viernes, 19 de agosto de 2016

The Walking Dead: Michonne

La mini serie que marca el punto medio entre la segunda temporada y la tercera nos presenta a un personaje reconocible del universo The Walking Dead. Como siempre sin spoilers, visitamos a Michonne durante su ausencia en el hilo argumental de algunos números del cómic original.



Aquí tenéis los análisis de The Walking Dead publicados en El BloJ hasta la fecha.

Análisis de The Walking Dead: Season One.
Análisis de The Walking Dead: 400 Days.
Análisis de The Walking Dead: Season Two.
Análisis de The Walking Dead: Michonne.

Echamos ya el primer vistazo a la "mid-season" de The Walking Dead en forma de cuaderno de bitácora:


Día 1 (Tiempo de juego - Episodio 1): He terminado el primer episodio -de tres que hay- y no consigo quitarme algo de la cabeza: sé que Michonne no puede morir haga lo que haga. Estamos ante un spin off que narra los acontecimientos de un personaje concreto del cómic durante un momento determinado -unos cuantos números donde se ausentó-, por lo que sé que puedo tomar la decisión más alocada que me dé la gana que no terminaré con su vida en ningún momento, y tampoco tomaré ninguna decisión que pueda lastrar el personaje lo suficiente como para que luego aparezca en el cómic como si nada.

Puede que por esto, mi primer episodio haya sido bastante frío. Además, el hecho de que estemos ante una miniserie hace que probablemente le cueste pillar un poco de profundidad. Tres capítulos de algo más de una hora no es lo suficiente, en un juego, como para crear tantas empatías, además de que en este caso tengo la sensación de que hay personajes de más para lo que dura.

Por lo demás bien. Me gusta la interfaz, levemente mejorada, y también la ya clásica estructura de toma de decisiones de Telltale. De hecho me empieza a importar bien poco si mis decisiones realmente trascienden o no, porque siento en el momento que así ocurre.



(Tiempo de juego - Episodio 2): Terminado el episodio 2, el pensamiento de "Michonne no puede morir haga lo que haga" ha evolucionado a algo todavía superior. No sólo llevo todo el rato pensando que Michonne no puede morir, también tengo en mente que es muy probable que cualquier personaje que tenga una relación muy estrecha con Michonne no solo puede sino que debe morir, con la única razón de que al aparecer posteriormente en cómics sería obligatorio explicar determinadas ausencias.

Por lo demás, Telltale vuelve a demostrar que aunque creas que puedes tener el control en situaciones no es así, y la línea entre lo que está bien y lo que está mal aquí es todavía más delgada. Es algo que ya vimos en la segunda temporada, y que va muy bien con el contexto del propio juego.



Ya estáis viendo en la anotaciones que no acabé de meterme demasiado en profundidad en este juego, y no inmiscuirte en un juego como éste es demasiado lastre para él. A pesar de contar una buena historia, en este The Walking Dead: Michonne se repite demasiado la fórmula, e incluso los personajes que se nos presentan son meras repeticiones de roles de anteriores personajes de la saga The Walking Dead.


No puedo decir que The Walking Dead: Michonne sea un juego malo, pero tampoco puedo decir de él que sea necesario. La toma de decisiones está más que minimizada, o mejor dicho, las consecuencias de tus elecciones lo están. Desde luego esta mini serie de Telltale no es la que te hará cambiar de opinión si piensas que las consecuencias de tus actos realmente no importan, porque aquí si cabe la cosa es todavía más reducida. Sin embargo, no soy capaz de juzgar al juego por ello, y es que no tendría sentido implementar un verdadero sistema de diferentes líneas argumentales cuando este juego en ningún momento es el referente del estudio.

El silencio sigue siendo muy válido

Lo que si se ve es un sentido del buen gusto. Desde los menús, los títulos de crédito y la interfaz se nota que Telltale tiene un especial cariño y cuidado con la saga que le lanzó al estrellato. Se nota que está The Walking Dead y luego el resto de aventuras de la casa. Es posible que quizá la tercera temporada cumpla con esa utopía donde las decisiones realmente pesen tanto, pero mientras aquí está Michonne para hacer un poco más dulce la espera.

Han llevado demasiado lejos eso de los porteros de discoteca

Repito, no es mal juego, pero no os estáis perdiendo realmente nada.


2 comentarios :

  1. Esa es la gran ventaja de The Walking Dead. Cuando jugué TWAU, sabiendo que era una precuela, me pareció sorprendente y muy interesante el cliffhanger del primer episodio pero sabía que tenía que haber una explicación porque había al menos 75 cómics posteriores de Dábulas y "eso" no podía haber sucedido. En The Walking Dead son personajes creados para el juego por lo que pueden hacer lo que quieran y que las decisiones realmente importen. Con Michonne no, y con las franquicias con personajes famosos en general sucede lo mismo. De todas formas, tienen buenos guionistas y consiguen historias interesantes, lo malo es que la trascendencia de las decisiones se pierde y solo se queda una buena historia.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. A lo que mencionas añade que son sólo tres capítulos y están repletos de personajes. Aunque el guión no es malo no da tiempo a meterse tanto en la piel de los allí presentes como en las series estándar de Telltale.

      Eliminar