jueves, 26 de enero de 2012

FC Barcelona - Real Madrid. Vuelta Copa del Rey 2011/2012

El Real Madrid tiene un serio problema, y más grave aún es que no se da cuenta de que está asumiendo un papel secundario en el noble arte del fútbol. En el otro lado, al Barcelona le pasa justamente lo contrario. Ayer noche, el Real Madrid perdió mucho más de lo que la gente se ha parado a ver, y el Barcelona ganó mucho más de lo que nadie puede llegar a entender.

Después del chiste de Mourinho en el partido de ida, la verdad es que no tenía nada que perder. El equipo estaba cantado, al menos en su forma de intentarlo, y era donde verdaderamente podía haberse complicado la vida el entrenador portugués. No fue así, y con la alineación que sacó podrían haberle caído otros cinco que el madridismo hubiera salido (relativamente) orgulloso de allí. Por otro lado, si Mou ganaba, cosa por la que casi nadie apostaba salvo dos individuos que votaron en mi encuesta (8-2 a favor del Barcelona), Mou saldría como el Dios del nuevo mundo. Realmente Mou se enfrentaba a su clásico menos tenso, donde no se jugaba nada como entrenador.

Mou estaba más preocupado por cómo salir corriendo si ganaban que por la Copa del Rey

Pero el Real Madrid atropelló a Mou, todo el mundo se olvidó de quién estaba en el banquillo y presenció la furia vikinga, esa que solo encuentras en las leyendas y en las viejas noches europeas en el Bernabéu. Raza, pasión y madridismo capaz de cualquier cosa, de perder 2-0 al descanso y acabar con 2-2 y con el poderoso Barcelona pidiendo la hora. No hubieron estrellas, no hubieron Zidanes ni Pavones, tan solo esencia pura del Real Madrid, como un animal herido sacudiéndose y defendiendo su territorio. Lo dieron por muerto, se esperaba una humillación y el Madrid consiguió, de alguna manera, ganar perdiendo y morir matando. Es tontería ponerse a hablar de tácticas en un partido así, donde verdaderamente mandó el alma y no la pizarra.

Ser madridista con partidos así es bien fácil, y sentirse orgulloso de ser madridista es lógico en un día como hoy. Son sin duda esos los valores que pide el madridismo, más allá de la alineación que quiera sacar Mou. Esos 11 Juanitos que se pedían, que a día de hoy son más 11 Ronceros que salieron a dar lo que se les había pedido. Hubieron jugadores que no estuvieron bien, pero todos remaron en una única dirección.

El guía espiritual del Madridismo

Ser culé con temporadas así es bien fácil. Lo ganan todo, porque lo merecen, porque han cambiado el fútbol. Bueno, no lo han inventado ni mucho menos, pero marcaron el nuevo ciclo del fútbol mundial, la nueva tendencia. Esos locos bajitos. De la época en que el físico se valoraba mucho, donde jugadores africanos sobresalían por aquí y por allá y donde el volante tapón era la posición más valorada, hemos pasado a apreciar la calidad, el toque y a ver posesiones inhumanas de balón. El Barcelona es el máximo exponente de ello, hasta el punto de desvirtuar el planeta fútbol. No es por tanto difícil pensar que todo aquel que se incorpore a esto del fútbol ahora, o que directamente tenga que escoger  entre Madrid y Barcelona por imposiciones sociales (como de pepsi o coca cola, hay que elegir), se decantarán por el lado culé.

Esto no es coña

Pero ayer se impuso la raza al fútbol. La casta, la raza o cualquier otro adjetivo que suene a sentir los colores. Todas esas cosas que no se pueden definir, como el humor inglés. Es cierto que el Barcelona no hizo ni mucho menos su mejor partido, pero se vio por primera vez superado de verdad por un Madrid enrabietado y herido en su orgullo. Nada de Supercopas que forman más parte de pretemporada que otra cosa. Aquí no existía excusa posible, estaban todos los que tenían que estar y fue un enfrentamiento de tú a tú, como tanto demanda el madridista de turno.

Ya entrando en lo que es el partido, el Madrid tuvo la desgracia de encontrarse con el peor de los Xabi Alonso. No solo no tomó el mando del Madrid en ningún momento, también propicio numerosas pérdidas de balón. Granero, que entró en sustitución de Lass no es jugador para el Real Madrid. Es un buen centrocampista, y tiene gran calidad, pero hay demasiados mejores que él en esa posición. Mou debió leer mi bloJ el otro día (no me cabe duda, y seguro que se sonrió con el Raúl minero) y, haciéndome caso no solo sacó a un nexo entre defensa y ataque, sacó a dos, a Kaká (mas caído en banda) y a Özil, ese alemán que pedía el otro día como agua de mayo y que fue el mejor de la noche. Arriba apareció Higuaín, que siempre he dicho que es más 9 que Benzema pero que le falta más puntería, y ayer se demostró nuevamente.

