SLIDER

domingo, 18 de agosto de 2019

THE BLACKOUT CLUB - EL DOBLE FILO DEL EARLY ACCESS

Qué largo es el verano, pero cómo te tiembla todo cuando piensas en septiembre. Deberías estar estudiando, esas matemáticas no se van a aprobar solas, pero sinceramente, todo es mucho más difícil cuando en tu barrio todos los vecinos se han vuelto sonámbulos y tienes varias razones para pensar que se trata de un fenómeno tan paranormal como terrorífico. Cada vez que cierras los ojos ves siluetas que no están ahí, y cada vez que el pueblo duerme sufre una amnesia que les priva de recordar cualquier acontecimiento. Tus adorables vecinos parecen estar protegiendo algo de manera inconsciente, un secreto que probablemente tenga la solución a todas tus preguntas. Armado con tu linterna del móvil y un puñado de amigos, aparcas la bicicleta para resolver el misterio. Tu principal objetivo: recoger pruebas visuales con tu móvil de que algo está pasando.



Bajo esta maravillosa premisa nace The Blackout Club, un juego desarrollado por Question (The Magic Circle) y lanzado en 2018 en acceso anticipado, para un lanzamiento final en su versión 1.0 el 30 de julio de 2019. Un juego multijugador bien cuidado, muy por encima del estándar del género, y que funciona mejor de lo que probablemente puedas esperar.

The Blackout Club es un juego de sigilo, que me recordó bastante a juegos como Payday. Mantente fuera del alcance de los vecinos -son ciegos, pero pronto te enfrentarás a otro tipo de enemigos mucho más peligrosos- y asegúrate de marcarlos para que todos tus compañeros puedan ver en todo momento dónde están. Cámaras, drones y otros dispositivos de vigilancia y seguridad serán tus principales enemigos. Otras veces te tocará usar la fuerza y utilizar alguno de los dispositivos que irás encontrando, como una ballesta conmocionadora o un taser. También puedes usar tu habilidad para placar a un sonámbulo lanzándote sobre su espalda y reteniéndole el tiempo que quieras para que tus amigos puedan seguir investigando. Eso sí, asegúrate de correr bien lejos una vez le sueltes ya que no tardará en ponerse en alerta y perseguiros. No todo es tan sencillo como suena: si realizas varias de estas acciones estarás incrementando tu medidor de "maldad" y una extraña figura irá a por ti. Cerrando los ojos podrás verla, y evitar así que te encuentre y te convierta en un sonámbulo, estado del cual sólo podrás salir si un compañero te despierta.


Todo ese batiburrillo de ideas dan una imagen general de lo innovador que es The Blackout Club. El mero hecho de incluir un botón para cerrar los ojos ya dice mucho -aunque se podría haber explotado esto mucho más-. Tu inventario "inofensivo" incluirá, además de mecanismos de defensa, cosas tan originales como bombas de espuma que te permitirán caer en silencio desde grandes alturas. Es un juego que se esfuerza por ofrecer ideas nuevas, aunque casi todas se queden a medio camino.


Los objetivos irán cambiando entre partida y partida, pero no existe demasiada variedad en un pueblo que se antoja pequeño. Con la salida de la 1.0 se ha doblado el tamaño del mapa, y se agradece, pero no tendrás acceso a él hasta que subas unos niveles, por lo que he de decir que mis primeras partidas empezaron a tener síntomas de repetición. Una vez vas desbloqueando zonas el juego se torna más interesante, no sólo por el mapa en sí, sino por la originalidad de las misiones que van mucho más allá de simplemente ir de un punto a otro sin que te vean. Estas misiones se repiten bastante, pero hay un esfuerzo por hacerlas diferentes no sólo entre sí sino en relación a otros juegos.

Más allá de que el juego funciona, es también la sensación de que está bien hecho y muy trabajado. Ya el prólogo es una muestra de buen hacer, ofreciendo una historia interesante y presentando sus mecánicas como debe ser. El juego se redondea con enormes pequeños detalles que pueden parecer una tontería pero sin duda son muestra del mimo que hay detrás. Los personajes se quejan cuando les apuntas con la linterna -hubiera sido interesante meter deslumbramiento en estas ocasiones, forzándote a cerrar los ojos para recuperar la visión más rápidamente o algo por el estilo-, e incluso puedes ver cómo tus compañeros cierran los ojos al darle al botón correspondiente. Como digo son pequeñas tonterías, pero que dan sensación de trabajo pulido.


El juego se completa con un sistema de puntos de habilidad que te otorgará útiles poderes, y de economía basado en chuches que te permitirá desbloquear ropas y peinados, además de "emojis" que acentúan la sensación de ser un juego bastante familiar sin perder una atmósfera tensa. Sí, es el típico terror ochentero con niños de protagonistas, aunque no se explota demasiado esta faceta más aventurera.

Ahora bien, The Blackout Club arrastra varios problemas que se pueden resumir en casi la definición de un early access. Por si hay algún despistado, el early access (acceso anticipado) es un modo de lanzamiento donde los jugadores pueden adquirir el juego antes de su versión final, normalmente a un precio reducido, para acceder a una versión previa menos pulida y sujeta a bugs y numerosos cambios. Muchos de estos juegos ni siquiera son capaces de salir en versión final y se quedan en un pozo infinito de alphas y betas.


The Blackout Club ha salido, pero su efecto no ha sido el más impactante del mundo. Es uno de los problemas de este tipo de lanzamiento y que estoy seguro que el juego ha acusado gravemente. Probablemente si hubiera salido directamente en la 1.0, en este verano, hubiera tenido más repercusión de la que ha tenido. Sí, hay grandes cambios con respecto a la versión previa, pero la sensación es que es un juego que continúa en early access porque los desarrolladores le están dedicando todo su tiempo. Esto quiere decir, básicamente, que aunque la 1.0 marca el inicio "oficial" del juego estoy seguro de que futuras versiones cambiarán el juego por completo. Todo esto atrae a pocos jugadores, ya que los que estaban de base son los que permanecen.

De alguna forma, The Blackout Club es un juego que acabará siendo de culto por muchos factores. Primero, sus propias características, y segundo, la dedicación que tienen en Question por él. No veo un abandono cercano ni nada por el estilo por mucho que la masa de jugadores no sea titánica. Con todo y con eso, no tuve ningún problema a la hora de encontrar partida, por lo que al juego de momento mal tampoco le va.


Copia de prensa proporcionada por Question. En ningún momento las opiniones vertidas en este texto se han visto influenciadas por este hecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario