martes, 7 de julio de 2015

Batman: Arkham Origins Blackgate

Creado para Nintendo 3DS y Vita en 2013 y adaptado medio año después para PC y demás servicios de distribución digitales consoleros en una denominada Deluxe Edition. Un pequeño apéndice dentro de la estupendérrima saga Arkham.



Arkham Origins: Blackgate vino en el bolsillo de Batman: Arkham Origins, un juego considerablemente inferior con respecto a Arkham City. Desde el minuto uno me interesé por el lanzamiento de este Blackgate que prometía la acción e intensidad de la saga en un juego horizontal en 2.5D. La compañía especializada en juegos y adaptaciones HD para portátiles Armature Studio (Injustice: Gods Among Us o Metal Gear Solid: HD Collection para Vita) nos deja un juego correcto del que no destacan muchas cosas.

Foto gratuita

Traslada muy eficazmente la experiencia de la saga Arkham al entorno 2.5D, tirando de todo su repertorio jugable aunque minimizado en gran medida. Las partes de "depredador" se resumen a ir de gárgola en gárgola hasta aislar al enemigo y acabar con él, y fuera de ello no hay muchos trucos que emplear. Quizá por esto, dichas partes son mucho menos frecuentes que en el resto de la saga. Los combates también son escasos, y se sustentan en el noble arte del ataque y el contraataque, eliminando todos los dispositivos de acceso rápido que usábamos para refliparnos en toda la saga de Arkham. La buena noticia es que todo funciona bien. Se siguen alcanzando grandes combos en los combates y sigues sintiendo que los enemigos están con el ojete bien encogido en el modo depredador. Eso sí, las batallas con los jefes finales son un poco scriptadas de más -todos odiamos los scripts, ¿no es así?- y tiran demasiado de QTE, aunque gozan de cierto ingenio en algunos momentos.

Romerías de hostias

Así que Armature Studio ha conseguido pasar del 3D al 2.5D con bastante éxito, aunque dicho sea de paso, de una manera bastante poco arriesgada. Ahora bien, el juego no destaca por su acción y sí lo hace por su puntillo plataformero mucho más plasmable en este tipo de entornos horizontales, dotando de especial protagonismo al uso de los cuatro dispositivos que tendremos a disposición. La exploración será lo que predomine en el juego, sobre todo si queremos ir desbloqueando mejoras y nuevos trajes para Batman.


Y aquí llegamos al primer gran problema de Arkham Origins: Blackgate, traducido en el mapeado. Imaginad alguna zona de Arkham Asylum/City/Origins con todos sus enigmas y rutas e intentad pensarlo en un entorno 2.5D donde la cámara está prefijada y va cambiando constantemente en función de donde estés, mareándote y taladrando tu sentido de la orientación. Si no tenéis suficiente añadid un mapa terrible de comprensión complicada que te hará dar paseos largos en busca de tu destino. ¿Que todavía no os parece suficiente? Añadid unas gotitas de volver a pasar por los mismos sitios en más de una ocasión para avanzar la trama. En resumen: en Arkham Origins: Blackgate te pierdes bastante. Quizá hubiera sido más interesante algo mucho más horizontal, y una experiencia más cercana a la que teníamos en maravillas como Mark of the Ninja.

Una muestra del mapa

Pero todavía hay más cosas que te llevan a perderte por ese entramado que es la prisión de Blackgate. El complejo se divide en tres grandes zonas capitaneadas por el Pingüino, Máscara Negra -cuyo DLC en Arkham City bien podría ser el cigoto de este Arkham Origins: Blackgate- y el Joker. Podemos elegir zona en todo momento, y aunque todo está evidentemente relacionado cada uno tiene su propia subtrama. Me entusiasmó este concepto de división hasta que... todo se fue al garete. Elijas la zona que elijas llegará un punto en el que no podrás seguir avanzando porque te falta algún dispositivo o código de acceso que se encuentra en otra de las zonas, por lo que al viajar a ella para obtenerlo ya se inicia la siguiente subtrama dejando la anterior a medio y olvidándola para luego retomarla. Esto ocurre varias veces con la misma excusa de camino cortado hasta la adquisición de un nuevo dispositivo.

