martes, 21 de febrero de 2012

Viaje a Madrid. Febrero 2012

Mi retiro espiritual y principal culpable de que no tuvierais actualización de Gran Hermano en la pasada gala mereció la pena. Mi viaje a Madrid fue perfecto, y pude vivir uno de los momentos álgidos de mi vida visitando el Bernabéu, como buen canichoni que soy.

No tengo mucha memoria para estas cosas, y si queréis ver más podéis hacerlo en el mono responsable de este viaje al que le estaré eternamente agradecido. He de comunicaros que sigo amando Madrid, y ya he perdido la cuenta de las veces que he ido. Al principio pensaba que me gustaba porque sólo había estado un par de veces y que acabaría por aburrirme, pero siempre que he ido he vuelto lo suficientemente enamorado de Madrid como para querer volver al fin de semana siguiente. Lo del Bernabéu vendrá en otra actualización, porque lo merece, así que aquí queda el viaje resumido para los que sois felices cotilleando mi aburrida vida.

El azul pitufo pega en todo

Lo primero que vimos fue el Planetario, sin mucho que destacar en verdad. Ahí conocimos a un hombre de ciencia que acabó siendo una mujer con braga. De lejos parecía un científico loco de pelo largo y barba de náufrago, pero nuestra percepción de la realidad nos jugó una mala pasada. La mujer nos miraba con cara de “¿qué hacen aquí cuando todavía no hemos ni abierto?”, pero la ciencia nos llamaba y nos vimos levemente recompensados pudiendo disfrutar del planetario totalmente vacío. Allí fui feliz lanzando bolas a los agujeros negros y viendo fotos en 3D de una estación espacial donde Aliens corrían sin oposición en mi mente. Luego escuchamos el eco de las visitas escolares en forma de manadas de niños enfurecidos deseosos de entrar. Mereció la pena por la sala de los agujeros negros, con su entrada a lo Mass Effect y a lo Tron.

¡¡¡FLYNN LIVES!!!

Después de ello vino el Bernabéu, pero como ya os dije merece capítulo separado. Aquí os dejo un pequeño adelanto.

Yo por tener el panfleto ya pago el precio

Si las fotos que tengo no me engañan lo siguiente fue la visita fugaz al Prado, donde por fin pude ver el maldito cuadro de Saturno devorando a sus hijos, el cual me decepcionó bastante porque me lo imaginaba más grande. El de las Meninas también lo imaginaba mamotrético, pero la culpa de todo ello la tiene el Guernica, que fue de los primeros cuadros que vi en una de mis visitas a Madrid y desde entonces todos los cuadros me parecen pequeños. La fugaz visita terminó con amenazas de muerte por hacerle fotos a los cuadros y una caótica carrera por encontrar los cuadros que quería el mono que me acompañaba. Cuadros de hamsters y cosas de esas.

Os miento, porque esta foto es de otro día

El Jardín Botánico fue el siguiente destino, sin duda el peor de todos ellos. Igual en otra época del año me hubiera gustado más, pero lo dudo mucho. No soy yo criatura de naturaleza, y cada vez que veía un abejorro salía corriendo. Nos unimos a una extraña guía temática sin saberlo, que trataba sobre los Bosques Tropicales vs. Coníferas. Eso pone en la página web, porque yo ni me enteré. Allí estábamos con un señor mayor de esos que interrumpen cada dos por tres para hacer preguntas, una chica que apuntaba muchas cosas en una libreta y que se despidió de la guía como si fueran amigas de toda la vida, otro que no hizo nada destacable y un brasileño al que casi obligaron a unirse a la visita guiada, hasta que pudo hacerse el loco y alejarse de nosotros en una de las bifurcaciones del decepcionante lugar. Pues eso, no me gustó nada y sólo veía matojos. Ni siquiera había una planta que tuviera colores radiactivos o algo que me pudiera recordar a Hiedra Venenosa. Vergonzoso.

Aquí figuro buscando piñones

Nuestro siguiente punto turístico fue… El Chino de Blade Runner. Esa leyenda urbana situada en el parking de Plaza España que todo el mundo menciona por internet. “El chino donde verás a chinos comiendo”, y efectivamente así ocurrió. Iba asustado porque antes de partir vi hasta videos de gente que lo intentaba buscar y desaparecía. Podrían grabar una película de Hostel perfectamente, pero no, la verdad es que la búsqueda fue bastante decepcionante y se limitó a encontrar la entrada al Parking en sí. Por lo demás estaba ahí, bien a mano. Todo estaba muy bueno, muy diferente a todos los demás chinos occidentalizados de aquí, y ponían mucha comida, la suficiente como para que no pudiera comérmela toda. El sitio es un enjambre de personas que van y vienen. El espacio es tan reducido que compartes prácticamente mesa con desconocidos y las chinitas te echan con la mirada para que pueda pasar la gente que está fuera, pero merece la pena. Me lo imaginaba más Blade Runner, no sé, con un callejón por donde pueda escapar el cocinero cuando le intentan hacer el Voight-Kampff como mínimo, pero sí que se veía bastante auténtico. Al salir fuimos al supermercado asiático para que me comprara una dosis de fideos agripicantes que he de dosificar hasta que vuelva a Madrid.

