SLIDER

lunes, 4 de mayo de 2020

BATTLEFRONT II - UNA HISTORIA DE ELECTRONIC ARTS

Repasamos la polémica de Battlefront II y hacemos una review de su modo campaña. Todo desde los ojos de alguien a quien Star Wars, ni chicha ni limoná.



Supongo que sí que puedo decir que me gusta Star Wars, aunque haya sido por forzarme a mí mismo desde que era pequeño. No podía gustarte la ciencia ficción y no gustarte Star Wars. Desde entonces, tras la segunda trilogía, Star Wars se ha convertido para mí más en unos cascos reconocibles en la camiseta de algún amigo que otra cosa, y no tengo prisa, ni especial interés, en ver la sucesión de películas y aburridísimos spin offs (lo he intentado) que han ido apareciendo.

Caso parecido he vivido con los videojuegos de Star Wars. Quitando las aventuras en 16 bits, creo que el único que realmente he disfrutado ha sido Jedi Academy, y bueno, el Episode I Racer que era un juego espectacular. Otros, como Jedi Knight II, pasaron con satisfacción por mis manos, y otros como los Force Unleashed, me parecieron aberraciones jugables. Ni Knights of the Old Republic, ni por supuesto ningún Battlefront hasta hoy.

Yo sólo veo un mod del Battlefield

Battlefront II es a día de hoy un emblema, un monumento a lo que no hay que hacer con un videojuego. Fue el punto de inflexión, la cúspide de la microtransacción y el pico de la curva del virus que fue el modelo de videojuegos pay to win y del que todavía no hemos salido del todo. La explotación definitiva, la sanguijuela a tu cartera y el ataque directo como estrategia de marketing a una fan base que no duda en comprarse una taza del stormtrooper en cuanto la ve.

No vamos a decir una a una todas las perrerías que se escondían en Battlefront II en su lanzamiento, pero debemos recordar algunas para hacernos idea de cómo era un multijugador al que no me asomaría ni en pintura. Todo podemos resumirlo con el pay to win, es decir, el que tiene más dinero tendrá mejores armas y habilidades que el mindundi que se ha comprado el juego base. Podías conseguir todo con dinero del juego con tus partidas, pero consumía una cantidad de tiempo infame. Así, pronto salieron los cálculos sobre lo que necesitabas en dinero o tiempo para desbloquear el juego entero: o eras estúpidamente rico y pagabas más de 2.000€, o eras estúpidamente estúpido y jugabas al juego durante cerca de 4.500 horas. Recordad, todo saliendo de un juego base que apareció a 60€.

Todo llevó a una masa de odio con la que no pudieron luchar. Con récord Guinness de votos negativos en Reddit, demandas interpuestas por gobiernos que empezaron a tomar medidas contra el "gambling" en videojuegos y numerosos reajustes por parte de EA para aliviar las tensiones. La propia Disney quedó muy descontenta con el producto, y EA entró en una de sus etapas más negras de su historia, quedando al borde del desastre hasta que Apex Legends salió de la nada para salvarles la vida.


Así pues, me decidí a probar esta aberración de la naturaleza al tener el juego en el Origin Access, al menos para disfrutar de su modo campaña. Pronto descubrí un juego terrible, con una campaña que no hizo Dice -desarrolladora del resto del juego. sino Motive Studios -que tiene en su historial también colaboración con Anthem, menudo currículum-. Una campaña corta, de la que no puedo deciros mucho sobre la historia porque para mí son todo nombres y situaciones que no me son familiares, pero de la que sí puedo deciros que tiene una jugabilidad arcaica en un mundo de nivel gráfico sobresaliente -aunque algo aburrido en ocasiones-.

Son múltiples los problemas de la campaña, pero lo más clamoroso es la falta de animaciones, la hiriente falta de físicas que hacen que disparar a un enemigo tenga la misma repercusión visual que dispararle a una pared, y unos fallos clamorosos de IA que nunca fueron solucionados porque la campaña importó bien poco. El sistema de coberturas enemigo es ridículo, produciendo constantes errores de animación, y los controles son poco intuitivos e incómodos tal y como pasa con los menús de navegación. Una de las peores campañas que he visto en mucho tiempo.


No hay ningún motivo para ir a Battlefront II. Este tipo de juegos nos ha venido acostumbrando con campañas cortas tremendamente disfrutables, pero Battlefront II es la excepción que confirma la regla. Sobre el multijugador, no seré yo quien se atreva a hacer click. Bastante he sufrido ya con todo lo demás.


6 comentarios :

  1. Como ya dije en su momento si alguien quiere probar un buen battlefront que acuda a las versiones clásicas, especialmente el II que esta en Steam y pese a su 16 años, se sigue actualizando y jugando por parte de los fans...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, ahí lo tengo sin estrenar esperándome!

      Gracias por tu comentario :D

      Eliminar
  2. Sin duda alguna, cada vez que se escucha hablar de "Pay to win" en un videojuego, sabes que tarde o temprano aparecerá la canallada que hicieron con el Battlefront II por alguna parte. Y si encima resulta que el modo historia es tan breve y solo queda dejarte los dineros online para que no te crujan vivo... pues apaga y vámonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hizo todo mal, la campaña, el online y el propio marketing. Enfadó hasta a Disney. De la misma manera, la leche fue tan grande que dudo que el siguiente juego de este estilo que puedan sacar no cometerá tantos errores.

      Gracias por tu comentario! :)

      Eliminar
  3. El caso es que el nivel gráfico es tal que es de los pocos FPS que me llama la atención jugarlo, pero con lo poco que me gustan los FPS, si encima sin malos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si tienes pasión por Star Wars tendrá un poco más de pase, pero como FPS es horrible, es un despropósito.

      Eliminar