jueves, 3 de diciembre de 2015

Crisis Core: Final Fantasy VII

Con el motivo del décimo aniversario de uno de los juegos más laureados de la historia, Square Enix se aventuró en el lanzamiento de una serie de subproductos productos durante varios años que expandieron el universo de Final Fantasy VII como nunca antes había ocurrido con ninguna de las entregas anteriores de la popular saga. Así, algunos pudimos disfrutar la película Advent Children, el juego para PlayStation 2 Dirge of Cerberus y este Crisis Core para PSP que hoy ocupa estas líneas -que también trajo de la mano The Last Order-. Y digo "algunos" porque no es que precisamente todos estos spin-off tuvieran una acogida amorosa mayoritaria.


Crisis Core es un poco la piedra angular de este proyecto. Su importancia fue de algún modo superior al resto de entregas de estas "expansiones" de Final Fantasy VII, o al menos a mí me lo pareció. Además, es una de las razones por las que probablemente en algún momento coqueteaste con tener una PSP, aunque hay que decir que el paso del tiempo no le ha ido demasiado bien, pero ya profundizaremos en ello. En cualquier caso, rara será la lista de "juegos de PSP a los que deberías jugar" que no incluya este Crisis Core.

Evitaré spoilers sobre Final Fantasy VII -y por supuesto sobre Crisis Core-, pero jugar al juego sin haber jugado a su referencia o incluso jugarlo sin que te llegue a gustar demasiado su universo es directamente tirar el tiempo a la basura. Es un juego hecho para los fans, y aunque se puede disfrutar sin serlo gracias a su ameno sistema de batalla -con peros- no se lo recomendaría a alguien que simplemente disfrutara de los videojuegos. La historia es, por supuesto, una de las piezas claves de este Crisis Core. Por desgracia, el juego falla. Y falla porque nos tiramos todo el juego pensando en cuándo llegará Nibelheim y se conectarán las piezas con lo vivido en Final Fantasy VII. Cuando aparece Sephiroth -que lo hace bastante, no creáis que estoy desvelando nada nuevo-, nos dará un vuelco el corazón. Así que sí, detrás de todo ello hay una historia, pero la dura realidad es que no nos puede importar menos a pesar de que Zack va de más a menos como protagonista principal. El buen final y las buenas imágenes de vídeo dan mayor sintonía argumental a todo, dotándole de mayor grandeza, pero en las distancias cortas hay demasiada paja como para llegar a emocionar o a crearnos interés.

Así que pongámonos a los mandos de la PSP y empecemos a intentar entender el amodiable sistema de batalla. Crisis Core se olvida de los turnos y da paso a un híbrido que, en vez de ser un juego de acción con tintes RPG es más bien un RPG con tintes de juego de acción. Es el paso previo a un hack and slash machaca botones, donde decidiremos los ataques a modo de comandos y donde podremos esquivar los ataques enemigos si sincronizamos a tiempo nuestro movimiento evasivo. Todo entra dentro de lo normal hasta que entra en juego una ruleta con números y personajes que no para de girar durante el combate, y que cada vez que detecta diversas combinaciones interrumpirá la batalla con una invocación, un aumento de nivel o alguna propiedad especial que nos permite usar magias o habilidades a coste cero. Así, acabaremos muchos combates dependiendo únicamente de la suerte, desvirtuando en gran medida la experiencia jugable. Fuera de los combates, que ocuparán gran parte de nuestro tiempo, el juego se desarrolla en un entorno RPG con diversas zonas centradas mayoritariamente en Midgar. Los combates se desencadenan al pisar determinadas zonas, y podemos repetirlos tanto como queramos potenciando la sensación RPG por encima del juego de acción convencional.


La historia por desgracia es corta, y en Crisis Core pasaremos más tiempo haciendo misiones secundarias que jugando al verdadero juego. Además, las misiones secundarias se activan directamente desde el menú de personaje, siendo éstas trabajos para Zack, y se nos teletransporta directamente al lugar donde tiene lugar la misión. Misiones que no pueden además ser más sosas, porque únicamente tendremos que ir a por el bicharraco de turno y acabar con él. Hay tropecientas misiones secundarias que alargan muy artificialmente la duración del título, y que vienen a reemplazar un poco el "farmeo" de niveles que hay en todo JRPG clásico.

Me centro un poco en este análisis en lo negativo, porque lo positivo es como muy evidente. Técnicamente además es de lo mejorcito que hay en PSP, solo superado por gigantes como God of War. Sin embargo, los mapas se ven algo vacíos y faltos de vida, y a día de hoy parece uno de esos juegos F2P de acción rolera nipona que encuentras por Steam con título genérico. Jugablemente, que es lo que importa, se hace un poco pesado por culpa de esa ruleta que interrumpe a cada segundo el combate, pero es bastante más positivo que negativo.

Como spin-off bien, pero tampoco aporta mucho más que revivir determinados acontecimientos del gran Final Fantasy VII. Eso sí, con poco mejor que Dirge of Cerberus.


18 comentarios :

  1. No haces na mas que poner a pariri todos los juegos de la psp...
    Si lo se no te la dejo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poner a parir un 7........

