jueves, 20 de diciembre de 2012

La Voz. Gala 13

Temblad, España es heavy. Se acabó el perreo y el Gandiashoreo, a partir de ahora Manowar será lo único que suene en las discotecas del país. Se empezarán a hacer sacrificios de vírgenes (si es que todavía hay de eso) a determinadas horas del día y todos beberemos en cuernos incontable número de cervezas. Pero tranquilos, porque no oleremos mal, ya que eso quedó desmentido en la anterior gala. El triunfo de Rafa en La Voz ha marcado un antes y un después, nunca más volveréis a ver a Jesús Vázquez con los mismos ojos tras su despliegue de cuernos heavys, ni os volveréis a reír de David Bisbal que le dio semejante porcentaje a Rafa en lugar de a Paco la semana pasada. La Voz ha terminado, y no sé qué será de mi vida a partir de ahora.

Bisbal, AKA Shagrath

Pero vamos por partes. La gala estuvo bien, pero fue un pifostio de canciones y de idas y venidas que me confundió más que otra cosa. Si echáis de menos partes de la gala es porque como digo no me enteré con tanto jaleo. Además de las actuaciones con estrellas de carácter internacional, los concursantes, si no me equivoco, cantaron tres canciones. Una con su asesor, otra con su coach y otra en solitario, que se supone era la que más valía de cara a la votación.

Van der Vaart es igual que Pablo Alborán

Pau estaba condenado desde hace ya. Era raro que hubiera llegado y ya en los propios discursos de Malú a favor de su cantante se notaba un poco de incredulidad en las palabras. Poca fe, pero es que para Pau ya había llegado la hora. Eligió My Way para cantar en solitario, y tuvo que cantar con Malú dos veces porque Tiziano Ferro parece que ha tenido un accidente y se ha jodido una pierna o algo así. Ambas canciones con Malú fueron muy aburridas. Muy sentidas y todo lo que queráis, pero muy aburridas. Ya lo dice mi madre: "estas canciones tan lentas me aburren". Lo que no fue aburrido fue ver a Pau cantar una parte casi rapeando de la canción Everything You Didn't Do leyéndolo de una chuleta que tenía en la mano. La cámara no le enfocó durante ese momento, pero con chuleta o sin ella fue lo suficiente amoroso-bizarro como que fuera... ¿entrañable? Malú por su parte ganó unos cuantos puntos en la carrera por mi amor, probablemente todos los que había ido perdiendo las semanas anteriores donde descendí mi simpatía hacia ella. Ha conseguido al final caerme bien, lo cual es un logro. Malú es la auténtica ganadora de este programa amigos.  Se acerca mi mensaje privado de amor como el que le mandé a Jesús Vázquez sin respuesta. Ah, mirad lo que os traigo. Soy poderoso. Besadme.


Maika fue la tercera finalista. Todos daban por hecho que podía ganar, pero su efecto se disipó. No ayudó en absoluto la canción que eligió, With or Without You, que no le salió mal pero que tuvo un nivel bastante inferior a las de las semanas pasadas. Lo hizo mucho mejor en la canción que cantó con Nek e incluso en la canción que cantó con Melendi, si es que una canción suya te puede favorecer en algún momento de esta vida. Maika estuvo toda la noche demasiado pasota, demasiado consciente de que no iba a ganar. No me acaba de caer bien la criatura, no sé porqué. Por cierto, mucha peluquería y tal pero creo que le han jodido el pelo con tanto intento de apaño, estaba mucho mejor antes.

Maika enamorada se hace la difícil

Relacionado con lo anterior, Jorge se despedía del programa antes de que se emitiera el veredicto como consciente de que no iba a pasar a la final finalísima. Quedó fatal porque luego resultó que sí pasaba. Diría que tuvo un mal perder haciendo eso si no fuera porque luego le vi perder realmente contra Rafa y se lo tomó muy bien. Jorge no me gusta nada, y representa la España calorrita, muy respetable, pero de la que cada vez estoy más cansado. De todas formas creo que no hubiera sido muy bueno para el programa que lo gane un ex triunfito que fue rechazado a las primeras de cambio. Las canciones que cantó, pues ni las recuerdo, pero de su estilo, ya sabéis todos cual es... En cuanto a Rosario, ha acabado siendo como una parodia de sí misma, al menos en su relación con los concursantes. Todo el rato repitiéndose haciendo las mismas gracias... no sé, no sé. Eso no quita para que cuando se suba al escenario a cantar lo haga emanando bastante arte, que lo llaman.

Molaría mucho que a Rosario la vistieran entera algún día

Y por último, Rafa, el campeón que la gente medio esperaba pero que a la misma vez no acababa de casar. ¿Un heavy ganando La Voz? Que si esto fuera Suecia o Noruega pues podría ser, pero... ¿España? Y además eligiendo canciones de su estilo. Bueno, no era heavy como tal, que si nos ponemos a repasar no ha cantado ni una canción de heavy metal en todo el programa, así que mucho metal, sí, pero muy relajado. Su última elección, The Show Must Go On, dejó patente que su inglés es totalmente inventado. Por lo menos la hizo suya y no intentó ser una especie de Freddie Mercury. Más le vale.

Pero lo mejor estaba por llegar. Cantó con Luis Fonsi, se defendió como pudo, y también cantó con Bisbal en el momentazo de la noche. Hijo de la Luna "arreglada para Rafa" decía Jesús Vázquez. Oiga, pues no, porque era el Hijo de la Luna de Stravaganzza. En cualquier caso, creo que ha sido la única actuación que he visto de todos los Operación Triunfo y La Voz y todos los talent show que sonó fenomenalmente bien en todos los aspectos, las dos voces y la música fueron impresionantes. Mis felicitaciones, que pocas veces las doy en estos programas. El origen de todo esto debe estar claro, Rafa mostrándole la canción a Bisbal y el otro encantado de cantarla de esa manera. Es más, con lo heavy que estaba Bisbal anoche estamos cada vez más cerca de ver un disco de Brutal Death del exitoso cantante. Si sobrevivís a la odiosa publicidad (dos anuncios) de Telecinco.es podéis ver la actuación (en pésima calidad, por supuesto). Merece la pena por empaparse de los gestos de Bisbal, perdón, Shagrath.

Y así terminó la gala, que se hizo un poco larga por ver únicamente a los cuatro concursantes cantar durante unas cuatro horas. Llegará una segunda edición, seguro que con mucho menos éxito. Mientras tanto seguiremos intentando recomponernos de escuchar a Jesús Vázquez y David Bisbal decir la palabra "metal" muchas veces, que no deja de ser chocante. Por mi parte, después de tantas galas, lo tengo todo muy claro. Deberían crear un programa con cantantes famosos cantando cosas que no le peguen un carajo. Melendi cantando Whitney Houston, Bisbal cantando metal, Rosario cantando Led Zeppelin y Malú cantando... ¿qué puede cantar Malú? La veo cantando todo y no desentonar demasiado.

Ah, id olvidándoos ya de todos estos que no vais a volver a oír hablar de ellos. Se supone que Rafa ahora tiene un contrato discográfico. Miedo me da el disco que vaya a sacar, o mejor dicho, el que le hagan sacar. Os dejo con esta maravilla navideña:

3 comentarios :

  1. Virgen y virgen. Que alguien me deje pegarle a Meriendi y a Malú.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, no entiendo por qué cuando cantan el villancico no siguen con el siguiente que toca en tu Belén.

    ResponderEliminar