jueves, 21 de febrero de 2013

Curiosidades Videojueguiles: Space Invaders y la oferta monetaria

Cuando estudié la política monetaria en mis tiempos mozos me enseñaron que la oferta monetaria (para que lo entendáis rápido y a lo loco el dinero que se emite) venía determinada por una serie de variables, algunas de ellos exógenas y otros endógenas. Bajadas del tipo de redescuento o compra de la deuda pública eran algunas de las opciones que se me presentaron para aumentar esta oferta monetaria. Lo que nadie me enseñó es que había otra posibilidad para ello: el Space Invaders.


Suelo hacer alguna breve introducción sobre los juegos, pero hacer una explicando qué es Space Invaders creo que sería insultar a vuestra inteligencia. El juego de Taito vio la luz en los arcades en 1978, diseñado por Toshihiro Nishikado, y tuvo un éxito sin precedentes que le llevó a ser un fenómeno pocas veces visto. A Space Invaders le debemos uno de los repuntes más bestiales de la industria de los videojuegos, y saldrá en cualquier documental u obra que repase el mundo de los videojuegos.

Pero lo que nos da una idea más llamativa de su éxito fue un hecho que, al menos que yo sepa, no se ha vuelto a dar en la historia. En Japón se llegaron a agotar las monedas de 100 yenes, precio de la partida en la recreativa, debido a la cantidad de gente que lo estaba jugando en un determinado momento. Estudios señalan ese momento como un año después de la aparición del juego. La primera medida que se tomó, fue reducir el coste de la partida. Si esto pasa en España y casi en cualquier otro país, no hace falta decir que en vez de abaratar el precio para que la gente siga metiendo monedas lo subimos, y yo tomo esa decisión el primero. El propio sentido común y las leyes de oferta y demanda invitan a hacerlo. Sin embargo, esa medida fue puntual, y lo que de verdad llama la atención es que finalmente el gobierno decidió incrementar el número de monedas en circulación para que la gente pudiera seguir jugando a Space Invaders.

Keynes luchando contra los neoclásicos

Así que, si alguna vez escribo un libro sobre macroeconomía, añadiré entre los factores que determinan la oferta monetaria al Space Invaders. Avisados quedáis.

10 comentarios :

  1. Qué.
    Me estás.
    Comentando.

    Me parece casi ciencia ficción que se llegaran a agotar las monedas de 100¥ por las recreativas. ¿Hay datos de la recaudación de las máquinas? Porque eso sí que debió de ser para quedarse helado.

    Sobre Space Invaders, muy bien y muy bonito, pero el bueno bueno de verdad es Galaga. O mi favorito al menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si te valdrá de respuesta, pero la wikipedia pone esto:
      Following its release, the game caused a temporary shortage of 100-yen coins in Japan and grossed US$2 billion worldwide by 1982.

      Eliminar
  2. Mi madre habría acabado pronto con ese problema prohibiendo jugar a todos los japoneses u_u

    ResponderEliminar
  3. Clases de economía chachi por NeoJin ya!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a convertir el bloJ en uno de economía y empresarialidad desde el enfoque de Gran Hermano (¿?¿?¿?¿?¿?)

      Eliminar
    2. Por dios, no xD
      Odio la economía y sólo me faltaba eso para no pisar tu bloj jamás xD

      Eliminar
    3. Soy un genio incomprendido Y_Y

      Eliminar
  4. Sabía ya de ésta curiosidad, la verdad es que es muy surrealista. Éstas cosas sólo pueden pasar en japón, como lo de la ley Dragon Quest... Aquí si veo un anuncio de Halo en la estación de bus ya me quedo alucinando xD.

    ResponderEliminar