miércoles, 16 de diciembre de 2015

Tales from the Borderlands

Telltales from the Borderlands.


Hace no mucho Telltale era como lo más. Lo más pero lo menos, a ver si me entendéis. Habíamos cuatro tontos que jugábamos a los Sam & Max, a Bone o incluso si me apuráis a Back to the Future: The Game o a Jurassic Park: The Game. Éramos unos raros que jugábamos a esos juegos episódicos herederos de la aventura gráfica convencional. No molábamos, pero estábamos orgullosos de dichas aventuras porque veíamos en ellas una transición hacia algo nuevo y mucho más adaptado al público de hoy.

Llegaría entonces The Walking Dead con su primer capítulo, recomendado a rabiar por todos aquellos que jugábamos a dichos juegos, y vaya, de tanto recomendarlo el juego acabó por explotar en el último capítulo llenando todo Youtube de gente llorando. Luego empezarían a llover los premios, como aquél polémico GOTY en su año que tanta bilis generó entre aquellos que no aceptaban que un juego de un estudio modesto eclipsara a las grandes superproducciones.

La maquinaria estaba en marcha, y lo que antes eran juegos ignorados ahora se han convertido en lo más mainstream posible. La fórmula de Telltale era evidente, coger una franquicia de reconocimiento y convertirla en un libro interactivo de "elige tu propia aventura". Así, empezaron a desfilar Walking Dead en una estupenda -e incomprendida- segunda temporada, The Wolf Among Us -probablemente la aventura más personal de Telltale-, Game of Thrones, Minecraft Story Mode o, el que nos ocupa hoy, Tales from the Borderlands.

El propio universo Borderlands ya nos daba pistas de que esta aventura no podía ser otro ejercicio de emotividad y de buscar la lágrima y la épica en sus capítulos. Sí, hay momentos serios y profundos, pero la comedia reina en todo momento. Es ese aire desenfadado lo que hace algo diferente a este Tales from the Borderlands, pero tras jugar a sus cinco capítulos no puedo decir que esté muy contento con el juego.

Cuando te dicen que Telltale va a hacer Batman

Telltale nos casca un principio muy interesante. Simplón, pero a la misma vez muy atractivo. Empecé a jugar al juego con ciertas reservas porque acababa de terminar Life Is Strange y claro, eran palabras mayores, pero tardé como diez minutos en pensar "joder, lo están volviendo a hacer", solo que esta vez sin ningún tipo de esfuerzo. Deseaba seguir jugando sin parar y continuar la historia, hasta que todo se me hizo cuesta arriba a partir del tercer episodio. Ni siquiera es un momento concreto, simplemente la llama se apaga, y te tiras más de medio juego un poco en plan zombie, esperando que llegue el final.

Nuevamente estamos ante un caso donde las decisiones no acaban de importar mucho, al menos no durante el transcurso del juego. Como ya pasaba en la segunda temporada de The Walking Dead los momentos de exploración son ínfimos, y todo goza de una extrema linealidad -que como siempre digo no significa que sea malo-. Las decisiones son especialmente poco trascendentes en Tales from the Borderlands -limitándose en muchos casos a elegir una cinemática diferente para un mismo evento-, sin embargo, al final las decisiones determinarán qué aliados tendremos de cara a una batalla final que roza lo ridículo y que merecía de un trato diferente.

Nunca antes había usado tanto la opción del silencio

Me faltan algunas aventuras de Telltale por jugar, pero de momento estoy ante la más floja de todas ellas. Sin embargo, no puedo negar que me gustó a pesar de su caída en picado. Ahora bien, Telltale de alguna forma nos trae el sueño de tener una serie sobre nuestros videojuegos favoritos. Venga, ¿cuántos de vosotros, fans de Borderlands, no darían 50 años de su vida por ver una serie sobre su universo en la televisión? Una serie bien hecha, claro está. Pues eso.


4 comentarios :

  1. Supongo que la jugaré algún día, pero ese día tendrá que estar traducida. Mientras tanto seguiré con Juego de Tronos que ya voy por la recta final. La linealidad no es mala, pero eso de que no puedes explorar y que no haya ningún desafío me pone de los nervios, la verdad.

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha que asumirlo tal y como es, y a mí me parece bien. El problema es cuando se vende el juego de una manera distinta a lo que acaba siendo, y Telltale no sé... no acaba de ser muy sincera xD

      Eliminar
  2. Borderlands me parece un pepino de juego, su ambientación y su humor me encantan. Telltate Games me parece la mejor opción a la hora de transformarlo en una aventura gráfica. Pero ahora, si me dices que ha heredado lo peor de la segunda temporada de TWD (su linealidad y poca exploración) y encima le añadimos el hecho de no estar traducido, pues joe!, se me van las ganas de jugarlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No esperes que sea éste el juego de Telltale donde las decisiones pesen tanto, no... No sé cómo anda la cosa porque no he jugado a Game of Thrones ni Minecraft Story Mode, pero cada vez más gente se da cuenta de lo que ocurre xD.

      Eliminar