martes, 15 de diciembre de 2015

Amphora

El sucesor espiritual de uno de los juegos que más asco me dieron en su día.



Y ese juego es Crayon Physics Deluxe. Un juego que apareció en el nacimiento de la era indie y que por ello tuvo cierto renombre, pero todos sabemos que ese juego aparece a día de hoy y esperamos a que lo den directamente gratis en los Chocapic.

Crayon Physics Deluxe era bonito, y cuando salió, todo aquello que llevara físicas llamaba la atención a cualquier jugador. A mí el primero, que gocé verdaderamente los primeros minutos. El problema estaba cuando entrabas en faena, cuando te tirabas al barro y te dabas cuenta de que los niveles eran un poco aleatorios, y había formas de pasárselo tan marrulleras que directamente destruías la experiencia de juego.

El pescaito de la feria de Abril

Pero esto es un análisis de Amphora aunque no lo parezca, así que centrémonos de una vez. El juego de Moondrop toma esa esencia de las físicas y nos invita a resolver puzles que destacan por su apartado visual. Algo así como mosaicos de iglesia  que se van poniendo ante nuestros ojos para que nos dejemos seducir por su belleza. Es fácil caer en su belleza, pero cuando te pones a jugar acabas hasta cogiendo manía al escenario más bonito.

Donde sí se ganó unos puntos fue en la historia. Una de esas historias casi intuitivas con la sugerencia por encima de la obviedad. Nuestro puntero de ratón pasa a encarnar una especie de deidad encerrada en una ánfora que tiene el objetivo de hacer feliz a su propietaria. Iremos avanzando por la vida de dicha persona ayudándola ante todos sus problemas alterando el mundo que le rodea. Podremos interactuar con muchas cosas, y "tejer" hilos que nos permitan acometer nuestros objetivos.

No debería poner capturas tan bonitas porque os engañan y caéis como yo

Estas interacciones pasan por mover cosas y poco más. No hay nada de chispa en un juego donde todo se ve forzado, y lo peor de todo, te da la sensación de que estás terminando los niveles con pillerías. El problema es que -a diferencia de Crayon Physics Deluxe- aquí los niveles son así de toscos, y no hay una solución bella que te haga creer lo contrario en la mayoría de los niveles.

Probablemente disfrutaréis más viendo capturas de pantalla que jugándolo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario