SLIDER

domingo, 19 de julio de 2020

HALO 3 - POSIBLEMENTE LA MEJOR CAMPAÑA EN UN HALO

Halo 3 fue el primer Halo para Xbox 360, la exitosa consola de Microsoft. También fue el primer Halo que no tuvimos en PC. Ahora, 13 años después y gracias a la Master Chief Collection, podemos disfrutar de la que me parece, de momento, la mejor campaña que he jugado en un Halo.



Ser jugador de Halo en PC es un deporte de riesgo. Sí, tuvimos aquellas versiones del Halo: Combat Evolved y Halo 2 originales antes de que Microsoft diera la espalda al PC con el objetivo de aportar exclusividad a su consola, pero hasta ahí. Ha sido ahora, en 2020, cuando la Master Chief Collection nos está permitiendo, con entregas a fascículos, disfrutar de una de las sagas más importantes de los últimos tiempos, aunque sólo sea por estar unida a su marca para algunos.

Y digo deporte de riesgo, porque es peculiar cómo afronta Halo un jugador de PC. Alguien que ha seguido la franquicia en consola ha jugado esos dos primeros en su Xbox original, y ha vivido un salto de nivel tremendo con este Halo 3 lanzado para Xbox 360. En cambio, alguien actual que está probando por primera vez la saga mediante la Master Chief Collection, se va a encontrar las versiones Anniversary de Halo 1 y 2, de potencia gráfica espectacular con su rediseño, para llegar a un Halo 3 tal cual salió, produciéndose un -teórico, porque ahora lo veremos más en profundidad- bajonazo de gráficos que, por mucho que nuestra cabeza sepa sobre la edición que estamos jugando, cuesta digerir. Sí, la Master Chief también fue disfrutada en consola, pero la diferencia está en que esta es la primera vez que un usuario de PC puede acceder a los juegos más allá de Halo 2.

Digo que tenemos un Halo 3 tal cual salió pero no es del todo cierto. Lo que quiero decir es que no existe un rediseño a la altura de los anteriores. Estamos ante un clásico port que, eso sí, permite resoluciones bien altas y algunos efectos visuales que, unido a su rendimiento, convierten a este Halo 3 en PC en la mejor versión posible que hemos visto del juego de Bungie.


Lo curioso de todo esto es que los primeros minutos son extraños. El ojo de quien viene de la Halo 2 Anniversary se muestra reticente y las antológicas escenas de vídeo de los anteriores Halo en esteroides aquí presentan caras inexpresivas y un mucho menor sentido de la epicidad. De manera inconsciente, Bungie parece haber sabido en todo momento que esta situación se iba a dar. Por supuesto no es así, pero Halo 3 en 2020, parece una demostración de que, nuevamente, los gráficos no importan. Si bien escribía en el análisis de Halo: Combat Evolved - Anniversary que los gráficos me habían demostrado que quizá importaban más de lo que creía, al haberme devuelto una ilusión por la saga únicamente por su renovación visual, Halo 3 tira del otro lado de la cuerda para devolverme casi a mi posición inicial. En resumen: con el bajón gráfico que pega después de venir de las Anniversary, Halo 3 se ha convertido en mi juego de Halo preferido hasta la fecha.


Halo 3 es un juego tremendamente consciente de quién es, pero sobre todo de qué representa. Es un juego que se sabe blockbuster, y no tienen ningún complejo a la hora de mostrar todo su potencial. Pareciera como si Halo 1 y 2 quisieran desmarcarse de las etiquetas convencionales, y por ello acabaron dispersándose quizá demasiado. Halo 3 me parece la fórmula perfecta, que deja a un lado los tediosos mapeados del primero sin renunciar a su esencia -hay bastante de homenaje al primero en este Halo 3- y se olvida de esas guerras descontroladas de IA que te permitían casi hacer una partida pacifista en su secuela. Halo 3 lo tiene todo, y a la misma vez lo hace bajo un enorme control.

Las granadas siguen siendo tan divertidas como siempre, el arsenal de armas se completa con armas nuevas que suponen un muy interesante añadido, los vehículos y las guerras que se forman en torno a ellos son las mejores partes del juego, y Bungie no duda en abusar de ellos para deleite del jugador. Todo, gracias también a una IA tanto aliada como enemiga muy superior a la media del género. Halo 3 es más un juego de acción que un FPS.


Halo 3 sigue siendo un espectáculo a día de hoy, y una masterclass sobre cómo hacer una película -juego- climática de cierre de trilogía pero a la misma vez no sobretensionar a quien está detrás de la pantalla. No hace nada realmente diferente, y no entiendo cómo es posible que haya salido tan fortalecido cuando empecé a jugarlo justo después de acabar Halo 2 Anniversary, secuela que se me hizo larga, tediosa y que jugué con bastante desgana durante todo el rato. Simplemente, Halo 3 está bien hecho. Muy bien hecho.


2 comentarios :

  1. Yo es que si fui de los que lo jugo en su época en la 360 y le dio mucha caña, así que para mi verlo tal cual, seria un ejercicio más de nostalgia que otra cosa, aun así, como tu bien dices me parece de los mejores exclusivos de Microsoft y aunque tarde, me alegro de que mucha gente también lo disfrute.

    Gran análisis, como siempre ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Hemos tardado en PC pero por fin pudimos jugarlo... y ya digo, parece haber envejecido fenomenal.

      Eliminar