jueves, 30 de mayo de 2013

El 6

video

En la vida en general y en este caso concreto en el mundo de los videojuegos, el 6 como puntuación representa algo que no acabo de ver como positivo. Si a todos nos preguntan qué nota queremos sacar en un examen optamos antes por un 6 que por un 5, pero si nos paramos a pensar, la connotación de esas dos notas es muy distinta. El 6 es sinónimo de "he hecho bien el examen, creo que he aprobado" mientras que el 5 es el "no me puedo creer que haya aprobado". Cuando vas a consultar las notas de tu examen y te encuentras ese 5 milagroso tu felicidad es muy superior al posible 6 que te esperas porque el examen te ha salido bien. Esto es extensible a todo lo habido y por haber. En mi caso, puntuar con un 5 una película significa una de dos, o que está bien hecha pero a mí no me ha gustado demasiado, o en la mayoría de los casos que es una película bien mala pero que me lo he pasado con ella considerablemente bien. En cambio el 6 es más de lo mismo, es un poco la indiferencia, el "bueno, no he tirado mi tiempo a la basura".

Para los videojuegos la cosa funciona igual, solo que es especialmente más doloroso eso de "bueno, no he tirado mi tiempo a la basura". Los juegos son bastante más largos que una película, y por ello invertir unas 20 horas en un juego que luego te va a acabar siendo indiferente es mucho más negativo de lo que cabría esperar. Estoy convencido de que es más probable de que os acordéis de esos juegos patateros más cercanos a un 5 que de los que están entre el 6 y el 7. Los juegos entre el 5 y el 6 son esos alumnos que aprueban casi por comportamiento, que son entrañables y que tienen un encanto especial. El niño gordito y rollizo que se come su bocadillo si consigue que los matones de turno no se lo roben. El 6 es ese otro niño del montón que dentro de unos años cuando hayas tenido mil alumnos ni recordarás.

Así que os invito a que veáis esos juegos que rozan el suspenso con una mejor actitud incluso que esos otros que navegan por la suma indiferencia. Si tenéis pensado desarrollar videojuegos, hacer películas o crear cualquier cosa susceptible de apreciación intentad ser originales, que más vale recibir un montón de críticas reguleras y unas cuantas maravillosas a recibir una trillonada de críticas con tópicos del montón. Vamos, digo yo.

7 comentarios :

  1. Creo que si el baremo lo pones tú, deberías puntuar entonces con un 6 a esos juegos "de 5", originales pero reguleros y con un 5 a los que son más de lo mismo aunque no sean malos. Al fin y al cabo no tienes por qué dar explicaciones, y si valoras más la originalidad o la sensación de aprovechar el tiempo que otras cosas más técnicas (cosa con la que estoy de acuerdo), puntúa mejor a un juego regulero original que a uno pasable y del montón.

    Sí que me he fijado que tú eres muy de poner 6 a todo, debe ser la nota que más se repite en los análisis de cualquier cosa, o al menos la más cercana a la media.


    Al margen de todo, llevaría como cinco años sin escuchar The Number of the Beast, y cuando la he puesto la he reconocido en el monólogo del principio. Qué tiempos =__)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha borrado el comentario -_-.

      Venía a decir que llevas razón, pero entonces una idea buena o algo que me llame la atención por original casi aseguraría un 6, y hay muchos juegos patateros que tienen algo llamativo que no merecen llegar ahí. En cambio el 5 pertenece a esos juegos, y además a aquellos que son decentes simplemente pero que están mal planteados en general.

      También decía que sí, que mi nota media en casi todo es un 6, pero que lo prefiero a la nota media que dan en webs especializadas de cualquier cosa donde el 7.5/8 suele ser la nota que siempre ves. Así cuando le casco un 8 a un juego se nota bastante que me ha gustado ^^

      Y finalizaba con un comentario simpático tal que:
      (Todo el artículo era una excusa para poner The Number of the Beast, no te voy a engañar)

      Eliminar
  2. La verdad es que me quedaba bien ese chalequito. No sé por qué ya no me lo pongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si tu querías salir con la bata de castores, qué estás diciendo ahora

      Eliminar
    2. Es que entre el chaleco y la bata de castores es difícil decantarse.

      Eliminar
  3. Pues a mí un 6 en un examen me parece una nota de mierda. Igual que un 5, vaya.

    ResponderEliminar