sábado, 11 de mayo de 2019

RESIDENT EVIL 2

Capcom parece dispuesta a llevarse el título a desarrolladora del año, pero no es oro todo lo que reluce.



Podéis ver los mejores momentos de mi partida a Resident Evil 2 en esta lista de reproducción.

Llevábamos mucho tiempo esperando este remake, remaster o como queráis llamarlo (para mí remake). Muchas han sido las veces que se ha rumoreado que el juego estaba en desarrollo, y muchas han sido las veces que Capcom ha tirado los remakes que la gente se dedicaba a hacer para "actualizar" ese maravilloso Resident Evil 2 que mejoraba en casi todo al primero, aunque supusiera una pérdida de tensión y miedo que encontrábamos en el primero.

Un buen amigo mío definió a la perfección Resident Evil 2 en su día, equiparando su trayectoria con la de Alien. La primera película más tensa, necesitando un único alien para sembrar el pánico. Ambientación, luces parpadeantes y una especie de slasher involuntario en el espacio. Llegaría Cameron, con su cubo de palomitas, y nos plantaría su secuela con Aliens, múltiples Aliens que se enfrentaban a unidades especiales. Ninguna era mejor, y a la misma vez ambas eran necesarias. Resident Evil 2 es exactamente lo mismo, un juego de mucha acción que nos daba más de lo que queríamos.

Vaya por delante que el 2 ha sido siempre mi Resident Evil favorito, por lo que el anuncio del remake no podía ilusionarme más. Ya os digo que el juego está a la altura, y que es tan sensacional como estáis leyendo en todos los medios, pero precisamente por esa nube de gloria que le ha caído, me gustaría centrar este análisis en lo que no es tan bonito.

La fiesta de bienvenida a Leon Kennedy en su primer día

Empecemos por lo bueno, porque aunque todos lo sabemos sería muy injusto obviarlo. Los gráficos están muy bien, pero tampoco son una delicia. De hecho son un poco monótonos y su apagado colorido tampoco ayuda. Da igual, porque el trabajo en animación facial es directamente next-gen. El sonido es sensacional, haciendo que jugar al juego con 7.1 sea dar un paso más allá también en sonido. La recreación de la comisaría también es estupenda, eliminando puzles que no tendrían mucho sentido en esta revisión más dedicada a la acción. Todo está muy bien y eso se refleja en la alta puntuación que ya podéis adelantar al final de este análisis.

Ahora bien, Resident Evil 2 también es una oportunidad desaprovechada. La sensación general es que, con todo lo buen juego que es, Capcom se ha limitado a darnos lo que estamos pidiendo, a callar de una vez las peticiones de tantos seguidores, en lugar de hacer un juego que sale por voluntad propia. Dicho pronto y mal, Resident Evil 2 está muy bien hecho, pero diría que casi por cumplir.

Yo, abriendo las puertas del infierno por decir las verdades sobre Resident Evil 2

Su corta duración no es el principal motivo, es más lo cobarde que es el juego. Estamos hablando un juego que tiene las mismas implicaciones jugables que Resident Evil 4, un juego que apareció hace 14 años. No hay, absolutamente, ningún avance con respecto a aquel gran juego. Claro que nos da gusto seguir con esa fórmula cuando fue un juego tan divertido, pero teniendo en cuenta lo importante que es la jugabilidad no puedo pasarlo por alto. Aunque no hay grandes quejas con respecto a los controles sí que noté todo un poco tosco, como si me faltaran recursos ante situaciones concretas. No digo que Capcom se dedique a meter ahora en sus Resident Evil un botón para rodar, pero seguro que a poco que lo intenten pueden llegar a algo diferente. En general, la sensación es que los personajes son un poco pesados, corren demasiado lento en situaciones extremas y no acaban de tener unos controles como se pudiera esperar a estas alturas de la vida. Ataques prácticamente inesquivables de bosses, zombies que te pillan por la espalda mientras ves como tu personaje no corre, sino que trota, puertas que no se pueden cerrar/atrancar y, en general, una incomodidad buscada, pero a la misma vez un poco ilógica y, repito adjetivo, tosca.

Pero donde más duele Resident Evil 2, donde más deja esa sensación de no ser un juego valiente, es en el propio desarrollo de las historias. Se podría haber aprovechado esta oportunidad para dos líneas temporales con sentido dentro de un mismo universo. Leon y Claire no comparten mundo, en el sentido de que la elección del personaje no determina la línea temporal, si no que prácticamente es un mero cambio de sprite (para que nos entendamos). Existe una nueva partida 2 donde la historia se enlaza, pero se podía haber dado mucho más juego a una posible historia entrelazada, con incluso decisiones y consecuencias. A todo esto hay que destacar también la ausencia de novedades con respecto al original. Todos recordamos los añadidos del Resident Evil Remaster con respecto al original, pero en el 2 no hay ningún añadido real a lo que ya existía en el original, salvo alguna muy pequeña parte que se torna insignificante.


No tengáis dudas de que Resident Evil 2 es un estupendo juego, que recomiendo con todas mis fuerzas, pero también es un ejercicio poco valiente por parte de una Capcom que cumple, cuando podría haber hecho un juego verdaderamente antológico. Es cierto que, sin embargo, haber llegado a las expectativas acumuladas durante dos décadas no es poco piropo. Juegazo, no lo dudéis.


2 comentarios :

  1. Excelente. Estoy loco por jugarlo. Aunque Capcom haya sido cobarde, creo que es lo mejor que ha hecho, ya que los que como amantes de RE2 que queríamos un Remake, esperábamos lo mismo pero con mejores gráficos. Y al final recibimos un juego adaptado a nuestro tiempo que conserva casi intacto aquello que nos hizo amar al gran juego que es RE2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, es un juego que da exactamente lo que promete. Imposible que defraude más allá de a los puristas que querían un remake más similar al que tuvimos con el primero (cámaras fijas y ese tipo de cosas).

      Eliminar