martes, 28 de marzo de 2017

Super Mario Land

El juego de Mario que, a día de hoy, sería impensable.




Super Mario Land es un juego diferente, un producto que tuvo mucho éxito pero que a la misma vez es una de las entregas más extrañas de la mascota oficial de Nintendo. Desde el primer momento podemos ver que algo ha cambiado en Super Mario Land con respecto a las aventuras del fontanero en las no portátiles de Nintendo. Una localización completamente nueva: Sarasaland, y un argumento que sí guarda similitudes con previas aventuras pero que esta vez cambia su princesa a rescatar. Super Mario Land daba vida a Daisy por primera vez, sustituyendo a Peach en cada uno de los mundos que atravesamos en el juego.


Pero no hablamos de esos meros cambios en el universo de Mario. Los enemigos, los propios escenarios y algunas partes jugables son completamente novedosas. Quizá todo sea culpa de que el proyecto no tuviera que ver con el genio creador Shigeru Miyamoto. En cualquier caso, en Super Mario Land vamos a enfrentarnos a moais, totems voladores, karatekas y grandes jefes de fin de fase que no tienen nada que ver con Bowser. Vamos a recorrer escenarios con temáticas orientales y cuevas con aguas subterráneas. Vamos a enfrentarnos a fases de bonus donde poder conseguir vidas extra si accedemos a la entrada del castillo correcta en lugar de la típica banderita de meta y vamos a presenciar, probablemente boquiabiertos, como Super Mario Land se convierte en un shoot 'em up de la talla del mejor Gradius, todo ello acompañado por una música que reinventa y coquetea con los ya por entonces clásicos de los juegos de Mario. Super Mario Land parece, a veces, un mod no oficial del Super Mario original.


Sí, Super Mario Land es un gran juego, aunque a día de hoy funciona mejor como rareza que como juego en sí. Un juego increíblemente fácil, y con tan sólo cuatro mundos que recorrer. Te llevará desde luego menos de una hora, y probablemente acabes con una docena de vidas, pero oculta algunos secretos que le dan cierta rejugabilidad.


13 comentarios :

  1. Me encantaba ese juego!! Los moais *_* y las cuevas subterráneas *_* y el submarinico *_* has removido amor en mi, pequeño avi (L)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las tortuguicas eran súper bonicas *_*

      Qué te ha parecido mi análisis/opinión madura y reflexiva?

      Eliminar
    2. Mucho mejor análisis que el mío, no nos engañemos.

      ^^

      Eliminar
  2. A mi me gusta mucho este juego, aunque es cierto que analizado en frío no merece una nota especialmente elevada, es muy disfrutable.

    Por cierto, dices que es fácil pero para el público al que estaba destinado en su lanzamiento (los niños pequeños), no creo que sea fácil. Es fácil para alguien experimentado y no vaya corriendo como un pollo sin cabeza, pero para un chaval es complicadete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era niño peque y acababa con chorrocientas mil vidas! Si los niños pequeños son mil veces mejores que los adultos, ya te lo digo yo xDD. No, en serio, vale que yo era uno de esos niños que se alimentaba de juegos -como ahora-, pero hasta mi padre que jamás conseguía terminar ni un juego aquí llegaba al final sobrado.

      Que igual era cosa de genética familiar para Super Mario Land... XD

      Eliminar
  3. Es seguramente el juego de Mario al que tengo más cariño, porque era uno de los que tenía en la Game Boy, y su escuela es una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la secuela estoy casi seguro que no he jugado, y precisamente he rejugado a éste con el fin de jugar en nada a la secuela.

      Eliminar
  4. Precisamente el otro día, a raíz de lo comenté sobre kirbys dream land, un amigo me lo comparó con éste, por ser también muy corto y fácil, y como es de los pocos marios que ni he catado me entraron ganas, así que caerá mas pronto que tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comparación es perfecta en todos los sentidos.

      Eliminar
  5. Estimado Neojin ¡qué duro es usted oiga! Acaba de dar un 6.5 a un entrañable y querido recuerdo de la infancia de much@s. No obstante siempre es un placer leerle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además recuerdo que lo jugaste en nochevieja como yo xDD.

      Sí, yo soy uno de esos niños que creció con este cartucho metido -bueno, voy a ser sincero, el cartucho era uno de estos de 100 in 1-. El recuerdo que tengo yo es pasar horas y horas en el piso de la playa jugándolo a ver con cuántas vidas era capaz de llegar al final, y era más feliz que nadie.

      Un 6'5 por aquí es una nota bastante buena, pero sí, el recuerdo tiene más nota, por si te vale xD.

      Eliminar
  6. ¿De verdad se llama Sarasaland? Independientemente de esto de lo que no voy a hacer ni un chiste que para algo hoy han condenado a una chica por ser políticamente incorrecta con un dictador, le echaré un ojo, tiene muy buena pinta y con tres claves divertido, fácil y corto que tal como ando de tiempo me vendrá genial.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, en menos de una hora deberías ver los títulos de crédito.

      Eliminar