martes, 29 de abril de 2014

Supervivientes 2014. Gala 7

¡Hala Madrid!

Para superviviente éste


Antes de nada, una pequeña reflexión... ¿Están pasando hambre por allí? Y no me refiero a la Chiqui que parece estar engordando, me refiero a todos en general que no es que den la sensación de haber perdido veinte kilos o algo por el estilo. La cosa empeora más cuando me pongo a pensar y no recuerdo un sólo momento de verles decir "¡qué hambre tengo!". También puede ser que Telecinco no esté emitiendo esas imágenes porque este año la supervivencia como tal está quedando en un quincuagésimo plano. Yo sólo sé que quiero que pasen hambre, y lo digo desde la fuerza que siempre da el saber que esta noche todavía tengo sobras de comida china.

Kiko Rivera sí que exhibió bien su hambre

Nacho Montes ha sacado el Sandoval que lleva dentro. La semana de Nacho ha sido muy crítica, aunque ha salido demasiado reforzado con la no expulsión que le hizo soltar algo así como que ahora iba a dar todavía más por culo. Su principal damnificada ha sido Katia, mi querida Ronalda que parece haber roto la amistad con Nacho para siempre. Y digo parece porque no lo creo aún, y es que todavía veo posibilidades de reconciliación, dos peleas más y una ruptura definitiva con palabras muy feas de Nacho y un modo mártir de Katia demostrando su enorme ego y también humildad autoproclamada.

Katia insinuándose a Nacho

La expulsada fue Vivi, aunque luego fue Leo quien abandonó la isla en este sistema de expulsión que nadie quiere y que obliga al espectador a dejarse los dineros dos veces. Vivi pasará la semana con Lomana, y tendrá una  nueva oportunidad de liarse con un "señor". Viva Supervivi(entes). Lomana por su parte pide a gritos un chuletón, aunque su carga de moral vino con la llamada de su madre y esa hija (era hija ¿no?) que no quería ponerse al teléfono. Algo parecido, pero en una versión más light, tuvo Diego Matamoros que además tuvo un momento de tapeo con Amador Mohedano para limar asperezas (ver párrafo inicial). Visto lo visto, si cada vez que tengo que arreglar las cosas con alguien me dan un plato de lomo y queso que no falten las trifulcas.

Sobre las nominaciones, Nacho, Tony y Carolina tendrán que enfrentarse para ver quién se queda de cara al público. Todo apunta a que Nacho puede salir, aunque en verdad estaríamos matando la poca chispa que hay en el concurso. Tony es, para mi gusto, más expulsable. Me está gustando cómo lo está haciendo pero por el argumento que acabo de dar lo prefiero fuera. Además, ya se empieza a apagar el tema de Oriana y estaría bien para relanzar a toda Telecinco en general la salida de Tony con todos los Deluxe que habrá ya programados. Carolina en cambio tiene que hacerlo muy mal para salir, y es que aunque ha tenido una semana pésima donde ha salido esa Sobe que nadie quiere todavía creo que hay una buena percepción de ella.

Descubrimos que Yong se tiñe el pelo

¿Quién va a ganar el concurso? Supervivientes es un programa que aúna varios factores, entre los que destacan la propia superviviencia, la convivencia, la fidelidad y lealtad (ver caso Leo) y, también, el caer directamente bien. Lo cierto es que no hay ningún superviviente que tenga coherencia entre todos esos aspectos. Los hay que caen bien por naturaleza, como Yong Li, pero su componente de superviviente es absolutamente nulo hasta el punto de pavonearse de ello. Yong Li de momento cae extremadamente bien, y es con diferencia el más gracioso de todos, pero tiene un humor muy susceptible de malentenderse y es muy probable que en alguna de esas salidas ingeniosas meta la pata y España se le eche encima. Además, queda bastante para el final y no sé si podrá llevar todo el tiempo esa actitud tan extremadamente pasota.

Yong Li

Lomana sería el superviviente por excelencia, pero es demasiado "Montalvo" en ocasiones. Se toma el concurso demasiado en serio, y no recordaréis un momento divertido de él. Lo que sí se recuerdan son sus primeras semanas en convivencia actuando separatistamente y mostrando graves problemas para vivir en comunidad, así que lo mejor que le ha podido pasar a Lomana es vivir en el Palafito todo el tiempo que está viviendo, ya que se está explotando su vertiente superviviente donde sin duda destaca por encima del resto, y se deja muy de lado sus "relaciones sociales".

Rafa Lomana

Para acabar, Carolina Sobe tiene también sus posibilidades, pero la Carolina del principio y no la de esta semana que es la oscura (chistaco racial aquí). La Sobe puede ser de las personas más graciosas y chisposas del mundo mundial, pero como se levante torcida no hay Dios que pueda defenderla. Reúne en cierto modo un poco de todas las características necesarias para un ganador de supervivientes, pero su propio carácter juega en contra de ella.

Carolina Sobe

Así que a día de hoy echaba todos mis euritos a Yong Li. Esperemos que no haya repesca a estas alturas de programa y que vayan pensado ya en el siguiente Gran Hermano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario