viernes, 22 de diciembre de 2017

Not Dying Today

De unos desconocidos -al menos para mí- 9th.Art nos llega Not Dying Today, un beat 'em up muy clásico donde acabaremos con nuestros cuerpos bañados en sangre y sesos zombie.



Cuesta mucho encontrar un beat 'em up puro que no sea aburrido y que esté bien hecho, y vaya, no es que este Not Dying Today sea el sumun de la tecnología, pero me lo he pasado de narices con él. Bueno, que digo beat 'em up puro pero lo cierto es que el juego tiene una estructura un poco peculiar que se basa en el arte de morir.

Raro será el jugador que presione start y complete cada uno de los siete niveles seguidos sin morir como si esto fuera un juego sin oportunidad de grabar de cuando las pesetas todavía reinaban en este nuestro país. Not Dying Today está pensado para que sí que mueras hoy, y tengas que repetir niveles con el único objetivo de que subas de nivel, porque el juego mete un sistema de reparto de puntos entre distintas habilidades además de pedirte dinero para mejorar todas las armas que trae. Así que sí, si mueres no estrelles el mando contra ese bonito suelo que tienes en la habitación y tómatelo como parte del plan maestro de los desarrolladores. En cualquier caso, frenen la estampida de gente que se está marchando porque es un juego muy accesible y esto no es tan grave como suena. Estamos hablando de que terminé el juego, con absolutamente todos sus logros -esto incluye volver a jugarlo y terminarlo en el nivel más difícil- en tan solo cuatro horas. Eso os dará una idea de lo suave que es este sistema de morir y repetir.

Homerun

Aquí hay violencia gratuita de la buena. Tú contra un montón de zombies y un montón de armas blancas -katanas, motosierras, cuchillos y un largo reparto- y de fuego -metralletas, pistolas, bazookas y un largo reparto- para combatirlos, además de objetos especiales que van desde torretas hasta granadas para arrojar. Las armas pueden ser mejoradas poniendo billetes de por medio, los cuales se recogen durante vuestras aventuras por esta ciudad poblada por zombies. A todo esto se le suma un comando especial que te permite llenarte de furia zombie -el medidor se llena luchando- y transformarte en un bigardo zombie capaz de aniquilar todo bicho viviente.

Motosierra infinita = éxito

Y digo "bicho viviente" porque esto no se limita al socorrido zombie que te mira al cerebro cuando le estás hablando. Bicho viviente incluye zombies especiales armados con lanzallamas, metralletas y una variedad muy significativa de todos ellos, pero también bichos de manera literal, porque conforme vayamos avanzando nos encontraremos muchas criaturas como arañas o sapos tóxicos. La plantilla enemiga se completa con siete bosses bastante inspirados con un buen diseño -por encima del que tiene el juego- que requieren de estrategias para ser vencidos. Si no podéis con todos ellos, podéis practicar en el modo boss o endless fuera de la historia principal. Bueno, el modo boss os arrojará en batallas contra dos bosses a la vez, lo cual es prácticamente imposible, pero el modo endless os permitirá luchar sin preocupaciones contra enormes hordas de zombies. Todos estos modos no proporcionan ni experiencia ni dinero y son meros complementos.

<3

No estás solo en esto. Bueno, yo sí porque nadie me quiere, pero tú en teoría no estás solo, porque Not Dying Today tiene un muy atractivo modo cooperativo local para cuatro jugadores. Rescata esa bandeja para los sandwiches que no usabas desde tus cumpleaños noventeros y llama a tus amigos alopécicos para partidas inolvidables donde las expresiones "los videojuegos ahora son una mierda", "ya no se hacen juegos así", "si por mi fuera seguíamos jugando todos a la Super Nintendo y que le follen a la Master Race" estarán a la orden del día. Además, hay una gran cantidad de personajes que elegir -mero cambio de skin-.

Me ha gustado mucho, y más allá de la simpleza que arrojan las imagenes y que, no os voy a engañar, definen bien al título, he de decir que eché en falta una variedad de escenarios mayor. Digamos que todos los mapas parecen iguales. Además, es uno de esos juegos donde mantener pulsado el botón de ataque hace que el personaje ejecute su sucesión de combos ininterrumpidamente y eso es algo que a mí personalmente me saca muy de quicio. Yo necesito que cada vez que pulse el botón sienta que doy un puñetazo, y no mantener presionado un botón para que dé mil puñetazos seguidos. Hombre, hagamos los beat 'em up bien, que es lo único que nos queda en esta vida.

Hay hasta minijuegos en mitad de la historia, desde lo que veis hasta un tower defense o un time attack

Not Dying Today es especialmente recomendable para enfermos de lo retro como yo -que siempre digo lo mismo pero ya soy menos retro que un iPhone-, gente que eche de menos un género tan concreto como los maravillosos beat 'em up horizontales a lo Streets of Rage/Final Fight -aunque el juego se acerca más a un The Punisher- y en general gente que viva anclada a una época. Si no es tu caso, hombre, Not Dying Today no te va a desgustar ni mucho menos, pero tampoco te va a salvar la vida. En cualquier caso, mejor de lo esperado en cualquier contexto.


No hay comentarios :

Publicar un comentario