sábado, 17 de octubre de 2015

Hatred

Otro maravilloso día. El olor dulce de las tostadas de mantequilla y mermelada te despierta. Ya escuchas a los niños jugar en el jardín aprovechándose de la idónea temperatura que te ofrece este colorido día. Ni siquiera tienes que preocuparte de tu trabajo porque acabas de empezar tus vacaciones. Te levantas, te das una ducha y, de camino a tu desayuno te das un golpe en el nervio del codo con el pico de una puerta y entonces A LA PUTA MIERDA TODO.



Destructive Creations nos trae un juego donde la polémica ha prevalecido por encima del juego. Hatred es un juego donde encarnas a un personaje al que nos referimos como El Antagonista, que está lleno de odio. No hay justificación para ese odio. Simplemente apareces en el sótano de tu casa donde guardas un arsenal que has ido preparando para cuando te dé el aberrunto de empezar tu carnicería, y ese momento ha llegado. Eres una bola peluda de odio que sale de su casa armado y con el único objetivo de matar a cuanta más gente mejor. "Hoy tengo claro que voy a morir, pero voy a llevarme por delante a cuantos pueda" es la reflexión inicial de un personaje que no sonríe ni con los memes de Piqué.

Por supuesto, toda esta carnicería no va a ser gratuita. Si bien empezamos sin rumbo con el único objetivo de acabar con todo el que se cruce por delante nuestro, pronto caemos en la brillante idea de acercarnos a la central nuclear que no queda muy lejos para agilizar un poco el proceso. Así, iremos avanzando a lo largo de varios niveles -algunos más lineales que otros- donde nuestra principal misión será sembrar el caos entre los locales. El minimapa nos sugerirá puntos a los que acudir y donde realizar auténticas masacres de inocentes y de fuerzas policiales. Nuestro Antagonista se dirigirá a la presentación del nuevo iPhone, a un meeting electoral o a una fiesta universitaria con el único fin de saciar su sed de sangre.

El Antagonista se pasa el día cotilleando eventos de Facebook

Todo eso es la teoría, pero claro, jugablemente el juego es algo distinto. Es un juego donde tenemos una barra de vida como las de antaño, que no se recarga con el tiempo. La única manera de recargarla es matar violentamente a gente, por lo que más que hacer grandes masacres nos dedicaremos a dejar con vida a todo el mundo para asegurarnos el suficiente número de vidas para salir del paso. Y creedme cuando os digo que lo haréis, porque el juego es tremendamente difícil. Los policías y las fuerzas de asalto que te darán caza necesitan de cuatrocientos tiros para ser abatidos, mientras que tú caes en cuanto se inicia un tiroteo. Pasarás más tiempo corriendo hacia la zona de civiles para recargar tu energía que peleando o cumpliendo objetivos.

En teoría Hatred debería ser un festival de destrucción en el que casi deberíamos sentirnos inmortales. Algo así como cuando nos da por liarla bien en un GTA. La diferencia es que aquí nos sentimos tremendamente vulnerables, y el sistema de juego es un verdadero coñazo. Por si todo esto no fuera poco, apuntar es todavía más difícil, y, dando por hecho que lo consigáis, tres de cada cuatro disparos no van a impactar en vuestro objetivo. Las granadas al menos sí que tienen cierta espectacularidad y funcionalidad. Eso sí, lo de tirar por el monocroma para su aspecto visual mezclado con un considerable granulado acaba siendo terrible a la hora de enterarse de lo que está pasando, dificultando todavía más tu mirilla y además no sabiendo de dónde te vienen los disparos. En eso también influye una distancia de visión horrorosa que permite que los enemigos te puedan disparar sin siquiera poder verles.

Twin-stick shooter creo que lo llaman ahora

Hatred ha sido un juego popular por culpa de Steam. Al parecer, los chicos de Valve decidieron que Hatred era demasiado violento como para ser comercializado, y si bien pasó su fase de Greenlight fue eliminado de la tienda virtual. Esto, como no podía ser de otra manera, fue el mejor reclamo publicitario posible para el juego, ya que como intuiréis acabó volviendo tras las numerosas quejas. Al fin y al cabo, no creáis que veo demasiada diferencia entre el sistema de juego de este Hatred y el de otros que han pasado sin problemas como Prototype. No hablemos ya de la saga Postal.

No hay piedad que valga

En cualquier caso, te afecte más o menos su descarada violencia, el juego es malo de narices a la hora de manejarse, verse y, lo que es más reprochable, a la hora de cagarse en todo, que es para lo que en teoría valdría un alivio como Hatred. Si piensas que has tenido un mal día y vienes a desahogarte con Hatred, probablemente acabarás con todavía más mala leche.


10 comentarios :

  1. La verdad es que vi un vídeo de este juego y no entiendo la polémica. Me parece mucho más violento un GTA cualquiera cuando se nos da por hacer el cafre, y además el estilo de juego parece bastante tosco y con nulo interés por mi parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única diferencia real es que en GTA matas por placer, y aquí matas más bien por necesidad. Digamos que en el GTA tienes la elección de no hacerlo (hablamos de ciudadanos de a pie, no objetivos de misión ni similares) y aquí tienes la obligación de hacerlo. Además, no hay objetivo más allá de cagarse en todo lo cagable, que parece una tontería, pero cambia mucho su percepción.

      En cualquier caso, polémica estúpida, como siempre.

      Eliminar
  2. La polémica de este juego surge porque al ser tan malo vuelve al jugador violento, entonces el jugador enojado empieza a causar asesinatos y distintos desmanes jaja. En fin este juego acabo siendo mucho ruido y pocas nueces, saludos buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues a mí desde luego, entre la mierda de optimización que lleva y lo casi injugable que es, me dejó muy violento xD

      Eliminar
  3. Como dije en un vídeo de Meri sobre este juego: "El primer The Darkness es el triple de violento, divertido e intuitivo y encima es un puto juegazo."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiera jugarlo Y_Y. Tengo el 2 comprado en Steam y estoy como esperando a ver si ocurre un milagro y puedo jugar al primero antes xD.

      Eliminar
  4. Tanta polémica para un puñetero Postal 1 mal hecho y encima cargadito de errores y problemas de compatibilidad.

    Pero todavía me sigue llamando la curiosidad, especialmente por ese sistema de destructibilidad a lo red Faction que aprovecha un poco las capacidades del Unreal Engine 4. Pero vamos, mera curiosidad que no justifica pagar ni 1 céntimo por esa basura.

    Con esta crítica te has quedado agusto ¿Eh? Como despues de plantar un pino del tamaño de un rascacielos...xD
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada eh, olvídate de lo de Red Faction porque no hay nada que se le pueda parecer al Geo-Mod. Aquí no hay más que unas físicas muy básicas y ya.

      Si te sigue llamando, espero que no te guste, porque te tengo en un pedestal.

      Eliminar
  5. Entre que el objetivo no me motiva y que por lo que cuentas la jugabilidad es una pesadilla, ahí se queda. Tenía una cierta curiosidad por ver esta adaptación de "Un día de Furia" pero va a ser que no.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien debería adaptar Un Día de Furia a los tiempos modernos.

      Eliminar