      PONER A PARIR UN 7...............

      ¡¡¡¡¡PONER A PARIR UN 7!!!!!

      Eliminar
  2. A mí me gustó mucho, no es el Final Fantasy VII pero está muy bien y es adictivo. Yo no pude completarlo porque me mató Sephiroth en el segundo combate que libras contra él y luego se me borró la partida agh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya pena, el juego va de menos a más en cuanto a historia u_u.

      Por lo menos no es un clon facilón de Final Fantasy VII. Crisis Core tiene su propia personalidad y es valiente, cosa de agradecer.

      Eliminar
  3. Me apena bastante que no esté para PS Vita, tengo ganas de jugar desde el momento en que lo probé, más aun ahora que ya me pasé el Final Fantasy VII (porque lo probé antes de pasarmelo, si).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dí que sí!!! Para ti Final Fantasy VII fue un spin off de Crisis Core.

      Eliminar
  4. Yo acabé jugándolo por cabezonería, porque el personaje de Zack me gustaba y porque había disfrutado del ff7. Pero vamos, si no llega a ser por eso lo habría dejado casi al principio. Su sistema no me gustaba absolutamente nada y lo único que pasaba por mi cabeza era llegar al maldito final (que ya conocía, pero bueno) y empezar con otro juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te soy sincero, sin llegar a ser un mal juego ni mucho menos, si no tuviera la etiqueta de Final Fantasy VII no hubiera captado demasiado mi atención xD.

      Pero el final merece la pena :D

      Eliminar
    2. No veas como lloré en el final y eso que ya se sabía como acababa, pero era tan, tan... T.T

      Eliminar
    3. Una pequeña parte de ti decía "que cambien toda la historia del Final Fantasy VII" aunque te parecería al día siguiente un horror extremo xDDDD

      Eliminar
    4. Cambiarlo por ese final tan triste? no todos los finales deben ser felices. Para mi era un gran final, aunque fuese de un personaje al que acabé cogiendo más cariño todavía.

      Eliminar
  5. Lo jugué sin haber jugado nunca un FF y me gustó mucho la historia. Al final me quede en el segundo combate con Sephirot y luego deje a un amigo que estuvo convaleciente la consola y para cuando la recuperé no me volví a acordar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, otro que tiene la maldición del segundo combate. Más arriba se menciona, y yo que ni lo recuerdo... xD ¿Qué segundo combate? (esto dice mucho de la presencia del juego xDD)

      Eliminar
  6. En mi caso me paré media hora para ver como eran las secundarias, vi que eran más sosas que una patata cruda y no las volví a tocar, por lo que me limité al modo historia, y la verdad es que me gustó lo suyo, sobre todo al final, el cual me parece una jodida maravilla, por cierto.

    Lo malo, como bien dices, es que los escenarios son muy vacíos y la ruleta estropea lo bien cuidado de su sistema de combate. Pero sin la ruleta no tendríamos ese final tan extremadamente bonito. Arg. Opiniones encontradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo espíritu completista y pasó mucho tiempo hasta que decidí obviar todo el tema de las misiones secundarias, pero vamos, que no merece la pena en absoluto.

      Lo del final está muy bien como dije por ahí arriba, pero uf, es un momento placentero contra un montón de horas de interrupciones y caos :(.

      Eliminar
  7. Hombre, Crisis Core es muy buen juego, pero también es cierto qu está diseñado especialmente pensando en una portátil, y por eso algunos aspectos como lo de las misiones secundarias se han resuelto de forma tan "menuística" (toma palabro inventado).

    Por el resto a mí me gusto... pero no lo suficiente como para terminarlo, y lo de la ruleta es de traca, no sólo por la aleatoridad si no porque interrumpe demasiado el desarrollo y el fluir de los combates.

    Buena entrada.

    ResponderEliminar
  8. Acerca de la Ruleta que tambien molesta un poquitin de todo cuando juge en mi PSP este tipo de juegos, las invocaciones raras que no siempre salen son de los villanos (Genesis casi no siempre sale pero da buenos atributos) tambien sale un Gato inutil que casi no da algo bueno a favor, la de los guardianes que solo hay 5 no siempre aparecen ... y el resto de la ruleta no son mas que Simple habilidades prestadas para Zack o quien sabe exactamente, veo que varios entendieron este Spinn Off y sobre el pasado Oscuro de Sephirot, segun google nos menciona que Sephirot era un heroe pero siempre se preguntaba por su madre llamada Jenova (que es de otro universo o mundo), tambien tuvo la mala influencia de Genesis ... y como paso dias Buscando respuestas en la biblioteca de Nibelheim o como se llame incendio el pueblo y sale su famosa portada de fuego como le conocemos en el FF VII, sobre el tema tienes razon, su historia de la mision principal es corta, pero las misiones son algo semi largas las de nivel super dificil y extremo. me gusto su triste desenlace final que ya te habia dejado en el facebook.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario :D

      Como comentas la historia principal merece la pena, incluso sabiendo qué va a ocurrir al haber jugado Final Fantasy VII. Las secundarias son un complemento que no funciona tan bien pero dan esas horas adicionales de todo RPG.

      Eliminar