Aunque la historia -y todo lo malo derivado de su avance- no es nada fuera de lo común, el hecho de contarla con viñetas le da a todo un aire de cómic espectacular. Es lo único que verdaderamente brilla en el juego quedando todo lo demás en la categoría de correcto. La pena es que las sensaciones de cómic que incluso se notaban en algunos planos y situaciones del nivel introductorio desaparecen en cuanto nos metemos en el edificio de Arkham. En cualquier caso, las viñetas que van narrando la historia tienen un nivel excepcional.

Por una vez no me importó que me contaran la historia a viñetazos

Gráficamente es bastante potente, y en la conversión a PC no se nota que estemos ante un port como tal. El juego luce muy bien y no queda tan desangelado y vacío como aquel Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate HD. Gana bastante en esas partes en las que la cámara se acerca y nos muestra un Batman tan bien hecho como en el resto de la saga de Arkham. No llega a la riqueza gráfica de otros ports como Assassin's Creed: Liberation HD, pero vamos, es muy digno sobrino del resto de juegos de la saga en cuanto a aspecto visual.

"Apartarse que voy to puto loco"

Pero este murcielaguete no acaba de volar alto en ningún momento. Se le nota en todo momento el tufo a spin off para portátiles, y no es como por ejemplo Resident Evil: Revelations que se tomaba en serio su grandeza. Aún así está bastante bien, sobre todo para sobrellevar la espera hasta Arkham Knight ahora que los usuarios de PC hemos sido marginados.


7 comentarios :

  1. Como decías, viene de la mano de Arkham Origins, otro juego correcto pero sin alma, sin cambiar, innovar o arriesgar nada. Pero me gustó el paso a las 2.5 D y las viñetas son buenísimas, sí. Como espera hasta otoño que esté arreglado el juego me parece un poco corto, a ver si se dan un poco de prisa, dejan de sacar DLCs y lo arreglan de una santa vez.

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como al final la manera de arreglarlo sea cambiarle los requisitos mínimos me voy a cagar en sus vidas.

      Eliminar
  2. Pues hace un tiempo que me quiero jugar algún juego de Batman, porque los cómics me molan mazo, pero no tengo ni idea por cuál comenzar... Algún consejo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arkham Asylum. Es genial y el primero de la trilogía. Luego ya seguirás por el segundo y el tercero, pero si te gustan los comics te alegrará saber que la historia es de Bruce Timm, guionista de algunos de los mejores comics de Batman y de la serie de dibujos Batman Adventures.
      Saludos fremen.

      Eliminar
    2. Poco más que añadir a la sabiduría de Atreides.

      Arkham Asylum (y sus secuelas) son maravillas no sólo para los que saben del mundillo de Batman, sino para cualquier amante de los videojuegos. Fuera de eso pocas opciones más tienes... Hombre, la adaptación para 16 bits de la primera película de Batman (la de Burton) estaba divertida xD.

      Eliminar
  3. A priori me parecía el típico título de portátiles que scaban al mísmo rato que su Hermano mayor de consolas de sobremesa para publicitarlo más y darle un mayor renombre.

    Pero por lo que cuentas tiene bastante chicha y si dices tu que como mezcla Hd entre Beat em Up de los de antes con toques plataformeros, quizá sea un juego bastante decentillo que merece la pena darle una oportunidad. Aunque se me ocurren bastantes alternativas mejores en este género. Guacameele sin ir más lejos

    En fin, muy buen análisis. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no existieran los hermanos mayores sería la bomba, eso tenlo claro. Pero al existir el juego se queda algo descafeinado.

      En cualquier caso es un buen paso del 3D a la horizontalidad.

      Eliminar