Chino+Supermercado+Espíritu de Deckard

Ya por la tarde recibimos la gratificante compañía de B., Dani y de Iki, que con mucho amor como siempre sufrieron a dos paletos de Albacete maravillados por los edificios que tienen más de dos plantas. El sacrificio esta vez fue mayor, porque el pobre Dani tuvo que sufrir una exposición de geometría que le hacía una ilusión indescriptible. Fuímos al CaixaForum donde aprendimos mucho sobre bailes rusos, habitaciones amarillas y películas de Takashi Miike camufladas.

Esto es más chachi que todo el jardín botánico

Después de ello paseamos un rato. Bueno, eso lo hicimos muchas más veces claro, pero intento poner un nexo parrafal que no sea “nuestro siguiente destino…”. Como era el carnaval las calles estaban cortadas, y pude acercarme a la Cibeles lo suficiente como para sentirme Raúl arropándola con una bufanda.

Raúl Minero cavando un túnel desde Alemania hasta la Cibeles

Después fuimos a cenar al Jin Jin, conocido por nuestros amorosos acompañantes como “el antro chino”, o “el antrochino” (aquí estarán para corregirme). Estaba todo muy bueno, mucho, pero no noté excesiva diferencia con la comida china que he probado por aquí. La sopa agripicante me gustó mucho, y probé las famosas empanadillas que todo el mundo pide.

Como no tengo fotos del lugar, tomad Cibeles

El último día fue un poco aleatorio. Empezamos por las torres Kio donde por fin tengo una foto en la que salen bien torcidas, luego la parada de Pirámides con el Vicente Calderón por ahí asomando y el Manzanares bastante seco, un paseo por Chueca y una auténtica odisea por encontrar un sitio para comer cuando íbamos hacia el Retiro. Por ciencia infusa y orientación de gordo conseguimos rastrear como índios un Burger King, que a mí personalmente no me fascina pero dada la situación supo a gloria.

Las torres en honor a Kyo, cantante de Dir en grey

En el Retiro conocimos a las Niat, unas rusas bautizadas así por mí mismo que se caracterizaban por subirse a todas partes (esté prohibido o no) para hacerse las mejores fotos. No captaron nuestra atención hasta que en la estatua del Ángel Caído una de ellas se pegó una leche espectacular, cayendo de morros y desapareciendo entre las flores que allí había. Más tarde aparecieron en nuestro siguiente destino, Atocha, subiéndose y metiéndose dentro de la maleza como la más hábil de las serpientes trepadoras. No hubo castaña esta vez, pero pudimos comprobar las quinientas horas que tardaban en hacerse una sola foto. Allí lo de siempre, tortugas, gente que parecía que llevaba cubos de fideos chinos en la cabeza y un negrete adorable bautizado como el Rizi negro, con su abrigo de viejete y todo como el mío.

Seguro que me dejo mil cosas, pero básicamente así fue el viaje. Muchas gracias a B., Dani y a Iki (Thanatos por el mundo Blogger) por habernos querido nuevamente, y especiales gracias al mono que además tuvo que tragarse un tortuoso tour en el Bernabéu del que ya os hablaré. Por cierto, todas las fotos son suyas, que yo no tengo tanto poder. Para despedirme os dejo con uno de los varios trofeos de Enigma que me encontré por allí. Batman saldría loco. 

Trofeo Enigma desbloqueado

22 comentarios :

  1. Sí, la foto de Raúl minero es mía.

    No hagáis caso que el jardín Botánico es bien bonico. ¿En serio iba de eso la visita?

    -Bueno, chicos, aquí termina esta visita temática.
    -¿Y cuál era el tema? -después de 2 horas de visita

    En la foto del CaixaForum se ve a dos mujeres con una atracción casi zombi por los vestidos del ballet ruso y la geometría.

    El Rizi negro era bastante bonico, pero el Rizi moreno lo es más :*:*:*:*:*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que salen las Niat en los videos del rizi negro

      Eliminar
    2. Yo también creo que las vi, pero no estoy segura de que sean ellas.

