jueves, 19 de marzo de 2015

The Incredible Adventures of Van Helsing

A ver si es que soy fan a muerte de los RPG de acción y no lo sé, porque ya me mosquea que me haya gustado tanto este The Incredible Adventures of Van Helsing, pero me mosquea más que me gustara en su día un juego tan simple como Greed: Black Border. Hablamos de RPGs de acción puro y duro, herederos del mítico Diablo -al que tampoco he jugado- donde pasas más tiempo en el inventario que pegando tiros/dando sablazos.



The Incredible Adventures of Van Helsing, además de tener un nombre mejorable, es un juego sensacional desarrollado por NeoCore Games (Deathtrap, King Arthur) y con una estructura bien marcada de RPG de acción. Hay en un momento determinado un leve coqueteo con el tower defense que probablemente inspiró el juego Deathtrap, pero es tan puntual que ya le estoy dedicando demasiado tiempo. Fuera de eso, tenemos un juego que para mucha gente es extremadamente repetitivo, donde nuestra única función es dar dos o tres pasos y enfrentarnos a la emboscada pertinente lanzando todos los hechizos/habilidades que tengamos encima. Sí, no hay nada más en el juego, pero de alguna manera su sistema de batalla es tan espectacular que no nos importa. Y es que el juego es de alguna manera altamente rejugable. Si dispones de los DLCs tienes tres clases donde elegir, y si no, siempre puedes crear distintos tipos de personaje en función de tus habilidades.


¿Machacabotones? Es la sensación que da al ver las imágenes, pero en absoluto, porque si quieres jugarlo bien eso sólo te llevará al fracaso. Mi experiencia con el juego fue curiosa porque opté por el mando, no sé muy bien por qué ya que es un juego de los típicos de PC, pero al fin y al cabo los hechizos que usamos se pueden asignar a los botones y todo lo demás acaba sobrando. Esto es especialmente importante en el modo hardcore que desde aquí recomiendo encarecidamente, ya que la muerte supone empezar de cero, por lo que eso de "machacabotones" queda para aquellos que no quieran jugarlo como en teoría está concebido.

Y precisamente fue el modo hardcore lo que me hizo darme cuenta de lo buen juego que es. Quizá si me hubiera pasado el juego sin más las sensaciones hubieran sido distintas, pero el modo hardcore me permitió vivir la extraña e inesperada sensación de adicción. Puede sonar horrible eso de morir en un juego de rol cargado de misiones secundarias y no poder continuar. El temido empezar desde cero. La realidad es que nada más morir tenía ganas de probar con un nuevo personaje y volver a campar por los enormes escenarios repletos de enemigos. Así, pasaron por mi pantalla tres magos (The Rock, Losinas y Modric), un cazador (Abraham) y un mecánico (Cristiano). Únicamente Modric, mi tercer mago, llegó hasta el final del juego.

Modric dándole duro


Pero no estamos solos en esta gesta, y es que la maravillosa Katarina nos acompañará todo el viaje siendo una IA perfecta y además personalizable. Se trata de un fantasma que tiene más peligro en su lengua que en sus poderosos ataques, porque el sarcasmo y acidez reinará en cada una de las conversaciones, otorgando al título un extraño sentido del humor que poco podías esperar al principio. Añade a esto una cantidad de guiños y referencias a todo lo habido y por haber y acabarás teniendo un juego cuya historia es bastante plana pero que resulta muy divertida de experimentar.

Uno de los cuatro millones de guiños del juego

The Incredible Adventures of Van Helsing en teoría tiene un pilar importante en el online, pero la propia experiencia me ha dejado claro que es mejor jugarlo solo. Todo acaba siendo extremadamente caótico y no hay una verdadera cooperación entre los personajes. Además, no es un online que funcione maravillosamente aunque ha sido muy depurado desde su lanzamiento. El problema está en que es muy posible que tu personaje de modo hardcore muera porque la conexión ha pegado un petardazo. Y sí, el modo hardcore sirve para todos los modos, mueras donde mueras tu personaje perecerá y tendrás que empezar desde cero.

La realidad es que el online es un añadido, pero no un pilar

Aunque me ha encantado soy plenamente consciente de sus fallos. Primero, no seré yo quien rebata que es un juego tremendamente repetitivo. Por mucho que me haya gustado, el hecho de enfrentarte con las mismas criaturas cientos de veces sin ningún ápice de originalidad es como para respetar las críticas que ha recibido. Digamos que lo que haces en el minuto diez de juego es lo que estarás haciendo dentro de dos horas. Luego está el hecho de que el inventario es mejorable, y que se pasa demasiado tiempo en él ajustando el equipo tanto para ti como para Katarina.

Su dificultad también ha sido sometida a juicio. Más allá del modo hardcore que es el verdadero reto la cosa ha sido tachada de un tanto desequilibrada. No lo es tanto, y lo único que pasa es que por repetir las mismas batallas y enfocarlas de la misma manera se acaban cogiendo malos vicios que a veces cuestan la vida, pero la dificultad está bastante equilibrada por lo que yo me he encontrado. Todas mis muertes fueron fallos míos, en su mayoría estúpidos, y no me encontré con rivales imposibles ni zonas donde era necesario adquirir experiencia para poder continuar el juego. Es más, el juego tiene una opción para deshabilitar que los enemigos se regeneren en cada carga e igualmente se acaba alcanzando el nivel máximo si nos dedicamos a completar el juego.

Escenarios extragrandes

Considerado uno de los mejores "clones de Diablo", The Incredible Adventures of Van Helsing simplemente me ha encantado. Tendré que seguir explorando el género, pero he de admitir que cada vez que veo capturas de juegos con esas esferas de vida/mana con miles de accesos directos alrededor me dan ganas de bostezar.

4 comentarios :

  1. Tiene pinta de ser el típico action-rpg al estilo Diablo al que quizá acabe hincándole el diente.

    Y si dices tu que tanto la acción como la IA enemiga son cojonudas, habrá que darle una oportunidad sin dudarlo.

    Buena reseña. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la IA cojonuda es la de Katarina, tu compañera bot XD. Los enemigos no tienen gran cosa, simplemente van hacia ti a acabar con tu vida, nada remarcable (no petardea pero tampoco es una maravilla xD).

      Si te gusta el género merece la pena, de verdad. Hay partes muy espectaculares con hechizos muy potentes y matanzas muy satisfactorias.

      Eliminar
  2. Lo poco que jugué me encantó, es de los que recuperaré. Pero ¿Porqué no has jugado a los Diablo? Son tan divertidos o más que este.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque cuando salió yo era un pequeño ser que pululaba por consolas y no se veía atraído por los RPG. Ahora ya es un poco tarde como para considerarlo entre mis prioridades. Lo vi en casa de un amigo y me dejó un poco igual, pero supongo que me gustaría.

      Eliminar