domingo, 3 de diciembre de 2017

PES 2018

Cada año pasamos por aquí, y este año tenemos el mejor PES. Al menos mientras el balón está rodando en el campo...




Es imposible hacer un análisis de FIFA o PES sin tener en mente a su competidor. El oligopolio de Electronic Arts y Konami hace que cada año comparemos ambos títulos. Este año, me lo han puesto muy fácil. No tenéis más que ver ambas introducciones para definir no sólo un juego, sino toda una franquicia desde el principio de los tiempos.

Espectacular el Casemiro del FIFA 18

Si buscáis la introducción del FIFA 18, veréis a un Cristiano Ronaldo agarrar el balón en su campo e irse de varios adversarios seguidos utilizando un fuerte reparto de regates. Cuando se dispone a disparar recibe una dura entrada y el árbitro pita falta, la cual Ronaldo anota sin problemas.

Dybala

Entre las múltiples paradas, jugadas y goles que aparecen en la introducción de PES 2018 hay una que llama especialmente la atención: Messi se dispone a tirar la falta, y su disparo impacta no en la barrera, si no en la cara de Busquets, cambiando la trayectoria del tiro mínimamente. Lo siguiente que vemos es a Oblak intentando atajar ese disparo desviado, el cual llega mánsamente a sus manos, con la poca fortuna de que no es capaz de blocarlo de primeras inexplicablemente y necesita de un segundo movimiento para finalmente quedarse el balón entre sus manos abortando la jugada.

No existen a día de hoy dos imágenes que puedan definir a FIFA y PES de mejor manera.

Griezmann. Izquierda PES 2018, derecha FIFA 18

Aquí ya entran gustos personales, porque además este año es todavía más enfermizo. ¿Qué prefieres? ¿Prefieres un juego donde puedas estudiar los sitios clave para meter gol? ¿Un juego donde pillar a jugadores con buenas estadísticas te garantizan que 9 de cada 10 tiros desde el mismo sitio van a ser gol? ¿Un juego donde los disparos desde fuera del área garantizan el golazo? Si es así, tu apuesta es FIFA 18. Ahora bien... ¿Te gusta sufrir? ¿Te gusta que aunque lleves al mejor jugador del mundo sea capaz de fallar a puerta vacía repetidas veces? ¿Te gusta que el jugador tropiece una y otra vez, se resbale, conceda rechaces misteriosos y tarde siete horas en girarse? ¿Te gusta que por muy bueno que sea tu equipo exista una posibilidad de dar cuatro palos seguidos y, tras haber llegado diez veces a portería rival te encuentres con que tu adversario se lleva el partido en un saque de esquina? Bienvenido a PES 2018.

Gareth Bale

Yo tengo muy claro lo que prefiero. Con todo lo desesperante que se puede hacer el PES 2018, la sensación de fútbol mayúsculo que ofrece está muy por encima de cualquier partido de FIFA 18. Ya digo que este año es todo mucho más evidente. Por decirlo pronto y mal, si queréis fútbol, el fútbol de "el fútbol es así", vuestra elección debería coincidir con la mía e ir a por uno de los mejores PES que se han hecho hasta la fecha, sobre todo en PC donde el salto de calidad es más que notable otorgándonos por fin un juego de última generación.

Ya veis las caras de los jugadores, aunque luego es lo de menos porque en el partido no es que precisamente juguemos con el zoom. El césped por ejemplo luce mucho mejor en FIFA, pero por lo demás, gráficamente PES es mejor juego. La optimización también es perfecta y no hay problemas de rendimiento, salvo algunos problemas en las tarjetas AMD con el V-Sync.


Ahora bien, esto tenéis que tenerlo más en cuenta de lo que parece: cuando la pelota está rodando por el campo PES me parece incontestable, pero cuando no lo está, es horripilante. Hablamos de menús, de interfaz, de presentación y de online.

No exagero nada, la lentitud de los menús en PES 2018 es insultante. Si jugáis online, entre partido y partido de MyClub -el modo estrella- tendréis que esperar cerca de 5 minutos de reloj. Pantalla de resultados, pantalla de regalos de ojeadores que no sirven para nada, pantalla de entrenador, pantalla de renovación de jugadores, proceso de renovación si fuera necesario, estadísticas en el ranking mundial y, finalmente, nueva ventana de matchmaking para encontrar adversario, lo cual puede estirar la cosa otros cinco minutos más porque, la verdad, cuesta encontrar sobre todo si no juegas en cooperativo. Tienes que pasar por todas y cada una de estas pantallas para echar el siguiente partido, y tened en mente que entre pantalla y pantalla se van unos diez segundos porque el juego no hace más que enviar información al servidor. Lento de cojones.

