jueves, 19 de septiembre de 2013

Las Cartas del BloJ: Silent Hill

Querido Silent Hill.

¿Recuerdas cuando recorría tus calles atiborradas de gente y el parte meteorológico siempre era de neblina y óxido? Sí, óxido, porque hay que ver lo guarra que estaba la ciudad, pero con todo y con eso eras un bonito lugar turístico, con su lago, su hospital, sus hoteles, sus fetos andando por las calles, su centro comercial... Hay tantas razones para visitar tus entresijos que necesitaría una eternidad. Eso sí, arreglad las emisoras de radio, o la antena o lo que demonios sea, porque cada vez que intento ponerme la Cope para oír Tiempo de Juego no hago más que recibir ruido.

¿Es que siempre estáis en fiestas o algo así? He visto un tiovivo que no se apaga ni a la de tres. Seguro que sacáis la electricidad del dinero del contribuyente. También está el tema de las calles cortadas. Por cierto, de donde vengo no lo hacemos así, aquí ponemos unas vallas y tal cuando va a empezar la feria. Vosotros sois un poco más bruscos y literalmente cortáis las calles. Bueno, se os perdona porque vuestra ciudad está como muy organizada y siempre llevo un mapa para ir a mi destino. Mapa que, por otra parte, acabo siempre engorrinando. Otra cosa no, pero vuestros rotuladores rojos funcionan de maravilla.

No quiero que se me malinterprete, pero vuestra gente es bastante extraña. He pensado en llevar a mi hijo a la Midwich Elementary School, pero he visto por ahí a los alumnos que están ahora mismo allí y me da la sensación de que no se van a portar muy bien con mi chiquillo. De hecho no se portaron muy bien conmigo cuando visité vuestras instalaciones. Ahora que lo pienso, vuestro material escolar deja mucho que desear. El piano de la sala de música está hecho una porquería y no le suenan la mitad de las teclas, y tuve fácil acceso a compuestos químicos peligrosos que podrían poner en peligro la vida de mi zagal.

También está el tema de vuestro alcalde, o bueno, el que creo que es vuestro alcalde, porque yo lo veo en todos los eventos. Se trata de un señor con una especie de pirámide en la cabeza y un cuchillo de carnicero más grande que todo el pueblo que no consigue ni levantar. "Señor, ¿le ayudo a llevar el cuchillo?". No me respondió. Además, le he pillado más de una vez "intimando" con habitantes del pueblo. Deben ser concejalas. La verdad es que no dista tanto de lo que viene siendo el estándar masculino de mi generación.

Me encuentro cada dos por tres con señoras de avanzada edad que no hacen más que hablarme de tonterías que no entiendo. Vigilad vuestras residencias de mayores y vuestros psiquiátricos porque se os están escapando día sí y día también. Me hablan de sellos y de rituales y de cosas raras. Yo me limito a seguir andando como cuando se me acercan los mormones.

Atentamente.
Un turista que no encontró la oficina de turismo llamado NeoJin.

7 comentarios :

  1. Silent Hill D'Or ciudad de miltankciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en plenas negociaciones con Merche para que me haga una canción

      Eliminar
  2. Si el alcalde lleva un cuchillo entonces ¡Silent Hill es Albacete! No es niebla, es el azúcar glass de los Miguelitos que satura la atmósfera.

    ResponderEliminar