miércoles, 4 de octubre de 2017

Move or Die

Alguna gente sólo quiere ver el mundo arder.



Olvidémonos de esa visión positiva del mundo. Olvidémonos de esos anuncios de Coca-Cola sobre la felicidad, sobre las capacidades del ser humano de Aquarius, sobre los bonitos sentimientos del turrón El Almendro. El ser humano es vil, cruel y mezquino, y dentro de toda esa población de gentuza se encuentran Those Awesome Guys, un estudio independiente responsable de este Move or Die.

Estas compañías lo tienen todo muy bien estudiado: "juega a nuestro juego que mira qué bonico que es". Personajes sacados casi de dibujos animados que te invitan a jugar pequeños minijuegos en lo que presuntamente es una competición sana entre amigos. Te la meten doblada como nadie. Ya lo hizo DoubleDutch Games con su SpeedRunners, y previamente Nintendo, con ese destroza-familias que es Mario Party. No te dejes engañar, en estos juegos vives por y para el puteo de tu amigo, y cuanto más cariño le tengas más ganas tendrás de hundirlo en la miseria. Puede que después de la partida sigáis hablando como si nada, pero la semilla del mal ya está en vuestra relación, y es cuestión de tiempo que todo se vaya al garete.


Este Move or Die es el siguiente capítulo del destroza-familias. Ya no se molestan ni en camuflarlo. "The very definition of a perfect friendship-ruining game" reza el juego. Move or Die se compone de varios minijuegos que van desde una patata caliente hasta un partidillo de baloncesto, pasando por cosas como una parodia de Superhot o una simple carrera de obstáculos. En sus pocos megas contiene una cantidad considerable de minijuegos, todo pensado para unas partidas que no duran más de cinco minutos en la mayoría de los casos. Cada juego otorga puntos y el ganador es aquél que llegue antes a la cifra establecida. Ni más ni menos.


Pero, queridos amigos del puteo gratuito, he de decir que quedé un poco decepcionado con este Move or Die. Digamos que la primera hora jugando con él está muy bien, pero el juego no ofrece los suficientes minijuegos y modos como para que a largo plazo se sostenga. La sensación final es que Move or Die es un juego perfecto para una tarde loca con los amigos, pero tan sólo una tarde o como mucho un par. No sé en qué falla exactamente la fórmula porque otros juegos sí que funcionan en el largo plazo. Mario Party por ejemplo es más denso, y tiene más estructura, pero SpeedRunners, por citar otro de los mencionados, se trata de un juego también bastante recogido y no sufre de ese mal. Las posibilidades de Move or Die son en teoría superiores a SpeedRunners, y sin embargo, mientras escribo estas líneas, Move or Die cuenta en mi biblioteca con 7 horas jugadas mientras que SpeedRunners ya va por las 44 horas.


Me alegraría que metieran más juegos en alguna actualización. Los mutadores le dan una vuelta de tuerca a la historia, pero nuevamente se tornan insuficientes. Este mismo juego con cuatro o cinco veces más minijuegos/opciones sería ideal, pero así se antoja muy corto. Además, no suele estar muy barato para lo que realmente ofrece.


No hay comentarios :

Publicar un comentario