jueves, 6 de septiembre de 2012

La tristeza de Cristiano Ronaldo

Es probable que sea la única persona que defienda a Cristiano Ronaldo estos días. Tampoco es que esté al 100% con él ni mucho menos, ya que como también se dice podría haber hecho todo esto de otra manera, pero no alcanzo a entender la cantidad de palos que se le están dando a un jugador cuya profesionalidad va más allá de lo que se podía esperar. No se me ocurre mejor manera de hablar sobre la situación que haciendo una reflexión sobre cada uno de los comentarios que se vierten sobre él estos días, la inmensa mayoría bastante negativos.


"Cristiano Ronaldo quiere un aumento de ficha". No veo dónde está el problema. Que me digan a mí quién no quiere un aumento de ficha en su trabajo. De todas formas, el propio jugador tan sólo se ha pronunciado desde su exilio con la selección para dejar claro que no es una cuestión económica. Se asocia a que es un pesetero, pero teniendo en cuenta que no ha pedido renovación de contrato desde que llegó y que su rendimiento ha estado a un nivel óptimo, una mejora de ficha no sería nada del otro mundo. A ver si cuando vosotros queréis un aumento de salario os paráis a pensar en lo difícil que está la economía también. Para colmo, una gran mayoría de jugadores han ido renovando uno tras otro después de haberse quejado de su situación, y muchas de esas renovaciones se han hecho incluso inmerecidamente.

"Cristiano Ronaldo tiene envidia de Messi". Más que de Messi parece que los tiros van por el trato que le da el Barcelona a Messi en comparación con el trato que tiene Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Con este punto puedo comulgar bastante más que con el resto, pero en el caso de que así fuera no deja de ser una obsesión suya y de un carácter profesional en todo momento motivo de su tremenda ambición. Se dice que Cristiano acabó de explotar cuando en la gala del mejor jugador europeo tanto Iniesta como Messi fueron respaldados por varios directivos del Barcelona, mientras que Cristiano Ronaldo contó únicamente con la ayuda de Emilio Butragueño.


"Cristiano Ronaldo es un egoísta por haber soltado la bomba que soltó en su propia casa". Pues puede que lo sea, pero aunque podamos decir y coincidir todos en que no era la mejor forma por lo menos no jugó a la ambigüedad con la que juegan el 90% de futbolistas, los cuales hacen este tipo de declaraciones por medio de un representante o de un familiar que actúa como un portavoz de manera que la noticia se deslice y se instale en forma de mina de profundidad en el seno del club.

"Cristiano Ronaldo no tiene motivos para estar triste". Éste es sin duda el que más me fascina. La gente ha instalado en sus cerebros de forma multitudinaria que Cristiano Ronaldo no puede estar triste. Para colmo, el razonamiento que se da como principal es que cobra un pastón, y por ello no puede estar triste. El pensamiento casi unilateral viene a ser el siguiente: "Si Cristiano está triste, ¿cómo tendría que estar yo que estoy en el paro?". Esa gran demagogia se cae por su propio pie. Puestos a ser demagogos que se pregunte cualquier niño muerto de hambre en África cómo puedes estar tú triste teniendo lo que tienes. A Cristiano se le ha denegado el derecho a estar triste, simplemente porque cae mal, y más todavía cuando parece que el motivo no es únicamente profesional. Me llama mucho la atención que la gente haya olvidado esa máxima de "el dinero no da la felicidad" en un momento en el que el capitalismo y el sistema en general está en sus peores momentos. Otra extensión de este argumento va por el camino de que no ha conocido la tristeza y es un niñato que lo ha tenido todo fácil. Desconozco por completo lo feliz que ha sido o ha dejado de ser en su vida, al igual que el resto del mundo la desconoce como para opinar tan fríamente como lo hace.


Todas estas cosas no quitan para que Cristiano tenga que dar ciertas explicaciones. No tiene mucho sentido, por muy enorme que sea su problema, que haya dicho que quiere irse del Real Madrid. No consigo visualizar un motivo personal que le exija tener que dejar el Real Madrid. Por otra parte, se está saliendo todo del molde, ya que Cristiano únicamente dijo que estaba triste. La culpa la tiene él, que hizo las declaraciones sabedor del parón que hay y de la especulación que generaría, pero tampoco creo que sea tan difícil creer que simplemente está triste, que al fin y al cabo yo de mendigar amor sé bastante. Lo que sí que tengo claro es que si de verdad quería amor a todos los niveles no era la mejor manera de hacerlo (aunque yo soy de los que creen que en su estadio será recibido con bastante más amor que pitos), y si lo que quiere es salir del club yo le pienso despedir con todo el respeto y admiración que merece por todo lo que ha dejado.


En resumen, que lo que ha hecho no está ni bien ni mal. El cómo lo ha hecho sí que está peor, pero me parece más lamentable todos los que le criticáis sin tener en cuenta que es una persona como otra cualquiera. Eso es más barriobajero que todas las mechas rubias que pudiera tener el astro luso durante toda su vida.

2 comentarios :

  1. ¡Aaay, que ha hecho una entrada en pro de Cristiano Ronaldo! jajajajajaja. Que el Rizi está dolido porque se meten con él. Ehtitiriti Crihtiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy de hacer las cosas siempre en pro, no en fifa

      Eliminar