sábado, 19 de diciembre de 2015

The Vanishing of Ethan Carter

Ya no sé si me gustan los videojuegos.



Llevo una racha de juegos terrible que casi me está haciendo plantearme si lo que pasa es que ya no me gustan los videojuegos. Tras varios tropezones con varios juegos que han ido apareciendo por aquí, quería asegurarme de jugar a algo que definitivamente diera un repunte a mi afición, así que elegí que mi siguiente paso sería el muy esperado The Vanishing of Ethan Carter. Un juego corto, y sobre todo diferente. Ideal para volver a la inercia típica de un adorador de este mundillo.

Y a la mierda la civilización
Pues no. No sirvió. No sólo no sirvió sino que además quedé increíblemente decepcionado con el juego. Me lo ha recomendado tanta gente, y lo llevo siguiendo desde tanto tiempo que esperaba algo realmente bueno, pero la realidad es que no dista tanto de los walking simulator que tan poco suelen aportar. No me malentendáis, The Vanishing of Ethan Carter sí que aporta, y tiene la suficiente interactividad como para despojarse de esa etiqueta despectiva, pero tiene demasiadas cosas en común con dicho género. Tan sencillo como que tiene puntos en común con el género, pero se salta completamente la regla de la linealidad. The Vanishing of Ethan Carter podría ser definido como un walking simulator de mundo abierto.

Te darán ganas de irte de casas rurales

Porque estamos ante un juego que ocurre dentro de un espacio muy extenso, y donde podemos básicamente empezar por donde nos dé la gana. Imaginad un recinto kilométrico donde los puzles están desperdigados por zonas, y podemos llegar a cada una de ellas por el orden que queramos.¿Qué pasa? Que la cosa se vuelve especialmente tediosa y las caminatas que te vas a pegar son exageradas. No hablemos como encima te atasques en alguno de los puzles que presenta el juego. Deambular por un mundo lleno de vegetación y bosque es de lo menos reconfortante que puedes encontrarte en un videojuego.

Es uno de esos análisis donde sólo quiero mostrar capturas

Aunque perderse en The Vanishing of Ethan Carter es un mal menor. Duele, porque como digo te empujará a pasear muchísimo casi sin rumbo, pero lo harás por unos parajes tremendamente bellos. La calidad gráfica fotorrealista del juego es digna de mención, aunque no es lo mismo hacer un juego así donde todo está, digamos, estático, que ponerse a hacer un juego en plan Call of Duty, por decir alguno. En cualquier caso, pasear por esos paisajes nos robará el alma en muchas ocasiones, y aunque las caminatas son gigantescas por lo menos nos alegramos la vista. Lo único malo es que no hay tampoco gran variedad, y como digo el hecho de desarrollarse en una zona boscosa le resta mérito, aunque no esperéis encontrar tampoco pinceles de photoshop repetidos por todo el paraje. Está todo bastante bien cuidado, y es lo suficientemente personal como para evitar que te desorientes demasiado. Habría que entrar ya en otros temas más duros como es el hecho de que la optimización deja mucho que desear, por lo menos para tarjetas gráficas AMD.

Esto, amigos, es una mísera piedra del camino

La historia es interesante, no lo negaré, pero su resolución es un tanto decepcionante y, si encima te veías venir todo desde antes de la mitad del juego, la cosa pierde bastante fuelle. En el juego tendremos que atravesar varios episodios esparcidos por todo el mapeado usando nuestros poderes mentales que nos permiten entre otras cosas recrear escenarios de crímenes. El sistema se asemeja un poco a lo que vimos en Murdered: Soul Suspect, y tal como dije en aquel análisis es como si se estuviera gestando un género nuevo detectivesco. Tanto estos dos como otros juegos como mi odiado L.A. Noire o incluso The Testament of Sherlock Holmes moldean un género al que todavía le falta pulir muchas cosas.

¿Murdered: Soul Suspect?

No me ha gustado porque he sentido que he jugado durante una hora y poco, y me he tirado paseando -por paisajes muy bonitos- unas tres horas. No le pillé el punto casi en ningún momento, y al que más le duele es a mí mismo porque tenía mucha fe en él.


2 comentarios :

  1. A mí en cambio me entusiasmó. Por partes. No lo considero un walking simulator porque tiene una historia detrás, puzzles que resolver, una forma original de reconstruir lo que ha pasado (es anterior a Murdered), objetos que utilizar del inventario. En resumidas cuentas ES una aventura gráfica. Con la originalidad añadida de que la historia se puede jugar en distinto orden, es decir, es una aventura gráfica en mundo abierto.

    Tampoco comparto tu opinión respecto a restarle mérito al apartado gráfico que es apabullante y que de estático tiene lo que tiene un paseo por el campo. Pero es que no solo es que la vegetación sea impresionante, a la recreación de todos los escenarios sea el espacio, sea la mina, y sobre todo, el pueblo, son igual de impresionantes. Además, la variedad está servida en tanto que tienes un viaje espacial, una mina abandonada, un entorno submarino, una presa, un pueblo, un cementerio, un río, varias casas, unas vías con su locomotora, un elevador, y más, todo en un bosque.

    En cuanto a la historia, a mí me gustó mucho porque disfruté averiguando cada uno de los fragmentos que permiten que mentalmente seas tú quien reconstruye lo que ha pasado. También me gustó mucho el giro del final que lo replantea desde otro punto de vista que realmente está ya en lo que has ido jugando y queda muy bien.

    Definitivamente lo he disfrutado muchísimo más que tú, la verdad. También es verdad que disfruté deambulando por el entrono un montón y a ti parece que te ha resultado tedioso.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, sé que te gustó mucho y me acordé mucho de ti. Creía que me iba a gustar mucho porque llevaba desde que salió echándole un ojo, peeero....

      Murdered es anterior a éste, pero vamos, no se parecen tanto. Son sólo pinceladas de un género "detectivesco" simplemente. No hay posibilidad ni de copia ni de inspiración siquiera xD.

      Sobre gráficos no es que le reste méritos. De hecho en el análisis lo ensalzo varias veces -hasta en la conclusión final-. Lo único que menciono es que es más complejo llevar a cabo un juego como Call of Duty que como éste aunque sus gráficos sean mejores.

      Y sobre la historia, lo que digo, para mí demasiado predecible. Igual si no lo hubiera acertado desde la primera media hora de juego cambiaría mi percepción de la misma xD.

      Al menos tú lo disfrutaste. Jamás diré que es un mal juego porque no lo es, pero me decepcionó y soy al primero al que le duele especialmente.

      Eliminar