lunes, 9 de diciembre de 2019

TOOLS UP! - ¿TODAVÍA TE QUEDAN AMIGOS?

Hay juegos que lo tienen todo a su favor, y precisamente se les acaba poniendo todo en contra. Las expectativas matan una desilusión desorbitada y tu cara al pulsar el botón de Start va amargándose con el paso de los minutos. Bienvenido a uno de esos casos raros donde esto no sucede.



Si todavía te quedan amigos después de haber pasado por Overcooked, Tools Up! es la excusa perfecta para que acabes con tus últimos elegidos. Si no, bueno, abre tu agenda telefónica y pide perdón porque si no te vas a perder uno de los juegos más divertidos de couch-party que hay.

Nada más ver Tools Up! quedé prendado de él. La referencia es inmediata: "un Overcooked de mudanzas". El trailer mostraba a varios obreros regordetes sacando sofas y arreglando casas, y por mala percepción mía pensaba que el juego iba de, básicamente, vaciar una casa en el tiempo récord para meter todo en un furgón de mudanzas. Estaba equivocado y es que, sí, te va a tocar mover muebles para hacer espacio, pero tu función será la de sustituir paredes y suelos para pintarlas de distintas maneras, enyesarlas, colocar azulejos y demás terminología que estoy lejos de dominar.


He jugado a Tools Up! con dos jugadores, aunque admite hasta cuatro y, en teoría, también permite el Steam Remote Play -la nueva triquiñuela de Valve para que puedas jugar en Steam a juegos multijugador locales de manera online-, aunque éste está siendo el principal motivo de sus discretas reviews en Steam, ya que no funciona adecuadamente. Una vez lo terminen de arreglar, Tools Up! debería mejorar sus valoraciones, por lo que si tenéis a alguien con quien jugar, físicamente, no os dejéis engañar por sus levemente desfavorables reviews.

The Knights of Unity fundamenta su juego en Overcooked, pero tiene las diferencias suficientes para no parecer un juego que simplemente quiere aprovechar el tirón. Su percepción visual es distinta aunque su estilo también recuerde al juego de Ghost Town Games. Su estructura en cambio me pareció demasiado similar, con una interfaz parecida, desbloqueo de personajes, sistema de estrellas para puntuación y más cosas que recuerdan demasiado a Overcooked. Dado que el género no ha sido lo suficientemente explotado, no es algo que sea grave, pero no esperéis una revolución en cualquier momento. Toos Up! apuesta más por la torpeza, por unos personajes lentos que se incomodan entre ellos en una habitación de un tamaño estrechísimo hecha con toda la mala idea donde raro será que no empujéis el bote de pintura o tropecéis con alguno de los escombros.


A esto se une unas mecánicas también un poco torponas, a las que hay que acostumbrarse. Esto dudo que esté hecho tan voluntariamente. A pesar de no presentar grandes problemas, no todo es tan fluido, y los controles no son del todo intuitivos hasta que te haces verdaderamente a ellos. Además, es bastante parco en cuanto a instrucciones y al principio del juego cuesta entender qué te están pidiendo. Una vez entiendes el pleno funcionamiento, todo va sobre ruedas, pero es cierto que podría mejorar en accesibilidad. También, puestos a pedir, Tools Up! podría tener un poco más de fantasía en sus niveles, los cuales se ven diversos y divertidos pero no tanto como sus rivales de género. En cualquier caso, el juego se hace cortísimo, pero tal y como suele pasar en el género, podría durar 30 horas que me seguiría pareciendo corto.


Pero estad tranquilos, porque Tools Up! sí que es ese juego que levantará muros de odio y rencor con tus amigos, que exigirá de la mejor de vuestra organización y cooperación para terminarlo y que sin duda es un buen heredero de ese título que tantas veces he mencionado ya durante el análisis. Embellece paredes mientras destruyes tus amistades, ningún plan puede superarlo.


Copia de prensa proporcionada por All In! Games. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario