lunes, 28 de noviembre de 2016

Rise of the Triad

Rise of the Triad: Dark War fue el primer juego que me compré para PC en una especie de mercadillo, feria del libro o lo que fuera. Llega el remake, y todos temblamos.



Desarrollado por Interceptor Entertainment (Bombshell), Rise of the Triad cumple bastante bien como homenaje, pero no tanto como juego. Echemos ya un vistazo al cuaderno de bitácora para comprobar cómo ha ido cayendo en picado.

Rise of the Triad pasando por las cuchillas de mis análisis

Día 1 (Tiempo de juego - 01:00): Escribo estas líneas haciendo un verdadero esfuerzo por acertar en cada una de las teclas, y es que este Rise of the Triad es de los pocos juegos que me ha llegado hasta a marear.
¡Oldschool!

Creo que la cosa va bastante mal. Quizá todo sea culpa mía por haber esperado otra cosa, pero lo que realmente tenemos entre manos es un remake casi humorístico del Rise of the Triad original. Un remake con gráficos tremendamente irregulares, una presentación paupérrima y unos movimientos que van como a 100000000 fps pareciendo que juegas a cámara rápida. Hasta me llegué a plantear que algo estaba mal configurado, pero no, el juego es así.

Oldschool. Secretos, monedas, armas con munición infinita -pero con un botón para recargar, lo cual todavía no acabo de entender-, música heavy machacona, quicksave... Como un Painkiller pero con un poquito más de desarrollo y todavía más acelerado. Joder, es tan malo que hasta puede llegar a gustarme.



(Tiempo de juego - Fin del primer capítulo): La cosa empeora por momentos, o quizá no, porque es tan repetitivo que empeorar como tal no puede hacerlo. La buena noticia es que me he acostumbrado a la locura de su velocidad y me he adaptado a esa mecánica de juego. La mala noticia, es que lo estoy jugando en dificultad alta y no me permite hacer quicksave durante las injustas batallas contra los bosses. Gracias a dios tienen una IA de risa.

Lo mejor que le puede pasar es que sea corto.



Últimamente soy más exigente con los juegos. Rise of the Triad es un juego malo, sí, pero tampoco tan malo como para abandonarlo como yo lo he hecho. Ya sabéis que rara es la vez que abandono un juego, pero últimamente se han dado unos pocos casos ya -que yo recuerde: Lisa, White Night y este Rise of the Triad-. Si me hubiera pillado en otro momento, probablemente no lo hubiera abandonado.

Es por esto que dejo la puerta abierta a volver a él en un futuro, aunque más lejano que cercano -para entonces se habrá sumado el factor del paso del tiempo que le hará todavía más daño-. Rise of the Triad es un pequeño homenaje a una época más que a un género, pero por desgracia es mucho más divertido volver a rejugar juegos como Duke Nukem 3D, Blood o el propio Rise of the Triad original que meterse en estos berenjenales.

Aunque Bulletstorm se te pase por la cabeza, ni de coña

Ya escribiré algo más si de verdad lo vuelvo a jugar, pero mi experiencia hasta el momento de abandonarlo ha sido bastante mala.


2 comentarios :

  1. Uff, que miedito. Mira que los fps old school me llaman cosa mala, pero mejor sigo con Shadow Warrior y Doom.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habría que preguntarle al Sr. Rubio a ver qué opina de éste antes de enterrarlo. Yo desde luego quiero darle alguna oportunidad más, pero vaya, esperaba un mucho mejor juego sí o sí.

      Ni por asomo al nivel de Doom, Shadow Warrior o Wolfenstein.

      Eliminar