Visión camaleónica, 360º

El Barcelona tuvo que hacer frente a la lesión de Iniesta, que cambió el partido sin duda. Aunque bendita lesión, porque fue Pedro (tras fallo de Arbeloa minino) quien abrió el resultado. Normalmente veo al Barcelona bastante desorganizado, aunque es un desorden voluntario. Jugadores que van y vienen, rondos en cualquier parte del campo y demás automatismos que el Barcelona ha incluido en su juego de manera que cualquier jugador es capaz de aparecerte en cualquier lado y el equipo no acaba descompensado. Pero ayer vi al Barcelona verdaderamente desorganizado, desconcertado y perdido en su propio juego. Otra vez me pareció que a Guardiola le falta una pizca de improvisación para adaptarse a un partido que se le pone cuesta arriba. El Barcelona lleva perfeccionando tanto tiempo su forma de jugar que cuando parece que necesita cambiarla tiene serios problemas.

Con esto se llegó al 2-2, y una de dos, o el público del Nou Camp es tremendamente respetuoso y decidió dar más minutos al minuto de silencio previo al partido, o es que estaban verdaderamente asustados. No es para menos cuando ves que el Madrid está cerca de darte un golpe psicológico tremendo (que igualmente lo dio, pero pudo ser peor). Cuando el público se dio la autobofetada para despertar y animar al equipo ya era un poco tarde, y los 11 que iban de blanco estaban oyendo más el escudo madridista que los insultos de “Pepe asesino” (no hubieron cochinillos, lo siento). Eran cánticos de apoyo al Barcelona, pero son fiel reflejo de cómo acabaron el partido los jugadores, con caras de sentirse superados y de haberlo pasado realmente mal al final del encuentro. Una especie de risa nerviosa que deja ver que la cosa no fue tan fácil como se vendía.

Resumen visual del estado anímico del FC Barcelona en el minuto 85

Todo lo escrito contrasta un poco con el primer párrafo. Claro que hay que estar orgulloso del Real Madrid, pero caer en la felicidad por el partido de ayer es estar equivocado. El Real Madrid fue eliminado de la Copa del Rey, y alegrarse por el buen juego desplegado, suena a cuando Manolo Lama al día siguiente dice en las noticias “oye, hay que felicitar al Alcorcón por la Copa del Rey que han hecho”. Asumir una eliminación como si se tratará de haber ganado una Champions es de ser equipo mediocre y reconocerse secundario.

El Barcelona en cambio, acabó con un sabor agridulce. Malacostumbrado a perpetuos y merecidos baños ayer salió del Nou Camp con la mosca detrás de la oreja, más después de ir 2-0 en la primera mitad. Las caras de los jugadores, para un gran sector de los aficionados, reflejaban miedo al final del partido, mucha tensión acumulada y una sensación global de descontento. Este extraño contraste es señal inequívoca de que el Barcelona ha pasado página desde hace tiempo, y ahora perder o empatar con el Madrid es un mal resultado, mientras que el Madrid lo celebra. El Barcelona desvirtuó todo y nadie se ha dado cuenta.

Los beneficiados:
  • Özil: Si termina siendo más un Zidane que un Guti, tiene un balón de oro en esas botas.
  • El Villarato: Qué demonios, alimentemos la locura popular.
  • El Barcelona: Sacó la eliminatoria aunque exista la sensación de que más que ganarla ellos la perdió el Madrid. Con el Valencia, equipo que dije que iba a ganar la Copa del Rey desde el primer momento, habrá que verlo.
Los perjudicados:
  • Higuaín: El mismo partido, con Benzema, podría haber sido diferente.
  • El Barcelonismo: Hacía tiempo que no se le veía tan intranquilo en un partido.
  • NeoJin: ¿A quién crees que le interesa el fútbol?

Casillas a Teixeira: "Vete de fiesta con ellos"

6 comentarios :

  1. Anoche vi el partido y, aunque no miraba mucho a la pantalla porque tenía un bocatalomo delante de mí, he de decir que...que no entiendo una mierda de fubbol xDDDDD. Y lo he intentado, eh? pero debo ser muy mujer o algo... xD.

    Y también tengo que decir que no te metas con Xabi Alonso! : D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que jugo muy mal hombre!

      Intentalo mas, eso es que no has encontrado tu equipo. Quiza tengas que bucear en la segunda division holandesa :D

      Eliminar
  2. ¡Y yo que no te metas con los ojos de Özil! ¡Hombre ya! ¿No te acuerdas cuando en La ciudad de las artes y las ciencias nos pusimos las gafas para ver como Özil? Pobrecico, qué mal lo tiene que pasar.

    ResponderEliminar
  3. Aunque ha sido contraproducente porque no te ha firmado ni Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la gente firma precisamente para ver qué les sale en el captcha y poder actualizar así sus blogs con ellos.
      Özil se escribe así porque la dieresis actua de ojos

      Eliminar