lunes, 11 de enero de 2016

Chronology

Hoy, en juegos que suenan a originales más por inercia que por ser verdaderamente originales: Chronology.


Hace tres-cuatro años la idea de Chronology sonaba muy bien: un juego donde puedes cambiar entre pasado y presente con hacer click en un reloj de pulsera llevado a cabo en un entorno plataformero con los puzles como principal aliciente. A día de hoy, estas "burbujas temporales" son cada vez más comunes, al igual que los juegos independientes de puzles con base de plataformas, por lo que Chronology acaba siendo, por desgracia, un juego más lejos de la originalidad que pretende vender.

Misma zona en pasado (izquierda) y presente (derecha)

Vale, su contexto es simplemente bueno aunque ha perdido la chispa que hubiera tenido hace unos años, pero cuando el juego se pone en funcionamiento, cuando se tira al barro, es cuando pierde cualquier tipo de incentivo. Chronology es un juego del que esperas mucho ingenio, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de juegos del género que hay disponibles, y salvo en dos contadas ocasiones no lo vas a encontrar. Pensad por un momento el tipo de puzles que pueden derivar de las dos líneas temporales que presenta Chronology. Encontramos una planta moribunda en el pasado y la misma planta muerta en el presente, un cubo de agua y la posibilidad de regarla en el pasado para que crezca lozana y sana de manera que se forme una plataforma con sus ramas que nos permite continuar. Felicidades, has completado Chronology. Y cuando digo que has completado Chronology lo digo porque no hay gran evolución sobre esa base. No hay puzles que te hagan maravillarte como sí pasa en el 90 % de estos juegos sabedores de que la competencia en el mercado es durísima y el ingenio es lo único que marca la diferencia.


Me estoy centrando en lo negativo de Chronology, pero no creáis que es un juego malo ni mucho menos. Prueba de ello es que mis quejas van en torno a sus ausencias y no a sus errores. En Chronology puedes acabar decepcionado pero por echar en falta cosas, y eso es determinante. Además, el que escribe estas líneas ya tiene su mili hecha en juegos de este tipo, y tus sensaciones pueden ser diametralmente opuestas si es de tus primeras incursiones en este género.

Eso sí, hayas jugado a un millón de juegos del género o a ninguno el juego te parecerá insultantemente corto, siendo fácil de acabar en algo más de una hora y presentando escenarios poco variados -tu percepción será la de haber atravesado un bosque y una ciudad y nada más-. El juego no contiene coleccionables que te hagan decantarte por algún principio de exploración y por ello se convierte en una experiencia absolutamente lineal donde no hay lugar al retorcimiento en los puzles y semejantes. Avanzar y ya.


Técnicamente muy acertado, con un aspecto gráfico bonito, personajes carismáticos -a pesar de que es tan corto que no te da tiempo a encariñarte demasiado- y una banda sonora sensacional. Todo bajo un criticado aspecto infantil que al parecer, según palabras de sus desarrolladores, no fue buscado. En el vídeo podéis disfrutar de todo este apartado técnico y de algunas de las mecánicas que ofrece Chronology, que siempre se entiende mejor en movimiento que en imágenes aisladas.



Chronology es recomendable a pesar de sus ausencias. Entre lo corto que es y la propia mecánica del juego parece más un capítulo de Braid que un juego entero en sí mismo.


2 comentarios :

  1. Suena a juego del montón... tristemente. Uno de esos potenciales desaprovechados? cumple sin más, verdad?

    Ergo otro juego que no jugaré.

    Gracias Neo!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como comerse una pizza margarita, que sólo lleva tomate y queso, cuando sabes que existen otras que llevan mil cosas. Está buena, pero poca gente la prefiere a las demás xD.

      Eliminar