SLIDER

24 jul 2022

¡QUE VIVA EL DROPSHOT! - ROCKET LEAGUE


El modo más infravalorado de Rocket League.




Reconozco que estoy últimamente tentado a hacer un reanálisis de Rocket League, un juego que, cuando lo analicé allá por 2015, no supe valorar con la perspectiva adecuada. Claro, también es difícil adivinar que iba a estar mis siguientes siete años jugando casi a diario al que es, a día de hoy, el juego que más horas me ha quitado -en el fondo, me las ha dado- de toda mi vida. No, esto no es un re-análisis, y ya veremos si eso se produce, pero después de estar aproximándome a las 2.000 horas de juego, me ha apetecido romper una lanza a favor de un modo que es minoritario dentro de Rocket League, pero que a mí me ha dado muchas de esas horas tremendamente mágicas.




Bueno, digo minoritario porque comparado al número de jugadores de los modos competitivos clásicos es una cosa de nicho, pero ya quisiera casi cualquier juego online tener el mismo número de jugadores que tiene habitualmente el Dropshot, uno de los modos extra de Rocket League que de alguna forma recuerda al voleibol y que tiene un rincón especial en mi corazón.


Dropshot llegó en 2017, en una importante actualización, y lo cierto es que empezó con cierta fuerza antes de convertirse en ese modo residual. Me gustó desde el primer momento, y lo llegué a ver como un acto muy generoso por parte de Psyonix, ya que a mí me dio un regustillo a Rocket League 2. Era un modo tan bien pensado, tan rupturista con lo anterior y tan especial, que pensaba, y de alguna manera sigo pensando, que podría haberse lanzado como un producto nuevo, un spin off o como lo queráis llamar, donde la compañía podría haber sacado buena tajada. No fue así, y se uniría junto a los modos de baloncesto y hockey, además del -y aquí sí que no me meto- alocado Rumble para aumentar la oferta dentro del juego. Dropshot es, de alguna manera, un modo más light, al menos de primeras, donde lo incontrolable gana algo más de presencia, y por su carácter de modo extra adquiere un tono más relajado. Siempre he dicho que mi primer techo en el Rocket League, mi primera gran barrera, la destruyó Dropshot, porque fue con ese modo con el que verdaderamente aprendí a volar.




Entiendo que Dropshot no sea un modo mayoritario en Rocket League, y que incluso otros modos extra le superen en jugadores. Al fin y al cabo, los jugadores no asimilan bien los cambios, y Dropshot es prácticamente un nuevo juego. Pensad que ni siquiera llegamos a tolerar aquellas arenas que proponían cambios diferentes y Psyonix acabó rindiéndose dejando absolutamente todos los campos competitivos con la misma exacta forma. Nos cuestan los cambios, pero a veces parece que directamente no queremos poner de nuestra parte.


Sigo jugando a Dropshot casi cada vez que me pongo a jugar solo, y es algo que recomiendo tanto a cualquiera que quiera aprender a volar en Rocket League como a cualquiera que empiece a sentir que se está intoxicando con el juego. Tengo claro que gracias a él llegué a Gran Campeón en las partidas competitivas estándar, por lo que siempre le estaré agradecido. Es cierto que cada día que entro al Rocket League guiño con miedo los ojos esperando un mensaje de que Psyonix ha decidido darle el cierre, pero de momento, es una de mis más grandes zonas de confort en videojuegos. De hecho, ha sido acabar este texto y entrarme ganas de jugar. Por allí nos vemos.

4 comentarios :

  1. Voy por las 1200 horas y no paso de diamante III, jugaré dropshot para ver si subo a campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te lo recomiendo muy fuertemente, sobre todo si llevas tantas horas. Hay un momento en el que en lugar de aprender cómo jugar mejor lo que hay que hacer es volver a disfrutar sin estar pensando en el rango ni cosas así, por lo que te diría que probar el Dropshot es buenísima idea, o si ves que no te llama demasiado, probar también con algo como el baloncesto.
      Gracias por tu comentario. Suerte!

      Eliminar
  2. El baloncesto por mas que le doy intentos no me engancha, me gusta más el de hockey, el otro con poderes una vez lo toqué, el dropshot hubo un tiempo que si lo jugué casi diario pero después lo dejé, le daré otra chance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Rumble (el de poderes) es que es demasiado random y no acabo de verle una utilidad, pero al Dropshot sí que se la veo. Como digo, me enseñó a volar bien y a darle un poco al freestyle.
      Espero que te sirva de algo ^^

      Eliminar