martes, 15 de mayo de 2018

Nimble Quest

Ya habéis jugado a este juego.



Aquí tenéis el videoanálisis de Nimble Quest.


El propio juego te lo deja bien claro en el tutorial: ya has jugado a este juego, mostrándote un móvil con la serpiente, ese juego que a una determinada generación le quitó horas de vida. El noble arte de tenerla más larga, como en tantos otros ámbitos, era motivo de competiciones terroríficas entre amigos que con sus poderosos Nokia mostraban con orgullo sus pantallas con la serpiente más grande.


Prepárate para crear una conga-RPG (muy de portada trasera esto). En Nimble Quest manejas a un personaje y, conforme vas acabando con enemigos, se van uniendo a tu serpiente. El objetivo es destruir todo lo que haya en pantalla, y los héroes que van saliendo son los puntitos que comíamos con la serpiente de nuestro móvil. Si nuestra "cabeza" de la conga se choca, la partida se irá al garete. Si nuestro personaje muere, la partida se irá al garete. Si muere uno de nuestros compañeros, todo continuará.

La conga se irá haciendo más y más grande. Cada personaje tiene sus propias características, y la verdad es que el diseño de los mismos es de lo que más destaco de todo lo que ofrece. Personajes carismáticos, con personalidad en su concepción y que son una verdadera muestra de cómo hacer un buen diseño sin grandes medios. Así, iremos desbloqueando unos cuantos hasta tener una inmensa variedad incluyendo personajes de ataque a distancia y melee, siendo todos útiles para distintas situaciones. Claro, el primer personaje lo eliges -muy recomendable tirar por melee- y el resto va apareciendo de manera aleatoria. Al final, nula estrategia en la concepción de tu equipo, siendo posible que algunos personajes no tengan sentido en su posición.


Ahora bien, mirad las imágenes, el rollo serpiente que he comentado... ¿qué pensáis del juego? Juego como siempre digo de water, ¿verdad? Pues no, al menos no del todo. En su concepción "casual" existe un terrible desafío que convierte esto en un juego donde el repetir y repetir se eleva exponencialmente. Necesitas diamantes para mejorar a los personajes, y os puedo garantizar que es muy necesario porque Nimble Quest es muy difícil, pero mucho. Los niveles superiores se plagan de enemigos y la muerte se te echa encima con nada. Cuesta meterse en la cabeza esa idea, ese razonamiento de que no estás ante un juego anecdótico porque todo te hace creer en ello. Nimble Quest te puede llevar fácilmente 10 horas.


El juego se completa con muchos items que son imprescindibles y que también se pueden mejorar. Desde congelación de enemigos, hasta mayor ratio de ataque, pasando por vida o aniquilar todo lo que haya en pantalla. Estos items hay que aplicarlos de la mejor manera posible, aunque nuevamente hay poca estrategia en Nimble Quest a pesar de su dificultad.

Es muy divertido, especialmente si no tienes en mente terminarlo por completo. La segunda vuelta es infernal, pero no empaña un buen juego.


No hay comentarios :

Publicar un comentario