego no es una mera bisagra con un apartado visual potente explotando al máximo la Super Nintendo en sus últimos coletazos. Super Mario RPG es también la semilla bastante bien arraigada de lo que a día de hoy conocemos como la saga Paper Mario. De hecho, por aquel entonces, la idea de un RPG de la mascota plataformera de Nintendo sonaba un poco estridente. Quizá por ello el juego no vio la luz en Europa y se quedó únicamente en Japón y Norte América.

Ilustración de Loopy-Lupe

Una vez contextualizado podemos empezar a desgranar esta pequeña última joya de Super Nintendo. Super Mario RPG ofrece ante todo un sistema de combate muy simple y tremendamente interactivo. Lejos de dedicarnos a introducir comandos como acostumbrábamos en cualquier juego de Square aquí tendremos que, casi en todo momento, pulsar los botones correctos durante las animaciones de ataque y defensa de nuestros personajes. Hacer bien este QTE camuflado valiéndose de la intuición potenciará nuestro ataque o defensa en cuestión. Este sistema se ha mantenido casi de forma religiosa en las entregas posteriores de Paper Mario. Por lo demás estamos ante un RPG usual, con puntos de habilidad -comunes a los personajes y no individuales- y objetos que se acumulan en el inventario sin parar.


Hacer un juego de Mario y olvidar que es un gigante del género plataformas es demasiado arriesgado. Square tuvo esto en cuenta, y son muchas las partes donde tendremos que tirar de nuestra habilidad de salto. Desgraciadamente esta vertiente está muy mal llevada por la cámara isométrica que nos dificulta y mucho nuestra tarea. A pesar de contar con sombras y referencias acabaremos cayendo por sitios donde no pensábamos, e incluso el propio juego a veces juega con la perspectiva para ofrecerte puzles que se acaban tornando incómodos y frustrantes. No, Square no supo implementar del todo la fusión entre RPG y plataformas que parecía buscar.

Por otra parte, el juego se divide en pequeños mundos siguiendo también la estructura de un Mario moderno. Normalmente encontraremos una sucesión de pueblo-mazmorra que debemos atravesar para conseguir nuestro objetivo final. Desgraciadamente las mazmorras de Super Mario RPG dejan mucho de desear, no por falta de variedad sino por exceso de retorcimiento. Estamos ante localizaciones que pretenden confundir y perder al jugador usando trucos tan viejos como laberintos en bosques donde hay que encontrar la salida verdadera. Localizaciones con ensayo y error que si bien no son muy agresivas acaban cansando en determinados momentos.


La historia en cambio tiene cierto punto a pesar de ser lo estándar en un juego de Mario. Más que la historia, los protagonistas le dan mucho carisma al juego, pudiendo controlar a personajes como Bowser o Peach. Desgraciadamente otros como Geno no brillan tanto. El humor reinará por encima de todo y es lo que le da un puntito extra dentro de su simplemente correcta historia.


Es un buen juego, pero está lejos de ser perfecto. Si simplemente hubieran pulido más el tema de las plataformas y hubieran suavizado un poco las mazmorras además de haber mejorado los terribles minijuegos -o haber prescindido de ellos directamente- el juego rozaría incluso el sobresaliente. Tiene la innovación necesaria para ser único y una historia y aspectos visuales muy notables. Desde luego, merece bastante la pena a pesar de todo.


4 comentarios :

  1. Mario y Bowser por primera ves y varios nuevos como Geno y Mallow (o como se llame) todos trabajan juntos por recuperar el control de su mundo que fue tomado por Smithy (el envia la espada gigante al comienzo del juego y conecta una dimension con una produccion de fabrica de enemigos y bosses ya derrotados) hay partes bien graciosas como Buster se enamora de la Desterrada Valentina con su torpe mayordomo Dodo! ... el juego no es tan malo Neo, pero dale oportunidad de descubrir el pedazo de pastel que trae un boss secreto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan malo, claro que no, de ahí que tenga un 7! Es un gran juego, lo único que no me gustó es lo que menciono, pero vamos, es un muy buen juego :D.

      Lo de formar equipo con Mario+Bowser+Peach es un puntazo.

      Eliminar
  2. El problema no es que sea un mal juego, que no lo es, es que en SNES salieron Final fantasy 4-6, illusion of time, secret of mana 1 y 2, secret of evermore, terranigma, chrono trigger... que pusieron el listón muy alto en el género. Y en mi opinión, Mario RPG no supera a ninguno de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo en todo, aunque claro, es normal que no metan un RPG muy agresivo en un Mario.

      Eliminar