jueves, 31 de mayo de 2018

Legendary Gary

El juego dentro del juego.



No acaba de quedarme claro si recomiendo Legendary Gary o no. Hay una terrible realidad detrás de mi partida que se refleja en los vídeos que se subieron al canal de YouTube. Digamos que disfruté Legendary Gary un 80 % del tiempo que lo jugué, pero ese otro 20 % fue una pequeña basura, y dentro de ese 20 % el final acabó por condenar al juego. No es del todo justo valorar un juego en función de su final, pero está claro que siempre prefiero una mala introducción con buena resolución, a un buen comienzo con terrible final.


Legendary Gary es ante todo interesante. Ya desde el principio, desde antes de ejecutar el juego, notas que estas ante un juego especial. Para empezar estamos ante un juego indie, pero indie de verdad, no indie de boca pequeña. Un indie diferente pero en esencia más puro que otros. Evan Rogers es el desarrollador detrás de Legendary Gary, y no es un cualquiera. Estamos hablando de alguien que hizo la programación para The Last of Us o What Remains of Edith Finch. Estamos hablando de alguien que, bueno, digamos que no le va mal y tiene su trabajo asegurado. Embarcarse en una aventura como es hacer tu propio videojuego indie es otra historia, y estoy seguro de que Evan Rogers contaba con que el juego no iba a ser un verdadero éxito. En cambio, todo su enfoque está orientado a convertirse en un pequeño juego de culto. Por mucho que lo pueda criticar, creo que es muy factible.

Porque el juego es especial. Empezamos manejando a Gary en lo que parece una aventura con diálogos a elegir. Su aspecto visual ya llama la atención, ya sólo por ser diferente a todo lo que he visto. Todo lo que veis en pantalla está dibujado a mano, y su "rollo" es más que interesante. El juego da la vuelta de tuerca cuando Gary, un aficionado a los videojuegos, se sienta cada día a echar una partida al llamado "Legend of the Spear", un juego de estrategia por turnos al que... ¡también jugamos! El juego dentro del juego.


Pronto nos damos cuenta de que lo que va sucediendo en Legend of the Spear tiene relación directa con la vida del propio Gary. Así, se establece un juego de tirar una... ¿quinta? pared que acaba siendo el verdadero atractivo del juego. En ese aspecto, el juego reina con poder a pesar de que se acaba abusando demasiado del recurso, y a pesar de que Gary tiene una parsimonia que desespera.

Los cambios entre los dos juegos se producen muy pronto y es algo que me gustó mucho. Media hora como máximo en cada uno de los "mundos" convierten al juego en una experiencia mucho más dinámica de lo que esperaba en un principio. Seguir ambas tramas, paralelas, es interesante a pesar de que todo desemboca en uno de esos finales de quedarse mirando los créditos con la mirada perdida. cuesta interiorizarlo también y en mi caso no, no fue ni mucho menos satisfactorio.


Podría perdonarle al juego ese aspecto porque no es la primera vez que se me queda esa cara delante de la pantalla, pero Legendary Gary se acaba de estropear por dos hechos más. Primero, su música, que ha recibido elogios allá por donde va, me parece completamente fuera de lugar e insoportable. Segundo, las batallas son un poco coñazo, e incluso una vez pillado el ritmo no acabaron de gustarme. Son batallas donde se presenta un típico juego de estrategia por turnos, donde tu único objetivo es encontrar la debilidad del rival, por lo que acaban siendo más un puzle que verdaderamente un juego estratégico. Está todo muy suavizado, quiero decir, virtualmente no puedes morir ya que en todo momento tienes la ventaja de saber qué va a hacer el enemigo y puedes rebobinar cuantas veces quieras, pero se acaba haciendo un poco pesado. Quizá el mismo juego con menos personajes en batalla hubiera sido mejor opción.

El sistema de batalla, irregular

Sí, supongo que recomiendo Legendary Gary pero siempre que tenga la oportunidad de decirle a ese alguien la cantidad de problemas que tiene. Es peculiar, es corto y por ello sus problemas no son tan graves. En vuestras manos queda la decisión final.


2 comentarios :

  1. Pues... me ha llamado la atención. No creo que me ponga con él a corto plazo, pero no descarto pillarlo en un futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un juego difícil de recomendar por todo lo que he dicho, pero sí, en tu caso concreto sí que lo veo factible.

      Eliminar