Aquí es cuando viene la primera risa, y es que PES 2018 se basa en conexiones P2P. ¿Qué significa esto? Preparaos para una experiencia online bastante deficiente. Os conectáis directamente al rival, y si el rival quiere os puede meter todo el lag que quiera en el partido. He jugado un montón de partidos donde, al ir ganando, ha aparecido un misterioso lag que ha decantado el partido hacia el otro lado tras una pausa de un minuto. Los usuarios se dedican a poner en segundo plano vídeos en 4K, abrir el torrent y, en definitiva, un montón de putadones de ese estilo para que no puedas jugar bien. Es más, puede pasar perfectamente que la cosa se ponga tan fea que el juego se desconecte, y dé el partido por suspendido por "problemas de conexión entre ambos jugadores" lo cual no es nunca cierto. Incluso me ha llegado a hacer lo contrario, darme el partido por perdido a mí por no poder conectarme al jugador de turno cuando ha hecho esta clase de trampas. Los foros son un clamor al respecto, y aunque prometen baneos y cosas semejantes, se siguen encontrando estas circunstancias con muchísima frecuencia.

Todo esto se arreglaría con servidores de verdad. Estamos hablando de Konami, no de una compañía independiente de dos empleados. Mirad Rocket League, un juego independiente con sus servidores y ningún problema de lag. ¿Tanto cuesta? es imperdonable para Konami, porque encima es algo que afecta a la PES league donde te juegas entrar en los e-sports.


Cuando el PES va bien, es una delicia. La verdad, muy raro es el partido donde no exista nada de lag. Si me pidiérais un ratio, diría que un 15 % de los partidos me tocan con gente que hace trampas de las mencionadas, un 25 % tiene lag apestoso pero se nota que sin trampas, un 55 % va con un micro lag que hace que tengas que olvidarte de que el jugador va a dar el pase al primer toque y un 5 % funciona sin nada de lag.

Sobre el juego en sí mismo, bueno, los pases se han envenenado demasiado. Es el primer PES donde siento que el PES no me entiende. Otros años daba pases increíbles que, de verdad, no entendía cómo el PES entendía lo que quería hacer. No hablo ya de dar el pase al jugador que quiero, hablo de cómo da el pase. Si darlo con el exterior, con el interior, por dentro, por fuera, más corto, más largo. PES me entendía salvo este año. El cambio de jugador ha empeorado sustancialmente, y las defensas dejan unos huecos enormes. La IA de la computadora ha mejorado bastante, y mi consejo es que aprendáis a jugar con ella sobre todo en defensa. Confiad en ella y no volváis a los jugadores locos a cambios.

PES 2018 es más cooperativo que nunca

Por lo demás, todo bien. Los menús, más allá de ser lentos, necesitan una fuerte renovación. Son menús de un juego de PlayStation 2. Los gráficos están muy bien y el tema de las licencias ya sabéis que se puede solucionar muy fácilmente gracias a su editor. El sonido lamentable, con unos comentarios deprimentes y absurdos que no tardaréis en quitar ni dos partidos. Vamos, como siempre.

Todo lo que no tiene que ver con jugar al fútbol, Konami lo hace fatal

Jugablemente el mejor PES en años. Podéis ver el resto de análisis de los anteriores PES aquí. Konami ha hecho lo más difícil: hacer un gran juego, pero la ha cagado en lo más fácil: hacer unos menús lentos hasta lo denunciable y en un online sin servidores de Konami propiamente dichos. Podría haber sido incluso el juego del año.


También os digo, a ver cuándo cojones cambian lo de Soccer y lo llaman Pro Evolution Football. ¡El PEF! Ni que tuvieran un mercado norteamericano de la leche.


1 comentario :

  1. No tener servidores dedicados es tan Konami que me da la risa. Con todo, lo de que soporte p2p es una "buena" noticia que deberían añadir todos los juegos. O sea, lo que dices de que debería tener servidores tienes razón, pero no es incompatible con este modo p2p de cara al futuro. Aunque es cierto que en juegos de fútbol pasados unos años no es importante el online; pero en general juegos que dejan de tener online oficial si incorporasen la opción p2p cualquiera podría disfrutarlos con amigos o en una comunidad online pequeña. Que al final cosas como esta se consiguen por ingeniería inversa, pero muchos juegos siguen muertos o con una dificultad elevada de configuración para jugarlos.

    ResponderEliminar