      Eliminar
  2. Exuberrubia (Nicolas Cage para los amigos)21 de febrero de 2012, 10:21

    Ayyyyyyyy!!!!!!!! Cada momento que pasa me siento peor por no haberos podido ver U_U...

    En la próxima vez que vayáis me avisáis y nos volvemos a sincronizar y vamos a ver cosas de biólogos conmigo que seguro que os gustan mas!!

    Quedamos esta semana y nos vemos y nos contamos nuestras aventuras mutuas?? Anda anda anda!!

    :*************

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni con tus cualidades biologas hubiera disfrutado el jardin botanico xD. A ti, segun cristinica, te hubiera encantado!

      Eliminar
    2. Que no le hagas caso, que moló un montón. Lo que pasa es que tú ya sabrías todo lo que dijeron, de hecho hablaron de los pájaros que transportaban las semillas en sus heces. Evento con el que me iluminaste el verano pasado.

      Eliminar
    3. Exuberrubia (Nicolas Cage para los amigos)22 de febrero de 2012, 10:44

      Sí???????? *_* jajajajajajaja no me acordaba de que te había contado eso... jajajaja, es como cuando os conté lo de Terelu... a veces creo que hablo demasiado!!
      Un día si quieres vamos de excursión al jardín botánico de aquí de Albacete que yo aún no he ido :D, seguro que es una castaña pero bueno... porque no?

      Eliminar
    4. Estaba pensando justo eso, que podiamos ir y asi nos explicas cosas y por lo menos no intentas ir de graciosillo-colega ni haces preguntas al aire para dejarnos como tontos (o quiza si). Luego actualizo el blog con la excursion y te pongo a parir :D.

      Eso si, como haya que pagar por verlo me parece a mi que NEIN, que si el de madrid no me gusto no tengo yo mucha fe en este otro...

      Que decis? Que Pipi Estrada transporta sus semillas en sus heces?

      Eliminar
  3. cuánta cosa :___)

    Yo quiero una ciudad con río U_U, y con cosas que poder hacer...

    Si quedáis para contar aventuras yo me apunto a escuchar x'D y hasta puedo aburriros con cosas de Talavera (que no es comparable a Madrid, pero eso de salir de Albacete ya es).

    :*!

    ¿¿Has cambiado algo de los comentarios del Blog?? Ya me deja :_)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exuberrubia (Nicolas Cage para los amigos)21 de febrero de 2012, 15:18

      yo quierooooooo, cuando quedamos?? *_*

      Eliminar
    2. Hombre, rio lo que es rio... estaba bastante pobre ya digo xD. Me acorde de cuando fuimos con almu y estuvimos por ahi por cerca del manzanares *_*

      Eliminar
  4. Lo de las torres Kyo, en homenaje al cantante, me ha matao xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que luego digan que no tenemos cultura musical! xD

      Eliminar
  5. Ahora tiene que aparecer también el personaje de Raúl Torero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es demasiado reconocido mundialmente como para darle a luz aqui

      Eliminar
  6. "Raúl Minero cavando un túnel desde Alemania hasta la Cibeles" xD.

    Nos vemos en la próxima! (que yo creo que será por Albacete...). Ya sabéis que os recibimos con los brazos abiertos fuera de nuestra patria chica jaja.

    ResponderEliminar
  7. No os sufrimos con amor, os amamos con amor (a ver quién supera eso). Por mucho que Dani mostrase su odio acérrimo a la geometría yo sé que en el fondo le apasionan las performances de piedras cayendo en carrete antiguo, es más, me planteo seriamente volver al Caixaforum, robar un pedrusco y regalárselo por su cumple. Le encantará.

    No nos des las gracias, gracias a vosotros por ser tan bonicos :*

    P.D: Creo que en estas dos visitas que lleváis habéis visto más cosas de Madrid que yo, que llevo viviendo toda la vida aquí. Vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo que le pasa a casi todo el mundo con su propia ciudad.

      Eliminar
  8. ¡Sí! ¡Entrada con texto! Me estaba volviendo loco con lo del chino de Blade Runner, buscando cualquier cosa en la foto para entender por qué lo llamábais así...

    La primera vez que fui a Madrid fue al CaixaForum a ver una exposición aburridísima de la que no me enteré de nada sobre los Etruscos y tal (quién me iba a decir que años más tarde acabaría estudiando eso en la universidad) y esta exposición famosísima de Bodies, que siempre oigo a todo el mundo decir que no pudo verla y yo me regodeo por haber ido =D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que conejito zombi va de guay por la vida poniendo solo fotos!

      A mi me hubiera gustado ver eso de Bodies, o por lo menos hubiera sido mejor que la de los trajes del baile ruso...

      Eliminar
    2. Yo también quise ir a ver Bodies ;_______;

      Eliminar