jueves, 15 de junio de 2017

E3 2017: Nintendo Spotlight

La no conferencia de Nintendo empezaba a las seis de la tarde en España y prometía una media hora con las novedades del universo Nintendo. Cumplió las expectativas.



Spotlight se abría con un vídeo de presentación donde ya se dejaban ver juegos como Rocket League -con objetos y coches exclusivos además de crossplay- o Pokken Tournament DX, pero el primer juego que abría la presentación fue Xenoblade Chronicles 2, cuya renovada animación la verdad es que no me ha acabado de convencer y se me ha antojado como uno de esos juegos free to play que invaden Steam a millares.

Nintendo funciona cuando es Nintendo, y eso está claro. Todo lo demás puede funcionar mejor o peor, pero el verdadero sentido de Spotlight llega con títulos como el nuevo Kirby, una ñoñería que me encantó y que permitirá jugar con hasta cuatro jugadores en un entorno 2D -o 2.5D, ya sabéis-. Después de esto, se habló de Pokémon y se anunció que se estaba trabajando en un Pokémon RPG para Nintendo Switch, lo cual es una gran noticia. Sin tiempo a reaccionar, un 4 aparecía anunciando el desarrollo de Metroid Prime 4. Son todo buenas noticias, pero no nos engañemos, se están celebrando sólo títulos y esto funciona al contrario que el fútbol. Mostrar una pantalla que diga que Metroid Prime 4 está en desarrollo es prácticamente lo mismo que no decir nada, y lo único que demuestra es que escuchan a la gente y que necesitaban poner algo para cumplir en el E3. Yo lo celebro, yo me alegro, pero la realidad es esa. Claro que Metroid Prime 4 está en desarrollo. Si me apuráis Metroid Prime 5 está en desarrollo. Entiendo la felicidad y la comparto, pero de ahí a decir que ha sido el momento más épico de todo un E3... Bueno, digamos que así por lo menos conseguimos diferenciar a los denominados fanboys irracionales de Nintendo de una manera más fácil.

Sólo un 3 en naranjita puede superar esto

Todo lo que pusieran a partir de aquí casi que ya importaba poco. Mientras Twitter se inundaba de Metroid Nintendo colaba un juego de Yoshi muy mono que todavía no tiene título. Lo cierto es que de todos los juegos de este tipo que he visto, es el que menos me ha llamado, pero también es un juego que se ve muy verde todavía y que cambiará bastante con los meses. Fire Emblem: Warriors precedía el hueco del gran Zelda en este E3 2017. Se volvió a tocar el tema de Skyrim en Switch con los añadidos exclusivos y se presentó el Zelda: Expansion Pass para este verano.
Amiibos por doquier, eso también.

Reggie desde su playita nos mostraba los esfuerzos de Nintendo por meterse en los e-sports, y a continuación teníamos un nuevo vídeo del Mario + Rabbids de Ubisoft para Switch, del que vuelvo a repetir pinta mucho mejor de lo que parecía a priori.

Davide Soliani se encargó de que nos lo pensáramos dos veces antes de bromear con Mario + Rabbids

El plato fuerte, más allá del momento Metroid Prime 4, fue el pedazo de trailer para Super Mario Odyssey. El juego pinta increíble, espectacular. Puede que Nintendo no sepa de marketing, puede que incluso a veces ni siquiera entienda de diseñar consolas, pero sabe hacer juegos y eso es algo que otras compañías directamente no tienen.

Nintendo es simplemente otra liga, otro universo. Estoy lejos de ser un Nintendero, pero amo los videojuegos y eso es casi sinónimo. El Spotlight estuvo bien, pero me pareció muy curioso el poco trato que se dio a la Nintendo 3DS la cual le aporta a Nintendo suculentos beneficios y en cuyo mercado directamente no tiene competencia. Me alegro por otra parte de que a Switch le vaya bien, y que Nintendo esté trabajando para publicar títulos de gran nombre que la gente lleva pidiendo años.

Mario nos puso la gorra y nos poseyó a todos en el Spotlight

Spotlight terminaba ahí, y le seguiría el ya famoso Treehouse del que no comento nada al igual que no he comentado nada fuera de las conferencias de las demás compañías. Muchos otros títulos se han visto fuera de las presentaciones oficiales, y algunos de ellos desde luego deberían haber sido incluidos  en ellas. Un E3 en general flojo, con buenas presentaciones de Ubisoft, Microsoft y Nintendo y no tan buenas o directamente malas de Sony, Bethesda y EA. No es que esto sea un drama, porque la verdad es que veníamos de dos o tres años con conferencias muy buenas. Además, si sufristeis la era de la guerra de los sensores de movimiento no creo que volváis a decir que un E3 ha sido malo.

E3 2018, a ver qué nos traes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario