martes, 5 de septiembre de 2017

Outlast 2

El terror no tiene forma.
Día 1 (Tiempo de juego - 30 minutos): De momento bastante espectacular. Me encanta su ambientación pero sobre todo su ritmo, su floja necesidad de acelerar las cosas. También es cierto que los primeros minutos de los juegos de terror son siempre los que más disfruto, esos minutos donde voy desesperantemente lento viendo todo y simulando andar aterrorizado. Sé por esto que mi impresión final probablemente se suavice, pero de momento de lo mejor del año.

Ya he muerto alguna vez, pero si os soy sincero, y esto lo digo con voz baja, me encantaría que el juego tirara más hacia el walking simulator que hacia otro escondite.



(Tiempo de juego - 03:30): Creo que estoy perdiendo un poco la perspectiva y no sé si llevo mucho o poco. En cualquier caso, me está gustando mucho, porque los ritmos están muy bien llevados de momento y la historia es tremendamente atractiva. Jugablemente es lo que esperaba, un escondite, pero tiene más inventiva que el Outlast original, cosa que por otra parte era de esperar.



El terror es un arte tremendamente difícil de transmitir y con una convivencia tremendamente difícil de llevar. Cuanto más te gusta, más entrampado te encuentras. Es como si tuvieras dentro de ti una enfermedad que estás curando con pequeñas dosis. Cuanto más terror padeces, más estás matando a tu propia afición por el terror y más inmune te acabas volviendo, y a la misma vez más te obsesionas por encontrar alguna pieza en cine, series o videojuegos que te aporte esas sensaciones que ya crees perdidas.

A veces dudo de si Outlast 2 es un videojuego de terror como tal. Lo que yo entiendo como juego de terror es algo como Layers of Fear. De momento el título de Bloober Team es lo primero que se me viene a la cabeza cuando alguien me pide que le aconseje un juego de terror, eso siempre dando por hecho que ha jugado a juegos como Silent Hill 2. Juegos con un fuerte componente psicológico, que arañan mucho más profundo de lo que quizá te gustaría. Outlast 2 se queda en la superficie, y por ello es un terror mucho más diferente y más carnal.


¿Convierte esto a Outlast 2 en un mal juego? En absoluto. De hecho, no he jugado nunca, y esto sí que lo tengo claro, a un juego tan desagradable, tan sucio, tan terrible en lo que hace y, en definitiva, tan incómodo como Outlast 2. El juego de Red Barrels Studio consigue crear una atmósfera horrible, y te deja ese poso que no se te quitará al menos durante todo un día. Outlast 2 es, por decirlo de alguna manera, esa película francesa de culto con tintes gore donde el protagonista termina la película bañado en sangre, vómito y vísceras mientras abandona el lugar del horror con la mirada perdida.


Visto eso, ¿qué tal es Outlast 2 como juego? Quizá algo decepcionante. Su ambientación e historia son geniales y disimulan un poco las carencias de un sistema que llevamos viendo demasiado tiempo. Ese escondite combinado con el pillao que, si bien no se me hizo tan pesado como a otros, está claro que tienen que cambiar para un hipotético Outlast 3. Esconderte es la base de un juego que apuesta por entornos más abiertos y que además se localizan en zonas rurales llenas de matojos y derivados, lo que hace que encontrar la salida sea mucho más difícil de lo normal. No es que la cosa sea tan preocupante como para que te llegues a perder más de un par de minutos, pero sabed que moriréis muchas veces sólo por esto.

Y es que sí, Outlast 2 es ese juego que demuestra que las mecánicas de la muerte en este tipo de juegos también tienen que evolucionar. No se pueden hacer cosas tan estúpidas como presentarte una bifurcación a izquierda y derecha durante una persecución y que sólo una sea la correcta sin ningún tipo de indicativo y que por ello mueras. No se puede hacer un juego donde el ensayo y error se eleve a esa dimensión. El momento en el que te acercas a una zona llena de terror y donde acabas muriendo por un diseño de este nivel hace que dicha zona quede exenta de terror en el mismo momento en el que cargas el checkpoint. Outlast 2 peca de inmaduro en todo ese tipo de situaciones.


¿Es mejor Outlast 2 que el primer Outlast? Sí, para mí sí, y tened en cuenta que el primer Outlast me encantó como demostré en su análisis. No era un juego innovador, pero acabó convirtiéndose en uno de los que mejor hacía esas mecánicas tan de moda en los juegos de terror. Outlast 2 cuenta con mejoras en la propia historia y en la ambientación, y en definitiva me acabó gustando mucho más la temática de éste, con todo el rollo sectario-religioso y sobre todo lo que hay detrás de él, que el Outlast original. A pesar de que pierde chispa por repetir el núcleo del juego, me acabó gustando sensiblemente más.


No hay comentarios :

Publicar un comentario